El Salvador: a propósito del aborto

414 views

 

Gabriel Labrador     

 “La vida de la madre debe defenderse como la del bebé”

El diputado Juan Valiente reta, una vez más, a su partido. Esta vez se acerca a las cuatro causales que buscan despenalizar el aborto en el país y dice que Arena está dispuesta a debatirlo internamente. Valiente también pide educación sexual de calidad, métodos anticonceptivos incluidos, para prevenir embarazos en niñas y adolescentes.

El diputado de Arena, Juan Valiente, ha roto con el discurso oficial sobre uno de los temas tabú en la derecha salvadoreña, y habla de la interrupción del embarazo cuando la vida de la madre embarazada está en peligro. La postura de Valiente ha generado una escalada de críticas en redes sociales en las que, supuestos correligionarios, usuarios civiles y asociaciones que se dicen ‘provida’ lo acusan de traidor y señalan que dejaran de apoyarlo en una eventual candidatura para las elecciones de 2018.

Valiente ha dicho que así como el Estado debe garantizarle la sobrevivencia al bebé que está por nacer, de igual manera debe generar las condiciones que permitan preservar la vida de la madre. Su postura y sus declaraciones fueron ventiladas este lunes 24 por la mañana, cuando el legislador por La Libertad participó en una jornada a favor de la despenalización del aborto en El Salvador. Inmediatamente después, las redes sociales explotaron en su contra, dado que su postura confronta con el ideario tradicional en Arena, un partido que se autodenomina defensor de los valores cristianos. Para Valiente no hay incongruencia entre los partidos de Arena y dichos valores: “La vida es la vida, hay que defender tanto la de la madre como la del bebé”, dice.

Las palabras de Valiente retan a un partido que impulsó la reforma constitucional de 1998, según la cual la vida vale desde el instante de la concepción, no desde el momento del parto como lo establecía la Constitución anterior. Reta, además, a una camada de diputados, compañeros de fracción de Valiente, que incluso apoyan o impulsan reformas que buscan castigar con más años de cárcel a las mujeres que, con la ley actual, sean señaladas y condenadas por un aborto. “Los principios que se deben compartir vienen desde 1981, desde que surgió el partido”, ha dicho el vicepresidente de Arena Rolando Alvarenga, pero Valiente dice que el derecho a la vida de la madre es igual de importante. “Mi postura es perfectamente congruente con los principios del partido, estoy promoviendo el derecho a la vida”, declaró Valiente a El Faro este lunes.

En redes sociales, hubo tuits que intentaron poner en duda la fidelidad de Valiente a los principios areneros: “El movimiento provida en El Salvador no confía más en el diputado @JuanValienteSV por su clara y abierta traición a sus promesas de campaña”, le reclamaba la organización denominada “Movimiento provida” a través de su cuenta @vida_sv. Valiente decidió contestar algunas provocaciones aunque ignoró tantas otras. “Siempre defiendo la vida. La vida del bebé y la vida de la madre”, respondió el diputado. Y más tarde publicó: “No entiendo la objeción a una gestión legislativa consciente, bajo mis valores cristianos y abierta a los ciudadanos. Hay que escuchar!”.

Queda por ver cómo Arena asimilará este discurso desafiante cuando hace tan solo seis semanas el partido exigió la renuncia a Andy Failer, el director de comunicaciones del órgano de la juventud arenera, la Juventud Republicana Nacionalista (JRN), después de que él facilitara una entrevista con este periódico en la que parte del ideario arenero fue desafiado por los jóvenes, en una entrevista en la que ellos hablaron abiertamente de una propuesta de reforma que busca insertar en el código penal cuatro causales para permitir el aborto.

Con la renuncia de Failer, otros cuatro miembros de la directiva juvenil renunciaron a sus cargos en protesta contra la dirigencia. Todos ellos fueron atacados en redes sociales por sus posturas que contravenían lo que parece ser el credo consensuado entre areneros. Un ideario que rechaza el matrimonio entre personas del mismo sexo, el aborto en cualquier circunstancia o que al menos parece preocupado de que todas sus comunicaciones pasen por los filtros institucionales.

Valiente declara a El Faro que el tema hay que discutirlo tanto dentro del partido como afuera. Esta no será la primera vez que este diputado impone la agenda de discusión en su partido como resultado, dice él, de seguir sus principios y su conciencia.

Valiente ha causado escozor al interior de Arena por algunas de sus posturas y decisiones en su trabajo legislativo. En 2016, Valiente desclasificó la lista de empleados de la Asamblea Legislativa muchos de los cuales son contratados por los partidos políticos de manera discrecional, y la acción provocó reclamos dentro de la bancada. Lo mismo ocurrió cuando Valiente se pronunció, de nuevo con ayuda de las redes sociales, contra beneficios de los que gozan los diputados como el seguro médico privado.

Hace mes y medio, cuando los directivos de la JRN renunciaron a sus cargos, Valiente se salió del discurso de la dirigencia y salió a respaldarlos: “ARENA ha perdido en este proceso y hemos retrocedido en nuestra capacidad de ser una alternativa política real para los jóvenes del país!”, escribió el 8 de marzo. En el partido también le han reclamado que haya brindado entrevistas en los que ha reclamado mayor coherencia.

Esta nueva controversia ocurre en momentos en que el partido está inmerso en el primer capítulo de un proceso de primarias internas, en las que él busca reelegirse como candidato para las elecciones de 2018.

En Arena parece un pecado defender el derecho de la madre sobre el del no nacido. Y usted lo ha hecho esta mañana. ¿Cómo toma las críticas? 

Bueno, primero, no está claro que sean críticas de Arena. Algunas provienen de movimientos provida, quizás liderados por uno que se identifica como VidaSV, para quienes no es posible tener acercamientos con aquellas personas que piensan diferente a nosotros. Hoy en la mañana me acerqué a un evento de organizaciones de mujeres sobre el tema de las cuatro causales que están promoviendo para despenalizar el aborto, para recibir de ellas cartas dirigidas a mi persona, firmadas por diferentes mujeres del departamento de La Libertad.

Mi mensaje hacia ellos iba en tres direcciones: la primera es que es tan importante la vida del bebé como la vida de la madre, entonces uno de los temas que debemos buscar que nos una es la importancia de defender del bebé pero también defender la vida de la madre. Porque aparentemente los que se oponen a la modificación legal es porque valoran de una manera superior la vida del bebé, y los que promueven la despenalización parece que valoran de una manera superior la vida de la madre, pero la vida es vida, la vida del bebé, como la vida de la madre, deben ser valores a defender.

El segundo mensaje que les di fue que cuando había riesgo de la madre, la madre tenía todo el derecho de recibir todo el tratamiento médico necesario, independientemente de si estuviera embarazada o no. Si una mujer enfrenta un riesgo a su vida, tiene derecho a recibir el tratamiento médico y tenemos que garantizar que las leyes así lo reflejen. Hay, en este tema, opiniones encontradas. Hay unos abogados que consideran que con la legislación eso está cubierto, y hay otros que no. Y el tercer mensaje que les di iba orientado a que el objetivo más grande que tenemos que buscar es disminuir los embarazos no deseados.

Y que en ese esfuerzo todo lo que podamos hacer en el sentido de la prevención, de la educación sexual,  de acompañamiento a los jóvenes, para disminuir la violencia sexual que existe en nuestro país y los encuentros sexuales que puedan provocar embarazos no deseados… todo ello es de suma importancia para proteger la vida.

¿Qué le diría a la gente que dice que bajo ninguna circunstancia una madre puede anteponer su vida a la de su hijo, o que además la madre debe sacrificar su salud incluso cuando el feto no es viable?

Son dos cosas diferentes. La primera tiene que ver con el riesgo a la vida que puede enfrentar una mujer y una mujer embarazada, y ahí yo te diría que incluso en la misma Iglesia católica, el derecho canónico reconoce una exclusión a la pena de excomunión por aborto que se conoce como doble efecto. Y se refiere a cuando por un tratamiento médico requerido para salvar la vida de la madre como doble efecto, se pierde la vida del bebé. Ahí, de acuerdo a la Iglesia católica, ni siquiera existe delito. Entonces, creo que es necesario que reconozcamos que la vida del bebé crece y se desarrolla en una mujer, y por tanto también es necesario garantizar que se hagan todos los esfuerzos posibles para garantizar la vida de la mujer.

Ahora, cuando una mujer, conociendo los riesgos, incluso los riesgos para su vida, que pueda tener el no recibir un tratamiento y decide reducir al mínimo el riesgo para el bebé, eso es loable y debe ser respetado de la misma manera en que debe ser respetado en el caso de un cáncer uterino, o que tiene un embarazo ectópico que requiere un tratamiento quirúrgico que seguramente derivará en el fallecimiento del bebé.

Usted también habla de disminuir los embarazos no deseados. ¿Incluye dentro del abanico de posibilidades para lograr este objetivo que se promueva una educación sexual más agresiva en las escuelas?

Se necesita que en las escuelas del país haya una educación sexual adecuada desde los últimos años de primaria. Muchas veces se confunde la educación sexual con la ideología de género, lo cual es diferente, pero ciertamente creo que haríamos mucho bien a nuestras niñas y niños si hay una educación sexual adecuada. En colegios privados de San Salvador, la educación sexual comienza entre tercer y cuarto grado, y entonces no veo por qué no va a ser posible que en las escuelas públicas tengamos programas similares que los que existen en San Salvador, y que sacrifiquemos en la ignorancia a nuestros niños y niñas.

Esa educación supongo, tendría que incluir uso de métodos anticonceptivos.

Por supuesto. Algunos de nosotros, que somos católicos, creemos que la mejor protección es la abstinencia y esperar el momento adecuado de madurez física y la madurez emocional. Pero no tenemos que obligar a que todas las niñas o jóvenes mujeres crean lo mismo que nosotros. Y sí, como funcionarios tenemos que garantizar que tengan de manera accesible métodos para protegerse para cuando ellas decidan tener una vida sexual activa, especialmente, aquellas mujeres que son mayores de edad.

¿Cómo cree que tomará el partido Arena estas declaraciones?

Mis planteamientos son totalmente consistentes con los principios de Arena. Si uno lee los principios de Arena, en la defensa de la vida, creo que son muy consistentes con los principios. Por supuesto que en toda institución, no solo en un partido político, sino en toda institución de la sociedad hay a veces posiciones que se defienden sin sustento, sin fundamento, simplemente porque es más fácil defender afirmaciones sin sustento que atreverse a discutir el sustrato, el fundamento, de las opiniones y de las sugerencias y de las posiciones políticas de las personas. Sí creo que todos los partidos políticos, Arena incluido, tenemos que avanzar en el sentido de permitir que discusiones de este nivel se tengan. Arena ha estado en el proceso de organizar debates internos sobre diversos temas, obviamente, con su principio y su ideología, pero está dispuesta a debatir internamente con las instituciones o con organizaciones exteriores sobre diversos temas controversiales.

Uno leyendo los principios del partido, ve que Arena se autodenomina un protector de la vida.

Así es.

En los noventa, el partido promovió la reforma constitucional para que se entendiera que la vida comenzaba a partir del instante de la concepción. ¿Eso no debe tomarse como que el partido se casó con esa interpretación?

Siento que es una postura completamente consistente con la defensa de la vida, y además es una postura bastante consistente con la sentencia de la Sala de lo Constitucional que tienen que ver con este tema. Por supuesto, entendemos que la vida comienza en la concepción, y que el bebé por nacer tiene derecho a la vida desde ese instante. Sin embargo, la última sentencia de la Sala de lo Constitucional de enero de este año nos dice que igual derecho tiene la madre a su hijo, y que cuando hay conflicto de derecho somos los legisladores los llamados a establecer desde el punto de vista legal las medidas que garanticen de mejor manera la vida de la madre como la vida del hijo.

Fue una sentencia sobre los derechos del bebé por nacer, porque hubo una demanda que cuestionaba si el bebé no nacido tenía derecho a la herencia si ya era persona, entonces la Sala sacó una sentencia donde aclaraba que el derecho a la vida, por supuesto, lo adquiere en el instante de la concepción, pero que los demás derechos tienen que irlos desarrollando y ganando conforme el mismo bebé se desarrolle y crece. Es en el momento del nacimiento que se convierte en persona frente a la sociedad y adquiere identidad y, entonces, adquiere también derechos sucesorales respecto a herencias y otros derechos. No todo es automático al instante de la concepción.

¿El partido tiene instancias para discutir estos temas? En el caso de la JRN, ellos parece que tiraron la toalla, que no quisieron discutir ninguno de sus puntos de vista internamente.

Los jóvenes no se fueron del partido y entonces muchos de ellos, probablemente, van a seguir tratando de contribuir al debate interno para desarrollar posiciones que de alguna manera defiendan los derechos tanto de la madre como del bebé, y yo creo que hay movimientos recientes dentro del partido para crear espacios adecuados precisamente para discutir estos temas.

¿Ha recibido apoyo de algún diputado o diputada?

No, tal vez el miércoles que tengamos la reunión de fracción quieran comentar sobre el tema, pero en principio mantengo y sostengo que mi posición es consistente con la Constitución de la República y con nuestros estatutos, principios y valores del partido.

 

URL Corta: http://bit.ly/2pjxmfE

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...