La Estancia, una exquisita y sabrosa  parrillada con sabor uruguayo en Honduras

1760 views

*** La Estancia está situada en San Pedro Sula,  Barrio los Andes 6 calle,  2 avenida noroeste; y en Tegucigalpa, en la Torre Metrópolis  de Bulevar Suyapa.

Tegucigalpa, Honduras.
La Estancia
En La Estancia, brindan una atención de primera calidad y profesional

“La Estancia es un lugar propicio para la familia, donde se puede comer la mejor parrillada uruguaya en Honduras, porque somos calidad y cantidad, es la combinación perfecta para que todos nuestros clientes se vallan satisfechos y se queden con la idea de regresar”, así lo expresa el gerente propietario, Marcelo Luis Gargano, un joven emprendedor que ha encontrado el éxito gracias a su amor por los negocios y correcto uso de los sabios consejos de su padre, don Jorge Gargano.

Marcelo Luis, de origen  uruguayo, pero con un corazón conquistado por Honduras,  considera que “este país es precioso, tiene grandes oportunidades para la gente trabajadora,  es el cielo que nos dio de comer y un pedazo de tierra al que mi padre y mi abuelo aman mucho, él es más hondureño que uruguayo”.

La Estancia
El gerente propietario, Marcelo Luis Gargano

La Estancia es un logro de mí padre, un hombre trabajador y honesto 

Según Jorge Luis, “hoy por hoy, La Estancia goza de la bendición de Dios, gracias a las dones y capacidades que el “Todo Poderoso”, nos ha dado, somos trabajo, calidad y servicio, la familia que mi padre creo trabaja unida, con dedicación y honradez; sus enseñanzas son la clave para que hoy seamos un restaurante que cumpla con las expectativas en Honduras”.

“La Estancia nace hace 28 años en San Pedro Sula, cuando mi padre, (Jorge Gargano), antes tenía un restaurante llamado, El Arriero en Tegucigalpa, pero decidió  separarse de sus  socios con los que habían La Estanciarealizando un excelente trabajo. Este Restaurante es un mérito y logro de mi padre, ya que con mucho esfuerzo y trabajo se fue a San Pedro Sula, una ciudad desconocida para él, pero donde se propuso trabajar y más que eso hacer crecer una empresa que cumpliera con los estándares de atención de mejor calidad. Él nos enseñó el don de servicio y el valor de la honradez”, recordó el gerente.

Don Jorge Gargano, llegó al país  porque aquí residía su padre Jorge Luis Gargano, “pero él se considera un hondureño más, no solo por los años que lleva viviendo aquí, sino porque Honduras es el cielo que nos dio de comer, es aquí donde la familia encontró un espacio adecuado para crecer y desarrollar, pues es La Estanciaun territorio de muchas oportunidades, especialmente para las personas trabajadoras”.

Son 28 años sirviendo con excelencia y profesionalismo 

“Los negocios requieres bastante tiempo y esfuerzo, más cuando son empresas familiares, hay que estar al pendiente de todo, es así como uno se siente satisfecho de ver como nuestro servicio ha sido el que los clientes esperan, nuestra atención es de calidad garantizada, y prueba de ello es que mantenemos una clientela satisfecha gracias a un trabajo familiar La Estanciadesarrollado en equipo”, expresa.

Asimismo agrega que “hay momentos que me toca incluirme en el trabajo,  a veces yo mismo llevo el plato a la mesa, para mí cocinar es una actividad de mucho valor, aquí desde el empleado hasta sus propietarios desarrollamos todo tipo de función y todo  para que La Estancia sea una buena experiencia para  nuestros clientes, la idea es que regresen al lugar donde los recibimos como miembros de la familia”.

“Sin duda alguna que 28 años al frente de una empresa, no La Estanciaes nada sencillo, más cuando se trata de negocios como restaurantes, las exigencias son grandes, porque si se quiere triunfar en este tipo de negocio se tienen que hacer las cosas como son; se necesita vocación y sobre todo capacidad para poder superar los momentos difíciles que atraviesa una empresa”, indicó Gargano.

En ese sentido asegura que “el éxito de La Estancia, se basa en la calidad, cantidad y buen servicio, ya que siempre que esos tres elementos se manejen  correctamente, habrá éxito en cualquier emprendimiento, no solo en negocios como restaurantes, es recomendable que haya un balance entre La Estanciaestos elementos, eran los sabios consejos de mi abuelo”.

En las empresas se debe buscar la excelencia y mantenerse en ella

De igual manera, considera que “luego de lograr el éxito se debe luchar por mantenerse en el. La Estancia es un fiel ejemplo de ello, mi padre siempre dijo que se debe trabajar con honradez, esfuerzo y dedicación, por todo lo que se quiere lograr y alcanzar, pero para eso se debe amar a la familia, ya que todo lo que se hace es por sacar adelante a la familia, para mi papá la familia siempre fue lo más importante”.

La EstanciaSin embargo “es por eso que nosotros nos esmeramos para que La Estancia, sea el lugar perfecto para los clientes, es así que cada persona que llega al restaurante es tratado como si fuera un miembro más de la familia, eso es lo que ofrecemos, productos y atención de calidad es por eso que nos caracterizamos es allí donde hemos logrado destacar”.

“Gracias a Dios, él nos ha dado la oportunidad de crecer en Honduras, hemos llegado a Tegucigalpa y nos han recibido bien, pero pasa algo muy curioso que hay muchas personas que asocian La Estancia con El Arriero, que es el restaurante que tenía mi padre antes, pero ya cuando conocen la historia van entendiendo  y algunos que se alejaron están regresando, La Estancia es un espacio capacitado para atender hondureño y extranjeros”, expresa el joven empresario.

Somos una experiencia exclusiva para los sampedranos y capitalinos 

La EstanciaEn tal sentido cree que La Estancia es un exclusividad para sampedranos y capitalinos, ya que “tenemos las puertas abiertas para nuestros clientes, nosotros somos una familia que no vemos esto como un negocio, sino como una segunda casa, nuestros clientes deben saber que quien entre por esa puerta será tratado como un miembro más de nuestra familia,  con espero y el cariño que merece todo el que nos visita, tenemos 28 años de servicio que nos respaldan con productos de la mejor calidad”.

“La verdadera experiencia que ofrecemos es una parrillada uruguaya, en Honduras no hay muchas, son pocas las que hay,  es muy diferente a la parrillada argentina, (nosotros solo usamos sal y luego al fuego), pero el secreto está en la escogencia de la carne, en la calidad de la misma, debe ser fresca y por ningún motivo puede ser congelada, hay muchos detalles que nos hacen destacar, respecto a otros restaurantes, somos calidad y cantidad”, exteriorizó el gerente de La Estancia.

Igualmente añadió que “en la familia hemos notado que el trabajador en Tegucigalpa es muy profesional, a veces pierde la humanidad a diferencia de San Pedro Sula que la gente es muy cariñosa, con esto no estoy diciendo que la de aquí no es cariñosa, eso es bueno significa que hay un avance, y ese cariño hacia nuestros clientes nunca falta en La Estancia, es por eso que el 100 por ciento de nuestros clientes regresan, sencillamente se les recibe como de verdad lo merecen”.

No queremos más empresas, si crecer en atención de excelencia para nuestros clientes  

La EstanciaAnunció que en su familia “no estamos pensando en crear nuevos negocios, nosotros queremos creer en lo que ya tenemos, que nuestros servicio sea mejor cada día, que cuando nuestros clientes regresen, expresen que se les atendió mejor que su anterior visita, siempre nos exigimos en el crecimiento de la calidad y servicio, por eso es que destacamos, y si hay una expansión que sea en el momento adecuado”.

Finalmente, dijo que ha pasado momentos difíciles, pero “cuando haces las cosas bien y tienes a Dios en tu corazón, no te sucede nada malo, eso es lo que nos hace más fuerte. Como familia no pasamos crisis, porque siempre hemos sido unidos, pero en los negocios si hay situaciones que para solucionarlas se necesita sabiduría, gracias Dios la hemos tenido y sabido utilizar”.Hondudiario.

URL Corta: http://bit.ly/2i51mHY

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...