Cinco proyectos de conservación compiten por el premio del aviturismo

977 views

***Honduras es un país rico en recursos naturales, con 5.1 millones de hectáreas de áreas protegidas que representan el 48 por ciento  del total del territorio; de esa cantidad, 3.1 millones de hectáreas son bosques y 2 millones de hectáreas son marinos. 

Tegucigalpa, Honduras.

 La competencia de aviturismo Honduras Birding for Conservation Tour 2016, que comenzó la semana pasada con 50 turistas y cinco expertos  internacionales, premiará con 20,000 dólares un proyecto de conservación, de cinco seleccionados.

Se trata del proyecto Las Orquídeas, ubicado en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Sierra de Agalta; el Parque Nacional de Aves en Copán Ruinas, Fuente de Vida en Santa Bárbara,  E-pájaro de El Zamorano y Águila Arpía en la Biosfera del Rio Plátano.

El premio lo ganará el grupo que aviste más aves durante la actividad, y serán sus miembros los que junto a un equipo de jueces elijan el proyecto ganador.

El Honduras Birding for Conservation Tour 2016 es una competencia que se realiza por primera vez en territorio hondureño y se lleva a cabo bajo el programa Marca País Honduras.

Honduras es un país rico en recursos naturales, con 5.1 millones de hectáreas de áreas protegidas que representan el 48% del total del territorio; de esa cantidad, 3.1 millones de hectáreas son bosques y 2 millones de hectáreas son marinos.

En medio de esa riqueza natural  se pueden enumerar 23 Parques Nacionales y un sinnúmero de áreas protegidas  con una rica diversidad de avifauna que en los últimos tiempos está llamando la atención de  los turistas nacionales e internacionales amantes de la naturaleza.

Si bien el país cuenta con extensas áreas protegidas, algunos de ellos necesitan más investigación, protección y promoción, para lo cual se requieren muchos recursos económicos.

Proyectos en competencia

Los cinco proyectos fueron seleccionados en base a las necesidades de protección y recursos económicos  de la zona donde están ubicados, que son lugares donde están en peligro de extinción algunas especies de avifauna.

El proyecto Las Orquídeas se ubica en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Sierra de Agalta, por el sector de Babilonia; sus promotores buscan ganar el premio para promover la zona como destino turístico para el avistamiento de aves, y además serviría de puerta de entrada para los visitantes y así tener control de la zona.

Otro de los proyectos seleccionados para competir es el del Parque Nacional de Aves Macaw Montain, de Copán Ruinas; bajo el concepto “Guaras en libertad”, sus promotores buscan crear un programa para la crianza y reintroducción de la guacamaya roja en otras áreas del país, como Pico Bonito en La Ceiba; Guanaja, Islas de la Bahía, y Puerto Cortés.

Desde 2002 el Parque Nacional de Aves, que es de carácter privado, se ha dedicado al rescate y procreación de la guara roja, ave símbolo nacional, ubicando hasta la fecha más de 50 en el Parque Arqueológico de Copán, donde los visitantes nacionales y extranjeros pueden disfrutar  de su encanto y belleza.

Actualmente Macaw Montain es un refugio de aves que han estado en cautiverio o que han sido decomisadas o incautadas; además rescata pájaros de familias que ya no quieren conservarlos.

El proyecto Fuente de Vida, ubicado en los bosques nublados del Parque Nacional de Santa Bárbara, donde se avista el quetzal y otra variedad de aves, busca evitar el avance de la agricultura hacia el núcleo de la reserva.

El Parque Nacional de Santa Bárbara es una montaña cubierta por una gran vegetación.

El proyecto tiene como objetivo la conservación y protección del entorno natural del parque y mejorar la convivencia en la zona de  amortiguamiento en forma sostenible con las comunidades.

En términos generales se busca desarrollar capacidad de las comunidades locales para crear y gestionar oportunidad de ecoturismo sostenible y ético que genere oportunidades de empleo.

Se estima que en la Montaña de Santa Bárbara se encuentra el segundo pico más elevado de Honduras, donde tiene su hábitat el quetzal.

Un cuarto competidor es el Proyecto Águila Arpía, ubicado en la Reserva del Hombre y Biosfera del Río Plátano, en Dulce Nombre de Culmí,  departamento de Olancho,  hábitat del águila de cresta, el pájaro lapa verde, águila arpía y guacamaya roja, cuatro especies que forman parte de la avifauna de las selvas de La Mosquitia.

Son cuatro especies en  peligro de extinción que están  siendo diezmadas por la pérdida de su hábitat producto de la depredación y cazadores furtivos.

El programa tiene como objetivo establecer protocolos de monitoreo para la conservación de estas especies, en aldeas habitadas por ladinos,  Pech y Tawahka, que se ubican en Olancho.

También busca dar seguimiento a las actividades regulares, llevando control de los viajes que se realizan a la zona núcleo de la reserva, para que sean  acompañados por personal de la Universidad Nacional de Agricultura y de la Asociación Hondureña de Ornitología, a fin de ir creando conciencia conservacionista.

El quinto proyecto  en competencia es de carácter educativo, promovido por  la Escuela Agrícola Panamericana El Zamorano y denominado “E-pájaro”; tiene como objetivo llevar programas a las escuelas e interesar a los niños en la conservación de aves.

Este proyecto de El Zamorano cubre  el Parque Nacional La Tigra,  Celaque, Pico Bonito, Santa Bárbara, la Sierra de Agalta y Cerro Azul Meámbar.

El Zamorano, a través de este proyecto, organizará sesiones de formación para maestros y alumnos de  escuelas primarias en seis  distritos clave, para darles a conocer materiales curriculares disponibles y ayudarles a ser defensores eficaces de conservación de las aves.

El grupo ganador del  premio se dará a conocer y se entregará al final de la actividad, el próximo fin de semana, durante una cena de despedida ofrecida por los patrocinadores del Honduras Birding for Conservation Tour 2016.Hondudiario.

URL Corta: http://bit.ly/2fV90H4

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...