Ley de Incentivos marca la ruta correcta para desarrollar Honduras como destino turístico

434 views

**Una nueva iniciativa, la Ley de Incentivo al Turismo, impulsada tanto por  el Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández como por la empresa privada, busca darle a este sector el empuje necesario para aprovechar estas ventajas competitivas naturales y hacer de este eje transversal del Programa Nacional de Desarrollo Económico 20/20 el generador de 250,000 empleos en cinco años.

Tegucigalpa, Honduras.

Por su estratégica ubicación geográfica en el corazón de Centroamérica, Honduras cuenta con todas las ventajas para desarrollarse como uno de los principales destinos turísticos de referencia, pues es el único país en la región que ofrece al turista las más abundantes y variadas bellezas naturales de aventura, arqueológicas y culturas vivientes.

Conforme a estudios realizados por el Fondo de Fomento al Turismo de México (Fonatur), y citados por la Cámara de Industria y Comercio Italo-Hondureña (Cicih), Honduras es el país en la región con más diversidad de atractivos turísticos, posicionándola como el destino de mayor potencial turístico.

Pero, aunque tiene todo que ofrecer, en la actualidad Honduras ocupa la última posición en crecimiento de la industria sin chimenea, algo que deja claro que para tener el liderazgo no basta con tener los mejor mejores encantos naturales y culturales, sino que tiene que ver con la infraestructura, servicios conexos, promoción y otros elementos necesarios para el despegue, señalan empresarios del turismo.

Una oportunidad de oro

Las tendencias en el turismo mundial están cambiando; cada año más de mil millones de personas buscan nuevos destinos para conocer, generando empleos y recursos para miles de personas.

Una oportunidad de oro para Honduras, después de una racha negativa en su imagen, que ahora resurge con un repunte con las mejores calificaciones de agencias calificadoras mundiales en materia económica, seguridad y transparencia,

El  Gobierno del presidente le apostó a cinco ejes fundamentales para el desarrollo del país: seguridad, inversiones, infraestructura, empleo y transparencia, logrando en sus primeros tres años un notorio cambio, mejorando la seguridad ciudadana, fortaleciendo la infraestructura vial y promoviendo los parques nacionales, los sitios arqueológicos y la gran variedad de riquezas y costumbres de cada rincón del país.

El mandatario hondureño ha tomado muy en serio el desarrollo del país a través del turismo; en 2015 declaró este rubro como una prioridad nacional, lo que permitió que Honduras ingresara en el Libro de Oro de la Organización Mundial del Turismo (OMT).

Con la nueva ley y las acciones del Gobierno del presidente Hernández durante estos últimos años, la senda del camino se está allanando, para lograr una infraestructura que permita abrir las puertas a todos los segmentos turísticos que andan en busca de nuevos destinos.

Para acompañar todo este proceso, el gobernante envió el 18 de julio al Congreso Nacional la Ley de Incentivo al Turismo, la cual busca motivar la inversión turística como un mecanismo para repotenciar la industria sin chimenea.

“Con la aprobación de la nueva ley, Honduras será uno de los destinos más visitados por los turistas; el país está cambiando, la gente está saliendo, así lo muestran las estadísticas y la movilizaciones de las fechas festivas. Hoy hay un 80% de turismo nacionales y un 20% internacional”, aseguró el representante del sector privado en el programa Honduras 20/20, Jesús Canahuati.

“Con la ley de incentivos creo que vamos por la ruta correcta; eso nos va permitir la atracción para la inversión nacional y extranjera”, aseguró Epaminondas Marinakys, expresidente de la Cámara Nacional de Turismo de Honduras (Canaturh), quien pidió tener confianza y olvidar el pasado de mucho abuso de otros sectores que no tenían nada que ver con esta industria, porque los beneficios eran compartidos.

“La nueva ley es única y exclusiva para el sector; se separa de otras leyes como las zonas francas, la zonas libres, las ciudades modelos. Entonces, ahora el turismo tiene su propia ley y la institución que la va a manejar, eso está bien claro, y es bueno”, afirmó el empresario.

Beneficios

El sector turismo tiene una particular distribución de la riqueza; es democrática porque no se concentra en unos poquitos, sino que es compartida por toda una cadena que se beneficia.

“El primero que tiene contacto con el turista al llegar al país es el maletero, que de inmediato recibe un beneficio; de igual forma el taxista que lo lleva al hotel, el botones, la señora de limpieza y los meseros. Es una cadena donde todos se benefician”, comentó Marinakys.

La ley ofrece exoneraciones por 18 años por el orden de 165 millones de dólares sobre el impuesto de renta para las nuevas construcciones, pero “hasta este momento no tenemos nada porque será sobre nuevas construcciones; entonces, la prebenda será hasta el momento que comience la inversión”, explicó Marinakys.

Con la puesta en marcha de esta propuesta, mientras el Estado se sacrifica con 165 millones de dólares, recibirá ingresos por más de 4,000 millones en 18 años.

“Estas no son cifras sacadas del aire, son cifras bien pragmáticas y sencillas, sacadas de modelos de países como República Dominicana, que ha crecido a otros niveles  y ahora ofrece muchos más incentivos por la fuerte competencia; hablamos de hoteles de 1,500 habitaciones”, puntualizó el empresario del turismo.

A manera de ejemplo, puso el caso de República Dominicana como muestra de las ventajas de invertir en el turismo, pues en ese país el Gobierno dio incentivos al sector por 5,300 millones de dólares, pero ese mismo año recibió  8,800 millones de dólares; estas no son proyecciones, son cifras reales de la OMT, o sea que este país recibió más de 3,500 millones de dólares adicionales arriba del sacrificio fiscal.

Por su parte, el representante del sector privado en Honduras 20/20 apuntó que con todas ofertas turísticas que tiene el país, más la posición geográfica y los incentivos, “estamos listos para lograr una conectividad total”.

Con la nueva ley se espera impulsar las inversiones y generar alrededor de 250,000 nuevos empleos y la creación de un fondo al que los inversionistas accederán para obtener recursos en condiciones preferenciales,

El director del Instituto Hondureño de Turismo (IHT), Emilio Silvestri, afirmó que dentro de la ley van incluidos siete factores de desarrollo para repotenciar el sector, entre ellos conectividad, infraestructura, seguridad capacitación del recurso humano e inversiones en proyectos conexos (restaurantes, discotecas, resorts, etc.), así como  promoción del país, destino de mercadeo e incentivos fiscales.

Época de obstáculos

Para dimensionar la importancia de apoyar a la industria sin chimenea es necesario recordar de dónde viene el país. Cifras del  Banco Mundial estiman que la media de crecimiento de turistas internacionales en la región centroamericana y del Caribe es de 5 %; sin embargo, Honduras apenas ha logrado un crecimiento  en los últimos cinco años de 0.5 %.

El sector del turismo ha tenido muchos obstáculos que le mantienen muy por debajo de las cifras en comparación a los países vecinos,  que desde hace algún tiempo le han apostado al sector ofreciendo incentivos fiscales a las nuevas inversiones y estimulando las ya existentes.

A esto hay que sumar la situación política y social que ha mantenido al país en constante crisis, que no ha sido fácil de manejar y que apenas en los últimos cuatro años  ha comenzado a cambiar.

Los empresarios del turismo recuerdan que muchas oportunidades se escaparon y que las mismas fueron aprovechadas por países vecinos.

“Mientras esto (la crisis en Honduras) ocurría, los demás comenzaron a aprovechar todas estas oportunidad y apostarle a esta industria ofreciendo incentivos  e invirtiendo recursos para su promoción”, dijo Marinakys.

A esto también se tiene que sumar que hasta hace unos años Honduras tenía una infraestructura de carreteras y aeropuertos bastante limitados, que dificultaba el traslado de turistas, además de ser uno de los países más caros para visitar.

Sin embargo, “ahora vamos por un buen camino” y con la Ley de Incentivo “sin duda cambiará la historia de nuestro país”, añadió el empresario del turismo.

Y es que “ahora se tiene estabilidad política y se está combatiendo la inseguridad; sin duda vamos a comenzar a ver cifras más alentadoras”, enfatizó Canahuati.

Cifras de Canaturh reflejan que en 2008 Honduras recibía 750 millones dólares de divisas, pero en 2009 cayeron a 400 millones de dólares, un retroceso para el desarrollo del país.

Tras esta época de baja rentabilidad, comenzó un despegue, al punto de que de 2014 al 2016 las divisas por turismo subieron a 800 millones de dólares y para el 2017 se espera que aumente a unos 900 millones de dólares.

​Datos de interés

  • Para el 2017 se estima un crecimiento en el turismo de  4%  a un 15%
  • Se esperan ingresos por más de 800 millones de dólares en divisas y 12% de crecimiento del turismo interno.
  • Crecimiento económico de enero a mayo 4.7 %, mayor al 3.3 % del mismo período de 2016.
  • El FMI estima un crecimiento de 3.5%, para la economía de Honduras en 2017.
  • El gran reto de Honduras es aumentar su crecimiento anual promedio hasta el 7 %.
  • El Fondo de Inversiones al Turismo podría ofrecer tasas en dólares de 4% a 6 % y en lempiras entre un 7.25%  y hasta un 10 %.
  • La meta de Honduras hacia el año 2020 es aumentar de 6,597 a 12,231 la disponibilidad de habitaciones.
  • En cuanto a visitantes, la meta es pasar de 1.9 millones de turistas a 2.9 millones, es decir, un millón de turistas más.
  • La meta es duplicar las divisas en el sector turismo, al pasar de un promedio de 713 a 1,540 millones de dólares.Hondudiario.
URL Corta: http://bit.ly/2vCrfcr

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...