Gral Café Parisien, “con estilo francés” un ejemplo de emprendimiento y creatividad

2197 views

***Según, Eula, para mantener un negocio debes echar mano de tus empleados, quienes al paso del tiempo, se convierten en tu familia, porque son ellos los que saben cuándo es que las cosan marchan bien o mal. Esta joven emprendedora es de las que cree, que cuando no hay oportunidades, debes crearlas y así contribuirás a que otras personas también tengan la oportunidad, que no puede darles este país.

Tegucigalpa, Honduras.

El Gral Café Parisien, es un pequeño “rinconcito” de la capital Tegucigalpa. Se trata  de un exclusivo negocio, apto  para tomar un exquisito café  o bien un vino con estilo y sabor francés, Donde lo primero que encontrarás  es una encantadora sonrisa, -la de Eula-, que busca en cada momento “atender con amabilidad y esmero” a quienes visitan este acogedor negocio.

Se trata, de un lugar con un excelente ambiente para conversar con los amigos o leer un buen libro, en fin, con un extraordinario ambiente “al mero  estilo francés”, hoy conoceremos más detalles de “El Gral Café Parisien”,  y para ello, ¿quién más?, que  Eula Eliuth Urrutia (29), una joven emprendedora que se ha abierto camino en el rubro de los negocios.

El Gral Café Parisien, está ubicado en Aero Plaza, a  la  altura de la carretera CA – 5  al sur de la capital. Un enfático negocio dirigido por la licenciada en administración de empresas, Eula Urrutia, una joven que a su corta edad, contó en declaraciones a Hondudiario, como es que se puede salir adelante en las empresas y en los negocios. Considera que  “todo debe llevar “un esfuerzo extra”, además  fe y esperanza”.

Según, Eula, para mantener un negocio debes echar mano de tus empleados, quienes al paso del tiempo, se convierten en tu familia, porque son ellos los que saben cuándo es que las cosan marchan bien o mal. Esta joven emprendedora “es de las que cree”, que cuando no hay oportunidades, “debes crearlas” y así contribuirás a que otras personas también tengan la oportunidad que no puede darles este país.

De igual manera, expresó lo difícil que es  emprender negocios en Honduras, porque “este país tiene más  más barreras,  que oportunidades”, pero que nunca hay que quedarse estancado, porque “todo es posible en la medida que creas en tus sueños y en metas”, “los hondureños somos talentosos, tenemos muchas capacidades y habilidades que nos pueden sacar adelante”.

Además considera que para mantener un negocio como “El Gral Café Parisien”, hay que ser sirviente, cocinero y jefe, todo consiste en involucrarse en las labores elementales que requiere una empresa, se trata de hacer un trabajo en equipo, que al final debe beneficiar al cliente “que busca en Tegucigalpa un lugar distinto no solo para tomar un café, sino también relajarse”, con ambiente que te hace sentir que has viajado miles de kilómetros para tomar un café en Paris.

Asimismo, reconoce que, sola no habría podido, porque hay decisiones en la vida que te marcan, pero que quienes saben  escuchar consejos,  lograr recuperarse de las grandes frustraciones, que puede tener uno como persona. “No es para menos pero la juventud no es una excusa para no luchar por tus sueños, gracias a Dios que me bendice, como también no puedo dejar de reconocer las grandes enseñanzas de mi padre, quien siempre me hizo ver que todo es posible, siempre y cuando, ames lo que haces”.

Según, Eula, no se necesitan millones de lempiras para tener tu propia empresa, en realidad lo que ocupas es una gran inversión en la fe y una lluvia de ideas, si se logra conjuntar ideas y creatividad, se puede dar un cambio importante en tu vida, hay pequeñas ideas que pueden convertir a una persona en un gran empresario, “en mi experiencia por ejemplo,  pensé siempre en algo distinto a lo que ya tenemos en el país, en este caso  Café Parisien”.

El inicio de Un sueño

Hace 15 años empezó esta aventura, desde que estaba en secundaria,  tuve un sueño de un café, poco a poco fue surgiendo la idea de París, cuando estaba pequeña tenía la idea de hacer algo así como Expreso Americano, pero a medida fui estudiando y ya en la universidad me surgieron miles de ideas, me propuse trabajar  en algo diferente, es por eso que digo que  a las cosas hay que ponerles creatividad.

Los negocios se convierten en una lucha de nunca acabar, ya llevo dos años aquí, tengo la bendición de trabajar con mi papá (Carlos Urrutia), él siempre me ha La licenciada, Eula Eliuth Urrutiaacompañado, he aprendido mucho en esa relación que mantenemos. Mi madre vive en Estados Unidos, se separó de mi papá, aunque siempre la visito.

Mi gran apoyo en este negocio ha sido él, pues me dio ese empujón que uno necesita cuando está estancado, todo requiere un sacrificio en la vida, sin duda, mi papá me ha dado una oportunidad que yo he sabido aprovechar, claro, bajo el respaldo y las enseñanzas de mi padre, todo ha ido saliendo bien, entonces, si eres creativo y sueñas con algo, puedes lograrlo en la medida que creas en ti mismo.

He aprendido que todo se trata de creer en tus capacidades como persona, todos somos capaces. Las cosas no son fáciles, ya tuve una mala experiencia en otro centro comercial, parecía que todo se venía abajo, pero en eso consisten los negocios, en poderse levantar. Aquí te cuesta mucho encontrar un local, los costos de un establecimiento es otro tema, pero en fin es una lucha y eso es lo que hago cada día.

No es nada fácil emprender en Honduras

Hay muchos factores que pueden ser la piedra de tropiezo en los negocios, en Honduras hay tantos elementos que pueden truncar tus sueños,  sabemos que los niveles de economía por los que pasa el país; además la cultura y sobre todo la situación política afectan, a veces son inconvenientes que pueden parecer insuperables, hay hondureños que pasan tensos, frustrados de ver como hay tantas trabas, hasta para emprender tu propia empresa.

Tengo amigos que tienen negocios, ellos me cuentan que siente la diferencia en relación a  emprender empresas en otros países. Pero en Honduras estamos avanzando, nos estamos culturizando, antes, se veía ilógico, salir para tomarte un café en un negocio, la gente prefiere tomarlo en casa, ahora el hondureño es más social y sale para hacer una actividad diferente, como leer por ejemplo, o porque no, tomarte un buen vinito. Me alegra, porque mi creación ha tenido aceptación, aunque hay días difíciles.

Hay meses en que no me ajusto para salir con las responsabilidades financieras que requiere un negocio o una empresa, los empleados terminan siendo como tu familia, de quienes te toca echar mano, para seguir adelante “hay momentos en que ya no quería seguir en esto, pero yo tengo un pilar entre mis empleadas, (Yaneth Gómez) quien me incentiva, más que todo en esos momentos difíciles que se pasan en ese camino”.

Dios tiene que ser el primero en tu vida

Para crecer se necesita trabajar de la mano de Dios, él me ha bendecido, tengo tres empleadas, con quienes trabajamos en equipo para que esto no se caiga, al final de todo el beneficiado es el cliente, porque nuestra atención se centra, en servirle a cada persona lo que en realidad merece, hay quienes se preguntas si los dueños de este negocio son de Francia, pero no, soy orgullosamente hondureña, una catracha que con sus propias ideas ha hecho realidad sus sueños.

Lo más importante es dar el paso, es iniciar, ahora que veo mi negocio, la mentalidad que uno tiene es hacer crecer lo que ya tienes, en mis pensamientos no hay otra cosa que no sea, de mejorar, además, es una fuente de empleo, pero también tengo claro que todo es paso a paso. Tenía un mes de gracia, no pude iniciar porque yo quería comenzar al cien, deseaba tener todo, pero lo mejor es iniciar con lo tienes.

Hay que aprovechar cada coyuntura que te ofrecen hoy en día las redes sociales, son la puerta para levantar un perfil empresarial, estos negocios son muy beneficiados con las facilidades que hay para poder dar a conocer algo. En mi caso me costó aceptar la trascendencia que tiene el internet, uno nota la diferencia cuando haces presencia en una red social y cuando de ausentas.

Otra de las cosas que debes convertirlo como en habito, es la paciencia, una de las tantas enseñanzas de mi padre. Él ha sido testigo de mi estrés y preocupaciones, pues, considera que estar estresado y preocupado se convierte en un atraso, mi papá dice que eso te impide avanzar, recuerdo que cuando estaba todo listo para inaugurar el negocio, me dijo que mientras no lograra estar tranquila no abriría.

Mi padre ha sido mi amigo, compañero y mejor consejero

Uno tiene que aprender a escuchar consejos, entendí que el estrés es una barrera, te destroza y hasta puede acabar con grandes ideales, tengo pasión por lo que hago, amo lo que hago, por eso las cosas se van dando y los resultados  terminan siendo los  que de alguna manera estas esperando,  al final de todo no los vez como una lucha, sino como un placer que causa felicidad, se trata de tener vocación.

Me tocó ser madre a los 20 años, es una marca grande porque la vida te cambia, piensas diferente, te toca lidiar más que todo con la familia, recuerdo que hasta me salí de la universidad, pero con la ventaja que yo trabaje con mi papá desde que tenía 17 años, entonces eso como que te enseña a valorar más las cosas, logre ubicarme y siendo madre me acomodé para retomar mis estudios, entonces ya tenía una lucha en la que no podía flaquear.

Todos en la vida ocupamos que alguien nos eche una manito, las mujeres en Honduras tenemos talento, en mi caso, mi padre es ese amigo y compañero,  que siempre estuvo en los momentos más críticos. Tuve una relación que dejó como resultado mi hija (Graciela), soy madre soltera por decisión, no me quise casar,  yo quería que él (el exnovio) me demostrara que podía ser un buen esposo y sobretodo un buen padre, pero las cosas no se dieron, porque todo estaba las manos de Dios.

Soy madre soltera por decisión  

No estaba enamorada, por eso no me case, y se me hubiese casado creo que no habría logrado todo lo que alcanzado, como dicen por ay, por algo pasan las cosas, en temas de amor no he sufrido. Por ejemplo mi tía (Mirna) siempre me pide que me arregle, ahora veo la importancia de sus consejos, porque no solo me preocupo por mí, sino también por arreglar el negocio, las niñas, en fin la organización es un elemento que no pude pasar por desapercibido.

Ahora tengo una relación, soy madre soltera, y mis luchas siguen creciendo, así somos las madres, luchamos sin esperar nada a cambio, cada día es una oportunidad para buscar a Dios, el que nos da fortaleza en momentos difíciles, sigo creyendo que todo es posible, si lo dejas en manos de Dios. Nunca es tarde para emprender algo en la vida, sé que hay madres a las que les ha tocado más difícil. Hondudiario.

URL Corta: http://bit.ly/2qFhBSr

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...