Jaque mate a un gobierno sin cerebro

388 views

           

Tegucigalpa,Honduras

 Heinz Dieterich

1.Crónicas del desastre: Cuando la Central Bolivariana de Trabajadores, es decir, el sindicalismo oficial, exige al Presidente Maduro aprobar “500% de aumento de sueldo mínimo”; cuando el “Presidente Obrero” autoriza un incremento del salario mínimo de 60%, en medio de una inflación de 700%; cuando el Jefe militar de la fuerza invasora imperialista para América Latina, Almirante Kurt Tidd (Southcom) anuncia que el problema de Venezuela requerirá una “respuesta regional” y que le preocupan los avances militares y económicos de Rusia y China en el subcontinente, sin mencionar los proyectos de modernización y cooperación militar entre Moscú, La Havana, Caracas y Managua; cuando el monroeista más peligroso del continente, el co-demiurgo de los “falso positivos” colombianos, Juan Manuel Santos, títere de la OTAN, cómplice de siete bases militares yanquis en Colombia, convertidor de la fuerza armada colombiana de anti-guerrillera en ejército convencional, concentrador de tropas en la frontera venezolana y cabeza de la futura agresión militar a Venezuela, pedirá abiertamente a Donald Trump acabar con el gobierno de Maduro; cuando la tendencia anti-madurista en la OEA crece rápidamente y los fariseos europeos empiezan a entrar en el concierto anti-gobierno; cuando el mundialmente famoso director de Sinfónica, Gustavo Dudamel, reclama a Maduro que está desatendiendo “el justo clamor de un pueblo sofocado por una intolerable crisis”; cuando el hijo del estatal Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, condena públicamente la represión y le pide a su padre “poner fin a la injusticia que ha hundido al país”; cuando el General Mayor (ret) chavista y ex ministro del interior, Miguel Rodríguez Torres, declara públicamente que la crisis venezolana obedece “a un liderazgo decadente que no se conecta con las necesidades de la gente”; cuando el 80% de la población quiere que Maduro dimita y que haya elecciones según la constitución vigente; cuando el Metro de Caracas tiene que suspender constantemente el servicio en 30 estaciones del sistema y las carreteras de acceso a la Capital tienen que ser controladas de manera asfixiante para impedir la llegada de manifestantes; y cuando los sabotajes a la infraestructura logística del país, los saqueos y las agresiones armadas van en aumento, entonces está claro, que el sistema gobernante está en el punto de ruptura de su capacidad de contención.

2.Onanismo político en Miraflores

Ante una crisis de esta naturaleza cualquier dirección nacional sensata reaccionaría con un plan sistémico emergente y convincente de salvación nacional. Miraflores, en cambio, recurre al onanismo político tropical, convocando a una nebulosa “Asamblea Constituyente”, que debe “construir la paz verdadera, la paz con democracia, con libertad, con participación, con justicia” y que debe ampliar y perfeccionar el sistema económico para “dejar dibujado e instalado un nuevo sistema económico post petrolero”, que permita avanzar hacia una economía productiva, diversificada, mixta, “integrada e integradora, de economía potencia” (Maduro). Si en largos años de bonanza petrolera no se logró diversificar la economía, ¿cómo se logrará ahora en la ruina absoluta del sistema? Si el “Dialogo nacional” con apoyo del Papa, de la Internacional Socialista y de la UNASUR, fue un fracaso total, ¿cómo la entelequia “Asamblea Constituyente” –rechazada por el episcopado, la MUD, la Unión Europea, Washington y las elites cipayas latinoamericanas– generará la mítica creatio ex nihilo (creación desde la nada) que salvará a la nación? Sólo los Rasputínes tropicales de Miraflores que se comunican con el Comandante Chávez vía pajaritos, y sus asesores idiotas podemitas –que en España ni siquiera fueron capaces de derrotar a los rancios y corruptos franquistas de Rajoy– pueden idearse un engendro autodestructivo de esta naturaleza, digno del tsarismo decadente ruso.

3.Significado del 19 de Abril

La prueba de fuerza del 19 de Abril fue el experimentum crucis, el experimento decisivo, sobre la correlación de fuerzas entre el madurismo y la oposición. De las hipótesis y juegos teóricos pasaron a la medición de las fuerzas en la calle, volviéndose todos científicos y maoístas, buscando “la verdad en los hechos”. El resultado del experimento es claro. El poder entre ambos bloques está, grosso modo, equilibrado. Tanto la MUD como el madurismo pueden movilizar masas suficientes para cubrir sus intereses mediáticos internacionales y ciertos puntos geográficos de Caracas. En este aspecto, el choque reveló un equilibrio de fuerzas. Pero, el resultado trascendental fue que las FANB son leales al gobierno. La lealtad del grupo hegemónico militar de Padrino López con la facción política dominante del PSUV quedó fuera de duda. La pregunta fundamental es: ¿hasta cuándo? Aún más dramática es la inferencia que se deriva del equilibrio de fuerzas entre los dos bloques de poder. Agotadas las vías pacíficas de superación de la crisis, las armas decidirán el conflicto. Es decir, la derecha, Santos y Washington recurrirán al modelo de subversión armada que se usó contra Salvador Allende y la Revolución Sandinista (a partir de 1981).

4.Chávez, Xi Jinping y los cachorros

En abril del 2009, Hugo Chávez visitó la Escuela de Cuadros del Partido Comunista de China en Beijing, acompañado por los ministros Maduro, Ramírez y Jaua. Muy impresionado, Chávez anunció, que “próximamente cuadros del PSUV viajarán a China a realizar cursos de formación” en esa escuela. Este será “un requisito indispensable para ser instructor del PSUV en Venezuela” agregó el Presidente y enfatizó, que la conformación de la Escuela de cuadros “es vital para asegurar el futuro de nuestra revolución”. Su “núcleo fundacional debe pasar por esta de China, porque comenzamos a dar forma a un gran partido con una ideología clara: el socialismo”. Trágicamente, de estos sueños de una sociedad mejor, de líderes revolucionarios y del socialismo, no ha quedado nada. Sólo analfabetos políticos como el “maoísta” Maduro, el cínico ex ultra-Bandera Roja Jaua, el “desaparecido” Rafael Ramírez, un General Padrino López que no parece tener la más mínima idea de lo que es una sociedad y, por supuesto, un país en ruinas.

5.Poder, Partido y Pueblo

Cuando Hugo Chávez visitó la Escuela Central del Partido, el presidente de la Escuela era Xi Jinping. Un ingeniero químico culto, profundamente dialéctico, con largos años de trabajo en el campo durante la Revolución Cultural y conocedor de la historia china. De Xi, Maduro, Jaua y el teniente anti-comunista Diosdado Cabello, quién visitó la Escuela en 2013 a la cabeza de una delegación, podían haber aprendido, lo que el erudito Liu Xiang de la dinastía Han del Oeste, citado frecuentemente por Xi, escribió hace dos mil años: “El poder prospera porque se acomoda al corazón del pueblo, y el poder se anula porque va en contra del corazón del pueblo.”

O podrían haber estudiado al brillante campesino dialéctico Mao Zedong, cuando escribía que “Los comunistas somos la semilla y el pueblo, la tierra”. O al presidente Xi, cuando dice, que “El porvenir y destino de todo partido depende al final de si la voluntad popular está en pro o en contra.” Y, que “Si un partido se estima sabio, se divorcia del pueblo o se sobrepone al pueblo, termina siendo abandonado por el pueblo inevitablemente. Eso le sucede a todo partido político. Esta es una ley acérrima del desarrollo de la historia y no tiene excepción, ni en los tiempos antiguos ni hoy día, ni en China, ni en el mundo.” (Xi, 2013).

Con el 80% de la población venezolana en su contra, ¿cuánto les durará a Maduro y Padrino López su sueño, de poder sustituir al pueblo por las bayonetas?

6.Jaque mate a un gobierno sin cerebro

Pero, los líderes socialdemócratas maduristas nunca entendieron de dialéctica; de la “unión de opuestos” (Engels) entre ofensiva y defensiva, pueblo y vanguardia, frente y retaguardia. De ahí, que no aplicaron la solución (post electoral) sandinista de 1990 –que constituía una retirada táctica en una situación estratégica insostenible, para recuperar el poder después en el año 2007– cuando aún podían hacerlo desde una posición de fuerza y a tiempo. Ahora tendrán que lidiar con la estrategia subversiva armada “anti-sandinista” que usó el gobierno de Reagan contra el FSLN y el gobierno de Nixon contra la Unidad Popular. Tal es la maldición del 19 de abril.
Ante un gobierno sin cerebro, está claro quién dirá el jaque mate en ese drama latinoamericano.

URL Corta: http://bit.ly/2pGZFmN

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...