Honduras no está preparada para recibir 60 mil retornados

201 views
***En el país no hay verdaderos planes de re inserción social en beneficio de los compatriotas deportados, señaló la directora del Centro de Humanidad Urbana,  Sor Lidia Mara Souza.
Oscar Hernández
Tegucigalpa, Honduras
 
 
La directora del Centro de Humanidad Urbana, Sor Lidia Mara Souza, calificó como “una tragedia social de incalculables proporciones se avecina si Estados Unidos cumple su amenaza de deportar casi 60 mil compatriotas cobijados bajo el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) pues Honduras no está preparada para recibirlos”.
 
Esta reacción de la representante del CHU, una  institución encargada de proteger a los compatriotas que regresan discapacitados o mutilados de la Unión Americana, luego que el gobierno de Donald Trump, advirtió que ya es tiempo que los “tepesianos” vuelvan a casa.
En ese sentido, la dirigente comentó que los que vienen deportados se encuentran aquí en que no hay programas de reinserción social y eso ha ocurrido todos estos años con los masivos envíos de compatriotas.
“En caso que se termine el TPS la crisis no sería solo económica, sino humanitaria, salud, educativa y familiar, pues son personas que tienen cerca de 20 años de vivir en los Estados Unidos”, lamentó la religiosa.
Allá nacieron sus hijos y se casaron, y si de repente regresan al país, aquí nadie los espera, pues es posible que hayan desaparecido sus vínculos familiares, comentó.
En todo ese periodo, Honduras ha cambiado mucho y por lo menos en lo que a infraestructura se refiere hay desarrollo urbano, admitió.
Total desesperación prima en los compatriotas que después de caer en las redadas son enviados de regreso, pues han dejado todo en Estados Unidos y en lo primero que piensan es hablar por teléfono con sus parientes allá.
También se muestran decididos a intentar irse como sea, para no perder lo que tanto les ha costado, dijo.
 El conflicto humano y las consecuencias lógicas de eso genere debe preocupar a las autoridades hondureñas y prepararse para lo peor, sugirió.
Por otra parte, se quejó que no reciben ningún apoyo estatal  a fin de atender a los migrantes retornados con discapacidad.
Muchos que llegan en silla de ruedas, con problemas renales, requieren antibióticos, medicamentos caros y atención especializada, pero la Secretaría de Salud pone oídos sordos a esa situación, reveló.
Deploró que el argumento de los funcionarios siempre es el mismo: “Si no tenemos para los de aquí, peor para los que vienen de allá”.
Advertencia
El anuncia de que el TPS sea cancelado por el gobierno de Estados Unidos, ha generado incertidumbre entre miles de hondureños, aunque extraoficialmente se dijo que sólo es una medida para mejorar los controles migratorios en ese país, para estas personas, considerando que durante su estadía ha sido regulada por las políticas estadounidense. hondudiario
URL Corta: http://bit.ly/2sghj5a

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...