Nueva orden de prisión para expresidente peruano implicado en caso Odebrecht

158 views

***Entre el rosario de ilícitos en el que se acusa a Alejandro Toledo, está el de lavado de activos y tráfico de influencia.

Tegucigalpa, Honduras.

La justicia peruana libró una nueva orden de captura al expresidente Alejandro Toledo (2001-2006), por lavado de activos en los que también se involucró a su esposa Eliane Karp, el empresario Josef Maiman y el ex agente de seguridad Avi Dan On.

Este requerimiento se da por el caso Ecoteva, que involucra la creación de una empresa offshore en Costa Rica para, presumiblemente, lavar dinero de origen ilícito.

En febrero pasado, otra orden de prisión preventiva por 18 meses fue dictada en su contra. Esta tiene relación con el caso Odebrecht y se basa en los presuntos delitos de tráfico de influencias y lavado de activos. Según las investigaciones, Toledo recibió US$ 20 millones de la empresa brasileña para otorgar la licitación del proyecto de la Carretera Interoceánica.

El lavado de activo consiste en que el dinero siempre debe tener un origen ilícito como el tráfico de drogas, la defraudación tributaria o la corrupción. Sin embargo, no es necesario que la Fiscalía determine primero el delito previo para acusar por lavado de activos. La justicia peruana sanciona esta actividad ilegal con mínimo ocho a máximo 15 años de prisión.

Otra consecuencia del delito de lavado de activos, además de la condena misma, es la incautación del dinero o el decomiso de bienes. Estas acciones son determinadas por el juez, según lo señala el artículo 102 del Código Penal.

Por otra parte, el tráfico de influencia consistente cuando una persona ofrece sus influencias o las finge ante un tercero para prometerle un favor con un funcionario o servidor público en un proceso administrativo o judicial está cometiendo el delito de tráfico de influencias. Este delito es penado con un mínimo de cuatro y un máximo de seis años de prisión.

Por el caso Odebrecht, Toledo es posible que ya haya superado el plazo para su sanción si se determina que fue cometido antes de que dejara la presidencia.

Se conoció que Toledo se encuentra muy tranquilo en Norteamérica. Y, mientras un juez del estado extranjero en el que se encuentra no apruebe su captura, el expresidente podrá movilizarse sin problemas. La acusación por el caso Odebrecht fue documentada por el Estado peruano y enviada al Departamento de Justicia de Estados Unidos para que un magistrado federal evalúe y apruebe la detención.BBC/hondudiario.

URL Corta: http://bit.ly/2oPZnuV

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...