Los tres grandes retos a los que se enfrenta Intel

270 views

***AMD anuncia Ryzen, los procesadores ARM son cada vez más potentes y eficientes y los móviles se les escapa. ¿Qué pasa con Intel?

Tegucigalpa,Honduras

Intel es la reina de los procesadores para ordenador. Durante años, ha tenido un dominio absoluto que se debe en gran medida a su capacidad de ir reduciendo los nanómetros que caracterizan a sus componentes y el consumo de sus ‘cerebros’, pero también debe agradecer que AMD, su principal competidora, no ha conseguido seguirle el ritmo.

Sus procesadores están en la inmensa mayoría de ordenadores actuales, tanto sobre mesa como portátiles, pero esta situación se está complicando a toda marcha y podría plantear un problema en pocos años a esta gigante.

Esta semana, AMD ha anunciado su nueva generación de procesadores, que se agrupan en torno a la denominación ‘Ryzen’ y, en resumen, ofrecen más potencia por la mitad de precio que los procesadores de Intel. Aunque aún está por demostrarse la aplastante superioridad que demuestran las cifras de AMD, no son pocos los analistas que ven en este movimiento un duro revés para Intel.

Pero los Ryzen son procesadores caros y que consumen mucho, no están pensados para los ordenadores portátiles. En este frente, Intel tiene otro gran competidor, uno más peligroso si cabe: ARM. Los procesadores con arquitectura ARM tenían una potencia marginal hace unos años y solo servían para teléfonos móviles, pero cada vez son más capaces.

Sólo hay que mirar cómo son los teléfonos de esta generación, el aguante y la capacidad para ver vídeo, grabarlo o para jugar con ellos. Los nuevos procesadores de Qualcomm son capaces de funcionar con Windows 10 sin demasiados problemas (más allá de la compatibilidad de software) y, lo más importante de todo, hay muchos fabricantes trabajando con el formato ARM.

Esta es una ventaja que muchos valoran sobre el actual monopolio de Intel: ellos manejan los ritmos y las características de los procesadores que usa casi todo el mundo, pero si de pronto hay una alternativa para portátiles que, además de haber más variedad, cada compañía podrá construir lo que necesite para su dispositivo.

Que el mundo del ARM se escape de las mandos de Intel significa que el mundo móvil también se está alejando de la compañía. Aunque trabaja en algunos chips para móviles o para smartwatches, su presencia es minoritaria. De modo que, salvo que Intel diversifique mucho, puede tener un problema por delante.

De momento, Intel Security y otros departamentos de la compañía, aunque llevan a cabo medidas interesantes y avanzadas, no tienen un papel de peso en la empresa. La Liga española utiliza tecnología de Intel para algunos partidos de fútbol relevantes, gracias a la cual pueden mostrar repeticiones más espectaculares, pero esto no es mucho, no en comparación con el resto del negocio de procesadores de la empresa.

Sería un error menospreciar a Intel hasta el punto de decir que, por estas tres circunstancias, su futuro está complicado. Tiene retos por delante que, sí, se plantean complicados, pero su posición de dominio en el mercado no se la va a quitar nadie a corto plazo. Seguirá siendo la reina de los ordenadores durante los años por llegar, pero las amenazas están ahí e ignorarlas no sería inteligente.ElMundo

URL Corta: http://bit.ly/2l8AFHv

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...
RELATED ITEMS