Las madres tenemos la responsabilidad más grande de Honduras “educamos ciudadanos”

1465 views

***Hablamos de todo un poco con la capitalina, Alejandra Rodríguez, desde su infancia, adolescencia y hasta de su actual estilo de vida, quien considera que “cada etapa en la vida es diferente, pero que hay que saberlas disfrutar, porque todo tienen un propósito y que solo hay que saberlo esperar”.

Por: Joel Perdomo.

Tegucigalpa, Honduras.

“Las madres tenemos la responsabilidad más grande de este país, porque nos toca educar y formar a los futuros ciudadano de Honduras, ya que depende de nosotras, el tipo de hondureños que tengamos más adelante”, dijo la destacada periodista Alejandra Monsserrath Rodríguez, en una entretenida conversación con Hondudiario.com.

Ser madre es una de las mejores experiencias en la vida, soy una mujer bendecida por Dios, mis hijos me inspiran a ser mejor cada día, tengo un esposo que me respalda, admiro a las madres solteras son unas luchadoras, siempre quise ser periodista, el país tiene muchas oportunidades pero debes saberlas aprovechar, me tocó  trabajar y estudiar porque yo me lo propuse, son algunas de las frases que expresó, Rodríguez que ahora se desempeña como relacionadora pública en la Empresa de Energía Honduras (EEH).

Su brillante paso por la televisión, la convierte en una mujer interesante, que a aparte de destacar en las comunicaciones, hoy se encuentra frente al mejor de sus retos, el de ser madre, no es para menos, pero hay que leer esta interesante entrevista para conocer un poco más de la carismática Alejandra Rodríguez.

¡Quien iba a decir! que detrás de esta simpática y encantadora mujer, se esconde una madre, que trata de educar a sus hijos con mano dura, es la misma Alejandra,  que nos confirma que si hay una falta grave en casa, no pasará por alto, porque los castigos son necesarios para formar buenos hijos (as). Es así que en motivo de Día de las Madres, -que se celebra cada segundo domingo de mayo-, buscamos a la ex presentadora de TN5 y muy amablemente nos hizo un espacio para atendernos.

Hablamos de todo un poco con la capitalina, Alejandra Rodríguez, desde su infancia, adolescencia y hasta de su actual estilo de vida, quien considera que “cada etapa en la vida es diferente, pero que hay que saberlas disfrutar, porque todo tienen un propósito y que solo hay que saberlo esperar”.

Llegó a la hora indicada a la entrevista, sonriente y como en sus mejores tiempos, en su paso por la televisión “muy elegante”, mostró alteridad a cada pregunta y en ningún momento dejó de sonreír, en su porte denota sencillez y humildad, muy atenta y dispuesta para poder contarle al mundo que es una mujer luchadora y sobre todo feliz.

Mi niñez y adolescencia “fueron etapas normales”

Soy de Tegucigalpa, me criaron mis padres (Hilda y Sergio), tengo dos hermanos César Antonio el que me sigue y César Alejandro; de mi infancia puedo contar que fue normal una familia tradicional pero sí muy unida todo ha girado en torno a mi mamá y mi papá, Entonces esa crianza lo marca a uno, es lo que a uno lo incentiva a buscar siempre ser mejor en la vida.

Mi niñez fue normal, he sido una niña muy feliz, disfrute mucho de mi infancia, recuerdo que estudié en escuelas públicas y parte de mi colegiatura en colegios privados, después pase a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH); de mi adolescencia puedo decir qué ha sido establece siempre fui tranquila, a mí me tocó estudiar y trabajar, no porque la vida me lo pedía, sino por exigencia propia.

A mí  nunca me exigieron  que trabajara para poder estudiar, yo estudié y trabaje por qué fue una meta que me propuse; esta etapa la disfruté mucho; estudié periodismo porque fue la carrera que siempre me gustó, desde pequeña yo escuchaba noticias, de igual manera, sé que mis hijos escuchar noticias y de alguna manera eso puede marcar o no su vida,  en mi caso si me marcó.

Inicie mi camino en las comunicaciones en “Radio Católica”

 Recuerdo que fui a buscar trabajo a un medio de comunicación,  (Radio Católica), aquí le abrieron las puertas a mi faceta como comunicadora, inicié como una practicante, no me pagaban nada, pero lo más importante de todo es que iba adquiriendo experiencia, yo vi esto,  como una oportunidad que debía aprovechar.

Dos años después pasé a trabajar a Televicentro (TN5 Matutino) me contrataron aun siendo estudiante de periodismo en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras,  recibí mucho apoyo de mis nuevos jefes. Es por eso que puedo decir que soy una de las personas a las que no les faltó una oportunidad para poderse desarrollar profesionalmente en ese sentido siempre fui muy bendecida

Yo siempre he conocido la realidad del país en el tema laboral, sé  que no es una situación fácil,  por esa parte no me quejo. Siento que hay que dedicarle tiempo cuando quieres sobresalir en tus metas,  no es nada fácil, para otras personas,  a mí lo que me pasó es que;  tuve una oportunidad y supe aprovecharla. 

Jamás me imagine desarrollando otra profesión

En Honduras hay muchas personas que tienen grandes oportunidades, pero no las pueden aprovechar, a uno lo que le queda es: comprometerse con lo que te gusta hacer para poder cumplir con las responsabilidades que te toquen; soy una mujer, madre y periodista feliz, jamás me imaginé la vida sin el periodismo.

 Nunca me he preguntado ¿qué sería si no fuera periodista? pero a lo mejor me habría dedicado a la administración de algún negocio,  ya tengo 17 años de vida profesional en el periodismo y me encanta esta profesión,  nunca me quejo de esta labor, he trabajado paralelamente en los medios de comunicación como también las relaciones públicas.

Son  dos campos que a mí como profesional me apasionan mucho, ahora mi campo de acción son las relaciones públicas. No extraño mi trabajo anterior porque siempre estoy en contacto con mis compañeros;  pues un relacionador público se le exige esa interacción con los medios de comunicación.

A mis hijos casi les toca nacer un set de noticias

Tomé la decisión de ser madre, uno llega a un punto en el que tiene que tomar decisiones, yo venía trabajando en televisión y relaciones públicas, claro, tuve que decidir porque mi nuevo trabajo como relacionadora pública me exigía mucho más tiempo, entonces, ya no podía cumplir con el responsabilidades como presentadora es por eso que decidí cerrar este ciclo como profesional.

Con mis nuevas responsabilidades estoy muy feliz, las disfruto al máximo, aquí trabajo 24 /7, paso súper ocupada, tengo dos hijos (Rafael Alejandro y Adriana Suyapa), el mayor tiene 6 años nació un 8 de diciembre y una hija qué va a cumplir 3 años, a ambos casi les tocan hacer el set de noticias,  porque dos días antes de que nacieran yo estaba trabajando.

Mis hijos fueron planificados, llega un momento en el que te toca decidir y
preguntas ¿cuál será la próxima faceta en tu vida? sabía que esta nueva etapa de tener hijos no sería nada fácil,  pero sí es una realidad que tus hijos se convierten en la mejor responsabilidad que puedas tener, me encanta ver la relación que tienen mis hijos con sus abuelas, eso es algo que vale la pena.

Yo me di tiempo para estudiar, trabajar y viajar

Es por eso que esta faceta de ser madre la vivo tranquila, porque yo me di el tiempo para estudiar, viajar y trabajar;  eso es muy importante que las mujeres puedan tener en cuenta y saber aprovechar cada etapa y cada faceta de su
vida; ya que cuando te realizas como persona y profesional, pues conscientemente, puedes tomar decisiones como la ser madre.

 Ser madre es una maravillosa experiencia y es una responsabilidad bastante grande que yo la desarrollo con plena felicidad, se trata de encontrar tu vocación, yo me siento bien, porque mi madre me ayuda, incluso cuida mejor que yo a mis hijos, la  ayuda que mi mamá me da, permite que esté tranquila y concentrada en mi trabajo.

Ser madre no es nada fácil, siempre te estás encontrando con cosas nuevas, es que no hay una guía qué te indique qué es lo que tienes que hacer para ser una buena madre;  es complicado más cuando están chiquitos porque lloran por la mañana te desvelan, luego uno aprende y se adapta.

 Para mí fue difícil porque en mi trabajo siempre me tocó madrugar, entonces tienes que vivir con todo eso y se requiere bastante paciencia para ello, pero yo he tenido el apoyo de mi esposo,  con quién muchas veces hemos tenido que alternar nos la responsabilidad en el cuidado de nuestros hijos. Es algo que ambos disfrutamos.

Tener una familia te da seguridad en la vida

Es interesante ver como cada niño tiene una personalidad distinta, a uno no le queda de otra que adaptarse a esa personalidad, la llegada de mis hijos es maravillosa, que bonito es ver que nacieron sanos, los disfruto, están pequeños y es para mí la etapa más linda, porque son plenamente tuyos, vivir el día a día con esa dulzura que tienen los niños no tiene precio.

Le doy gracias a Dios, a mi tocó luchar para ser quien soy, a  por ejemplo no me  toco ser  madre soltera, yo en este momento lo pensaría infinidad de veces para serlo y no lo veo tanto desde el punto de vista económico, sino de las responsabilidad y de esa seguridad que te da el tener una familia completa, pues hay momentos en que no estoy yo, peri si puede estar mi esposo, es que es de esta manera que no te desligas de la responsabilidad de criar a tus hijos.

Cada etapa que me tocó vivir, la he vivido a plenitud, claro, cada una tiene su particularidad, ahora soy madre, estoy muy contenta por serlo, porque mis hijos son esa exigencia para poder salir adelante, es por eso que siempre le estoy pidiendo sabiduría a Dios, para poder estar a la altura del papel de lo que significa ser madre, quiero educar y formar a mis hijos con sus habilidades necesaria para que en un futuro enfrenten su propio día a día.

Soy una mamá exigente, castigo a mis hijos si tengo que hacerlo

Ahora, todo requiere un esfuerzo extra, las responsabilidades profesionales son exigentes, de igual manera tu desempeño como mamá, los hijos necesitan atención, a veces me toca salir del trabajo para hacer tareas con ellos, entonces hay momentos en que no puedes y allí es donde entra la responsabilidad del padre, en ese sentido mi esposo y mi madre me apoyan bastante, para mí son una bendición.

Siempre me propongo que al llegar a casa, mantener la paz y la paciencia, sabemos que hay días malos en los trabajaos, pero es allí donde trato de no confundir una cosa con la otra, mis hijos están creciendo, sé que las responsabilidades en la medida que ellos también crecen, porque entre más grandes están es cuando más atención necesitan.

Por ejemplo los fines de semana, los paso con ellos, salimos, vamos al cine, juagamos, a veces viajamos, pero, claro, nunca puedo desligarme de mi trabajo, de alguna manera tengo que estar pendiente de algunas cosan que el trabajo me exige, pero trato en la medida de lo posible respetar los espacios que puedo estar con la familia, es una relación normal de padres e hijos.

Soy una mamá muy exigente con mis hijos, soy de las madres que si cree que hay que pegarles, pues les pego, es que a mí así me educaron,  aunque los psicólogos dicen que no hay que pegarles, pero yo si considero que hay ocasiones que si lo amerita, hay otro tipo de castigos, claro, pero ellos siempre saben que cualquier mal comportamiento recibirán una sanción, es esa parte sí que soy muy rígida.

 Felicito a todas las mujeres de Honduras, no solo en este día, todos los días es una oportunidad para celebrarles a las madres, ellas tienen la responsabilidad más grande del país, porque están criando y formando a los futuros ciudadanos de esta nación, mi admiración para las madres solteras, por les toca una responsabilidad doble.Hondudiario.

URL Corta: http://bit.ly/2pLtHpt

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...