Del enérgico árbitro de fútbol, un humilde servidor

1536 views

*** La pasión por lo que hace y la camaradería con sus colegas árbitros en el estadio de su pueblo, lo hacen más sencillo y compartir haciendo lo que le gusta junto a su familia.

Tegucigalpa, Honduras

El enérgico árbitro de fútbol, Oscar Moncada, considerado uno de los mejores del país y de la Concacaf, con su habitual sencillez, para quienes lo conocen fuera del terreno de juego, llegó al estadio de la ciudad de Talanga, cargando en sus manos una olla y bolsas con comida para compartirla con sus colegas árbitros de la Liga Mayor de esa región.

Esta historia ocurrió el domingo anterior, pero para los aficionados es normal que Moncada, llegue al estadio cuando no es seleccionado para arbitrar o impartir justicia en partidos de la Liga Nacional de Primera División del fútbol hondureño.

Eran casi las 12 del medio día, en el estadio Municipal de Talanga, estaban programados tres partidos de la Liga Mayor, igual las asignaciones de los árbitros, pero la presencia del internacional Oscar Moncada en el estadio, no provocó ninguna expectativa para los presentes, es decir dirigentes de los equipos y jugadores.

Sin embargo, para hondudiario.com, ver llegar a Moncada, con una olla en las manos, acompañado de su esposa y su pequeña hija, es una novedad, verlo saludar a sus “paisanos” y cruzar tranquilamente por el área del público del estadio, aparentemente desapercibido por todos los presentes.

Sin embargo, era inevitable saludarle, felicitarle y manifestarle las muestras de admiración y respeto, por su éxito profesional en el campo del arbitraje, por ser una imagen pública nacional e internacional, máxime de un hijo nativo del pueblo talangueño.

Tras un breve y afectuoso saludo, la pregunta lógica, “que haces, acá?. y con su habitual sonrisa, moviendo el rostro para indicar la zona de camerinos de los árbitros, expresó, “es que vengo a compartir con ellos. Les traigo algo de comida y comemos juntos, compartimos en familia”.

Moncada se limitó a explicar sobre su presencia y su quehacer arbitral, sin embargo dirigentes de la Liga Mayor, Rigoberto Gómez Murillo de esta ciudad de Talanga, informaron que es normal que Oscar llegue los domingos cuando no tiene compromisos en la Liga Nacional de Primera División.

“El (Oscar) cuando viene le da consejos a los árbitros de esta filial de Talanga, los orienta y él se pone de línea a colaborar con ellos. A veces se pone de árbitro central y lo hace ad honoren, no cobra a la Liga”, explicó uno de los dirigentes.

Para los dirigentes de los equipos de la Liga Mayor, “es un privilegio” que el internacional Oscar Moncada, después de estar pitando o impartiendo justicia en partidos eliminatorios a la Copa Mundial de Rusia, Copa Oro y otros países, llegue a pitarles partidos.

Detrás de éste enérgico árbitro, hermano del también árbitro y ahora dirigente político Mario Moncada, es descendiente una familia futbolera, considerando que su padre Donaldo Moncada, fue una figura emblemática en la década de los años 60 y 70, al integrar los recordados equipos del pueblo el San Diego, El Palestino y otros, hasta su retiro.

La pasión y dedicación por el arbitraje, también considerada como “una locura” por Oscar Moncada, el vive con sencillez y humildad lo que le gusta y no pierde momentos para mantenerse en forma y apoyando a sus compañeros de la filial de su pueblo. hondudiario

URL Corta: http://bit.ly/2wiSDZx

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...