Secretos de la alimentación que te harán adelgazar y estar sano

383 views

***Si preguntaras a tus conocidos cuál es el órgano más importante para la nutrición, la mayoría te diría que el estómago.

Tegucigalpa,Honduras

Resultado de imagen para Los 10 secretos para estar saludables

 Desayunar recién levantado.

Cuando nos despertamos nuestro cerebro hace una revisión del sistema, como si fuera un ordenador. Durante la primera media hora de vigilia analiza lo que hacemos para preparar a nuestro cuerpo a las condiciones a las que se va a enfrentar ese día. Si comemos en este periodo, el cerebro desactiva los mecanismos de supervivencia y no acumula energía en forma de grasa.

 Tomar los tres tipos de nutrientes en el desayuno.

Lo mejor para romper el ayuno es tomar los tres grupos de macronutrientes.

Los Hidratos de Carbono (HC) suben los niveles de azúcar en sangre, desactivando el mecanismo de acumulación de grasas que acabamos de ver. Las Proteínas (P) ayudan a que estos  azúcares se utilicen, porque la combinación de HC y P mejora la eficiencia de la insulina, la hormona que lleva los azúcares al ciclo de Krebs (donde se queman). Esto es importante porque molécula de azúcar que no se usa, molécula que se guarda en forma de grasa.

Respecto a las Grasas (G), las insaturadas (como el aceite de oliva), son anti inflamatorias, y son buenas para el organismo.

Por otra parte, el cerebro además de analizar si va a tener comida disponible o no, analiza qué tipo de alimentación es la que vamos a tener. Si se toma grasa en la primera media hora se activa la lipólisis (quema de grasas) del organismo para todo el día, ya que supone que hay una fuente de grasa disponible y vamos a comer de ella como si no hubiera un mañana (algo que en el pasado remoto era muy probable).

Procurar que no pasen mas de 3 h de ayuno entre comida y comida.

A partir de las 3 horas baja el azúcar en sangre, el cerebro lo detecta y almacena los azúcares que entran a partir de ahí en forma de grasa, para mitigar las futuras bajadas de azúcar.

 Los almuerzos de mediodía: ¿contienen alimentos de todos los grupos (HC, P y G) o… es todo un “a comer hasta que el cuerpo aguante”?

Comer los tres tipos de macronutrientes es mucho más beneficioso que comer solo un tipo, puesto que te asegura el aporte energético del grupo de HC, las vitaminas y minerales de las verduras, las P que construyen tejidos, y las G que aportan energía y son un alimento funcional.

En los almuerzos, procura que el alimento principal no sean los HC, cómo pasta, patata o arroz.

Comer en exceso HC da lugar a un exceso de azucares en sangre que se acumulan  forma de grasa. Las proteínas, sin embargo, no se acumulan.

 Evita que la grasa que uses (tanto para cocinar como para aliñar) sea mantequilla, margarina o similares.

Usa mejor grasas vegetales como el aceite de oliva, que son insaturadas y mucho más sanas para el organismo.

 Procura que las proteínas que comas cada semana provengan de carnes, pescados y vegetales, no sólo de la carne.

A lo largo de la semana, conviene repartir el origen de las proteínas entre carnes, pescados y vegetales, puesto que las proteínas de origen animal suelen venir acompañadas de grasas saturadas y además acidifican en exceso el medio intracelular.

 Cena principalmente verduras, acompañadas de alimentos protéicos y algo de grasa.

Las verduras son alcalinizantes para el organismo, lo cual es bueno puesto que solemos tener dietas acidificantes, muy malas para el organismo. Las verduras además ocupan mucho volumen en relación al peso, por lo que tienen un efecto saciante, y aportan poca energía y mucha fibra y agua, algo ideal para completar la dieta y que esta no sea hipercalórica.

 Saca de las despensa los dulces, embutidos, bollería, alimentos procesados y preparados solo para calentar.

No te engañes, comemos lo que compramos. Si no los compras, comerás mucho menos de esos alimentos. Pero, ¿porqué no debo comer dulces, embutidos, bollería o alimentos precocinados?

Estos alimentos te crean dos graves problemas. Por una parte presentan un exceso de azúcares, que terminan convirtiéndose en grasa, y por otra nos aportan muchas grasas saturadas, aumentando el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y un colesterol alto.VitaDieta

URL Corta: http://bit.ly/2oEsn8Z

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...
RELATED ITEMS