10 estrategias para no subir de peso en las vacaciones

392 views

***La clave está en la organización de tu alimentación durante esos días.

Tegucigalpa,Honduras

Resultado de imagen para COMO COMER SIN SUBIR DE PESO

A veces pasa que luego de llegar de vacaciones y subir a la balanza te puedes llegar a preguntar: ¿Cómo es posible haber aumentado tantos kilos? Se calcula que se puede llegar a aumentar entre 2 y 4 kilos durante las vacaciones.

Distintos acontecimientos a lo largo del año, y principalmente en este período, ponen en riesgo nuestra alimentación saludable, a pesar de mantener buenos hábitos alimentarios diariamente.

En las vacaciones generalmente se busca descansar, divertirse, reflexionar, comer sin culpas y disfrutar en familia. Pero no hay de qué preocuparse, es posible comer y mantenerse en línea si uno se lo propone.

Para eso ten en cuenta estos 10 consejos.

  1. No saltearse comidas. No importa si el día comienza más tarde, realiza las 4 comidas y colaciones en el día para evitar los picoteos.
  2. Comenzar la jornada con un buen desayuno. Elegir un lácteo descremado (leche o yogur sin azúcar) y acompañarlo con una fruta de estación y /o una porción chica de pan integral con mermelada sin azúcar o queso magro.
  3. Realizar actividad física a diario. Si tus vacaciones son en alguna playa, aprovecha y tómate un tiempo para salir a caminar rápido por la arena, nadar o simplemente para hacer algún deporte de pelota que te divierta. De esta manera se está todos los días en movimiento y además se quema la grasa excedente.
  4. Llevar colaciones al parque, playa o lugar que vayas. Puede ser alguna fruta fresca o cortada, algún yogur o galleta al agua. Son buenas opciones para ayudarte a evitar volver a casa con mucho apetito.
  5. Tomar líquidos por lo menos 2 litros por día. Esto te ayudará a estar hidratado y sentirte saciado.
  6. Comer sin culpa. Cuando quieras comer algo rico que te guste, procura dedicarle el tiempo para prestarle atención y disfrutarlo con todos los sentidos, es una forma de no comer más de lo necesario.
  7. Platos típicos y ensaladas. Si sales a comer a algún restaurante es un buen momento para elegir platos típicos del lugar y preferir comenzar con ensaladas de vegetales con aceite y condimentos naturales, pero sin agregarle salsas.
  8. Elegir carnes magras y pescados frescos. Es recomendable para los almuerzos y cenas seleccionar carnes magras, acompañadas de vegetales crudos o cocidos o también de cereales como arroz o papas. Por supuesto, también si se puede, consumir con más frecuencia pescados frescos de formas ricas y saludables.
  9. No excederse con el alcohol. Si se desea beber alcohol durante las vacaciones, su consumo debe ser moderado. La dosis máxima recomendada según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de una medida diaria para las mujeres y dos medidas para los hombres. Dentro de las bebidas alcohólicas es preferible el vino tinto por su contenido en polifenoles (sustancias químicas beneficiosas para la salud).
  10. Tomarse el tiempo para comer y cenar. Intentar comer sin apuro, de manera relajada y masticando bien los alimentos son algunas de las formas de favorecer la digestión. Ten presente que recién después de 20 minutos de haber empezado a comer es cuando aparece la sensación de saciedad. Por lo tanto, lo ideal es tomarse al menos entre 20 y 25 minutos para tu comida principal. También es conveniente no hacer mucha “sobremesa”, sino levantarse una vez terminado de comer para evitar comer algo innecesario.

El tiempo de descanso y familiar es necesario para todos. Pero a veces, como en estos períodos especiales, para disfrutar de la comida –y que sea lo más saludable posible- basta con hacer pequeños cambios en las rutinas diarias.

Por eso te recomiendo que organices mejor tu alimentación para que tus vacaciones también sean una cuestión saludable y el regreso no se transforme en un tedioso mano a mano con tu balanza.Aleteia

URL Corta: http://bit.ly/2o6R7rR

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...
RELATED ITEMS