Sony se suma a la ola de las OLED con un televisor exquisito

263 views

***Sony se suma a la pelea en torno a los paneles OLED. Sony acaba de presentar su A1, una tele con mucha personalidad.

Tegucigalapa,Honduras

Este 2017 va a ser un año crucial para la tecnología OLED en los televisores. Tiene ventajas evidentes y otras no tanto (sobre todo para la competencia), como los negros puros y la delgadez de los paneles.

LG es el único fabricante de paneles OLED de gran tamaño, pero en su estrategia para defender esta tecnología, los vende a la mayoría de los fabricantes de teles. Excepto a uno: Samsung, que defiende a capa y espada las virtudes de su tecnología LED avanzada, llamada ‘quantum dot’. Sony ha sido el último de los grandes en sumarse a la corriente OLED con los A1.

A pesar de que LG sea el suministrador de los paneles, la calidad de la imagen depende también de otros factores, como el procesador que tiene que encargarse de iluminar o apagar de forma coordinada sus ocho millones de píxeles. Ahí es donde Sony saca pecho con su procesador X1 Extreme 4K HDR. Viendo el bucle de imágenes, los negros son absolutos y no están contaminados por la luz de los píxeles próximos y los colores se ven vivos y brillantes.

Ahora bien, un buen televisor necesita no sólo una calidad excelente de imagen, también hay que oírlo bien. El audio ha sido el hermano pobre y el gran perjudicado a medida que las teles se hacía más y más finas. Si alguien quería que su equipo sonara bien no tenía más remedio que acudir a una buena barra, a ser posible, con subwoofer.

Los ingenieros de Sony han hecho un buen trabajo con el A1 y han trasplantado a la tele una tecnología que se había dejado ver en tabletas: la pantalla se convierte en la membrana del altavoz. Lo llaman Acoustic Surface. Tras la pantalla, se encuentran dos activadores que hacen que esta vibre como la membrana de un altavoz.

Es una vibración indetectable a simple vista, pero que transmite el sonido desde toda la pantalla. Además, se refuerza en sonido con un subwoofer integrado en la pata de apoyo trasera, que, por cierto, hay que plegar para poder colgarla en la pared. Si ese es el caso, la tele detecta que la pieza está plegada y difunde el sonido del subwoofer de forma distinta.

No hace falta decirlo, pero sí, es, por supuesto, un televisor inteligente, basado en Android TV y que integra Chromecast. Eso sí, no es 3D, como la mayoría de los nuevos equipos. Esa tecnología ya está muerta.

Estará disponible “muy pronto” en tres tamaños: 55, 65 y 77 pulgadas. ¿Precio? Alto, aunque, presumiblemente, no tan inalcanzable como los primeros OLED comerciales. Es una tecnología que irá bajando de precio, aunque todavía será minoritaria en el mercado. El segmento en el que se concentran las ventas es el de los paneles LED.ElMundo

URL Corta: http://bit.ly/2mIqGEZ

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...
RELATED ITEMS