¿Es el capitalismo tan salvaje que debe ser destruido?

209 views

 

Guillermo A. Zurga    

Según el marxismo leninismo, la revolución socialista, no puede progresar con la existencia del capitalismo. En consecuencia, este debe ser barrido de la faz de la tierra. Lo que los ciudadanos normales y libres de pensar, no entendemos, es él porque tienes que destruir algo que funciona y da resultados a los inversionistas, quienes contribuyen con sus impuestos, fundaciones, y actividades sociales solidarias con el mundo pobre como ayuda suplementaria para combatir el hambre y la pobreza.

La creencia legendaria de que el inversionista o capitalista es un explotador de los trabajadores, se cae por inexacta y maliciosa; puesto que la evolución de los sindicatos y de las leyes, han ido cerrando esa brecha y hoy día el empresario moderno es mucho más generoso y justo con los salarios y sueldos que paga a sus empleados. El deporte es una de esas industrias mágicas que hace cada año hace millonarios a millones de personas provenientes de las áreas marginales de sus países, en desarrollo o sub desarrollados. Que se sepa, no se conoce a ningún país del lado socialista que se haya desarrollado económicamente gracias a la aplicación del socialismo. La URSS fracaso en el intento, y China se cambió al capitalismo para perecer.

El ejemplo chino es referencia perfecta para desdecir las sandeces del socialismo, al asegurar, que el sistema capitalista explota al pueblo. China se ha convertido en unos 40 años en un gran país capitalista, con cuyas ganancias han ido resolviendo múltiples problemas de pobreza crítica en su territorio. El capitalismo chino ha permitido a ese país, un desarrollo industrial sin precedentes que lo ha catapultado a la cima de la economía mundial. ¿Es que caso los socialistas no leen los periódicos? Son más de 1000 millones de ciudadanos chinos quienes se están beneficiando del capitalismo que práctica china hoy día. Es tan así, que China se ha convertido en el principal país prestamista de dinero en el mundo. Hasta los EE.UU. se encuentran atenazados a esa red de países.

Las experiencias negativas de países socialistas en Europa en el siglo pasado, nos han debido dejar una experiencia real sobre el socialismo. No obstante, al parecer esta debacle del comunismo en Europa, al parecer no ha sido nada ejemplar para convencer a los tozudos socialistas de que su sistema político del comunismo y sistema económico del socialismo, son una gran farsa y han fracaso rotundamente en el mundo. De ser cierto esto, entonces nos hacemos la pregunta lógica: ¿Por qué entonces el liderazgo comunista internacional continúa ´promocionando al marxismo leninismo, no obstante, su fracaso mundial? En mi opinión, la respuesta a esa pregunta pudiera tener su fundamento y respuestas en los egos de los líderes del socialismo mundial. En el caso de Latinoamérica, uno de los egos más prominentes y dignos de mencionar ha sido el ego de los hermanos Castro, dueños absolutos de Cuba, en vía de serlos de Venezuela.

Una simple anécdota durante la crisis de los 11 días, entre la URSS y los EE.UU., en la cual se creyó que se iniciaría la 3ª. guerra mundial, por la base de misiles construida en Cuba, descubierta por los EE.UU., demuestran el tamaño del ego de Fidel Castro, cuando en una carta que éste le escribió a Nikita Jruschov entonces secretario general de la URSS, le decía que no se preocupara por Cuba, que siguiera adelante con los planes, y de ser necesario, no retrocediera e iniciara la guerra contra los EE.UU. Palabras más o palabras menos, ese era el tamaño del ego, locura y talante del difunto Fidel Castro.

Los otros dos egos internacionales son los del presidente de Rusia Vladimir Putin y el del presidente de Corea del Norte Kim Jong-Un. El primero por pretender infructuosamente intentar reunir de nuevo a la desaparecida URSS, y recuperar el poder y la gloria perdidos. Y el segundo, por sus ansias de llamar la atención para que lo tomen en seriamente en cuenta. Es decir, se trata de dos líderes totalitarios, inadaptados, sagaces y violentos.

Podríamos dar interminables ejemplos de países que utilizan exitosamente al sistema capitalista como sistema económico, para el desarrollo de sus respectivos pueblos, en Europa desde hace siglos, y más recientemente en Latinoamérica, Asia, Oceanía y África, gracias al capitalismo, han evolucionado y lo siguen haciendo, aún en contra de los pronósticos maliciosos de los camaradas, quienes permanentemente acechan y acosan a los países en desarrollo que aplican el capitalismo, para desequilibrarlos u ganarlos hacia su lado.

El que haya inversionistas y/o, o empresarios capitalistas: tramposos, abusivos, inescrupulosos, corruptos, avaros o que actúen fuera de las leyes y de la moral, es un asunto ajeno al sistema per se, puesto que es un asunto o comportamiento inusual, perfectamente controlable y/o regulable según sean la permisividad de las leyes y la justicia de ese país.

Algunos países que practican el capitalismo, como sistema económico, para su desarrollo, tienen crisis internas debido a la debilidad de su democracia e instituciones y fallas del Estado de derecho, donde la impunidad. Corrupción y el vandalismo hacen de las suyas. En estos casos, una las prioridades de esa nación debería ser el de fortalecer al sistema democrático, antes de culpar y condenar al sistema capitalista por tal situación.

Así como los pueblos democráticos tradicionales, defienden a su democracia, es mi opinión, que también deberían defender a su sistema económico capitalista, más conocido como de libre mercado; de manera tal, que los políticos sepan, que el pueblo está bien claro en lo que desea y apoyan irrestrictamente. Para las familias, el sistema capitalista ha sido tomado de ejemplo como ayuda económica, desde hace siglos. Son millones de familias las que se han beneficiado con un negocio familiar capitalista que les ha permitido salir adelante económicamente y satisfacer muchos de sus sueños.

Lo inverso o contrario al capitalismo es el socialismo o estatismo. Es decir, toda la economía del país es controlada férreamente por el estado. Se fijan arbitrariamente precios de venta, se exige al inversionista que no gane, tanto, que gane lo menos posible. En muchos casos les fijan los precios de sus productos por ley y terminan quebrando y bajando las Santamaría de sus negocios. En esa misma tónica, nacionalizan las empresas de servicios para ofrecer los costos de estos mucho más bajos; que, en el caso de la gasolina automotor en Venezuela, es infinitamente más barato que los costos reales del producto en otras partes del mundo. Esto por supuesto, termina colapsando económicamente a tales empresas estatales y poniendo en dificultades a tales gobiernos, puesto que se les hace muy difícil aumentar los precios a sus niveles lógicos, por miedo a las manifestaciones populares.

En su ansiedad de dar empleos y ofrecer los servicios al pueblo, el estado, crece de una manera desproporcionada, y desordenada; al extremo, de tener que triplicar los ministerios de 15 ministerios existentes anteriormente a la cantidad inverosímil de 45 ministerios, que requieren de cuantioso personal y presupuestos de parte del Estado.

Es decir, el Estado, le quita atribuciones al sector privado y los traspasa al sector público, engordando la burocracia nacional a niveles exagerados, tal es el caso de la Venezuela de hoy. Por supuesto, la tendencia al subsidio, pareciera forzosamente a incrementarse.
No obstante, lo dicho, el estatismo en Venezuela, apenas comienza, puesto que, según pronunciamientos reiterativos del régimen, estamos a la espera de la abolición de la propiedad privada, y del surgimiento de la propiedad comunal y en cooperativas, con lo cual las empresas privadas actuales pasarían a ser propiedad del Estado (léase régimen), tal como sucedió y sucede en Cuba.

Se desconoce el final de esta trjicomedia que vive el pueblo venezolano. Es imposible determinarlo. Lo que, si parece cierto, es que el pueblo venezolano pareciera estar dispuesto a inmolarse, antes de permitir sumisamente que nos impongan tal tipo de dictadura socialista.
Se ignora cual es la próxima jugada del socialismo cubano respecto a Venezuela. Todos incluyendo a la opinión de los voceros internacionales, estamos a la espera de la próxima jugada del castrismo y chavismo, respecto a sus próximas acciones. Por ahora, en Venezuela, se permite la existencia de la propiedad privada y la gestión productiva privada sigue vigente. Sin embargo, la Asamblea Nacional Constituyente sigue actuando como tal.

Lo que, si puedo afirmar, sin duda alguna, es el hecho de que el desafiante socialismo cubano se diluye y debilita y el capitalismo gana más terreno y respeto. Ello por una simple, observación. Los bancos capitalistas internacionales parecerían ser los únicos, que ofrecen soluciones prácticas, viales y expeditas a la Venezuela económicamente débil, agobiada y propensa a caer en default, de no producirse un inmediato cambio de gobierno hacia la democracia y racionalidad. La tesis de que, a mayores subsidios, los gobiernos son mejores y más populares. Se ha desmoronado totalmente en Venezuela. La tesis de mayor desarrollo económico para generar mayor cantidad de puestos de trabajo formal, con sueldos y salarios que permitan a los ciudadanos tener mayor capacidad de compra, pareciera que siguen triunfando sobre esos proyectos políticos totalitarios y hegemónicos de contenido social engañoso.

En democracia, las funciones del Estado están muy bien definidas y acotadas. La función primordial de un Estado democrático, debe ser la de control, apoyo y promoción, al sector privado en lugar de su competencia con éste. El rentismo, y el populismo terminan por afectar negativamente al pueblo. Puesto que éste se acostumbra pronto al facilismo parasitario, en perjuicio de su habilidad natural generadora y productiva de bienes y servicios. Esos inmensos gastos en subsidios y protección social, invertidos en educación, salud, tecnología y proyectos de inversión de capital son mucho más rentables que la ayuda monetaria directa. Es mucho mejor tener una enorme producción de bienes y servicios, acompañados de bajo desempleo y altos ingresos y salarios, que una gama de programas de subsidios, que solo dejan perdidas económicas incontrolables, que llevan al país al innecesario endeudamiento.

Esta experiencia negativa que ha tenido Venezuela con el socialismo, nos debe servir de experiencia, de estar alerta para el futuro, y desechar las ofertas engañosas de los políticos de ultra izquierda, quienes continuarán insistiendo de por vida en el tema del socialismo y miserias del populismo, cuando los países tienen algún tipo de dificultad política o económica.
Esa es una enfermedad global que existirá mientras existan pueblos pobres y desatendidos por sus dirigencias políticas. Latinoamérica y África continúan siendo caldo de cultivo para la aventura del socialismo; razón para estar alertas e intentar mejorar nuestros desarrollos económicos en democracia.
En base a lo expuesto, no es de extrañar, que los intentos de los líderes de las izquierdas hayan fracasado en Argentina y en Brasil en su intento de imponer el sistema económico socialista en dichas naciones. En Ecuador ya es un hecho de que el presidente actual dará un giro a sus políticas públicas y económicas hacia el capitalismo. Bolivia muy hábilmente se ha manejado entre aguas turbias y ha mantenido medianamente a su economía mixta gracias al narcotráfico y a los subsidios que aportan Venezuela y otros a su economía. El eje socialista en Latinoamérica, esta apalancado en Cuba, Nicaragua y Venezuela, con la ayuda de China, Rusia y ahora de Corea del Norte. Es decir, se ha convertido en un problema regional de magnitud internacional. No en vano, los EE.UU. han calificado a Venezuela de amenaza para esa potencia mundial.

La Venezuela comunista no está sola, está acompañada por los países comunistas internacionales, así como por los carteles de las drogas, los cuales son pocos, pero con recursos económicos y militares como para resistirse a los embates de la democracia y decencia mundial. Esa es la triste situación de Venezuela, razón por la que tiene muchos aliados y detractores, lo cual hace difícil su derrota física, no obstante, la derrota política, moral y económica sufrida. Las opciones de sacar al comunismo del poder en Venezuela son escasas y complejas. La solución política y electoral, pareciera alejarse cada día, por las triquiñuelas del régimen y el tira y encoje con sus promesas fallidas de actuar democráticamente, cuando en esencia su conducta es totalmente contraria a la democracia.

Muy pocos factores creen en el dialogo para lograr elecciones generales cuanto antes. De lograrse sería a través del perdón y borrón y cuantas nuevas que el pueblo venezolano no está dispuesto a negociar. Son muchos y graves los crímenes que ha cometido el chavismo en nuestra patria como para perdonarlos y/o condonarlos. Los líderes chavistas, deben pagar con cárcel, por el gran daño ocasionado a la nación. Negociar con ese derecho de la justicia venezolana, sería como traicionar a la patria.

Los castigos económicos y políticos a los dirigentes del régimen pareciesen no están surtiendo los efectos deseados. Hasta da la impresión que los subestiman y desprecian, calificándolas de soluciones imperialistas, al estilo norcoreano. Soy uno de los tantos escépticos que creen que esos castigos son la solución. La doble cara y discursos de los chinos y rusos impiden que se les solicite su intermediación en el conflicto, dados los intereses políticos y económicos que han logrado instalar en nuestro país.

Estoy “casi” convencido de que, la única opción viable para sacar al chavismo del poder es mediante la intervención militar de los EE.UU. Eso si, esta tendría que ser dual Cuba-Venezuela. Su justificación estaría basada en lograr la paz y estabilidad política y militar en América. El precio y costos a pagar serían inmensos, pero se resuelve un viejo y álgido conflicto continental que podría llevarnos a una 3ª guerra mundial nuclear, tal como la que se presentó en los años 60 del siglo pasado, con el caso de la base de misiles cubanos. De no resolverse este latente problema, el mismo seguiría angustiando a nuestra región, hasta tanto no se detenga la provocación cubana en América.

A los que se alarmen por esta solución, debido a los daños colaterales en muertes resultantes u otras razones, les recuerdo, que más muertos ha habido en Venezuela durante estos 18 años como consecuencia de la delincuencia organizada, de los que pudieran resultar de tal acción militar. Si a esto sumamos los muertos en Venezuela por hambre, enfermedades y balas del chavismo y del ejército, las cifras podrían asómbranos.

Si los EE.UU. considera hacerlo desestimando las observaciones de políticos pacifistas prominentes de la región, requiere prepararse metódica y minuciosamente, tal como lo recomienda en su libro “El Arte de la Guerra”, de Zun Tsu. De tal libro extraje una minúscula parte de la conducta que debe tener el líder de tal invasión. Cito sic: “Corresponde al general ser tranquilo, reservado, justo y metódico. Sus planes son tranquilos y absolutamente secretos para que nadie pueda descubrirlos. Su mando es justo y metódico, así que nadie se atreve a tomarlo a la ligera.

Puede mantener a sus soldados sin información y en completa ignorancia de sus planes. Cambia sus acciones y revisa sus planes, de manera que nadie pueda reconocerlos. Cambia de lugar su emplazamiento y se desplaza por caminos sinuosos, de manera que nadie pueda anticiparse. Puedes ganar cuando nadie puede entender en ningún momento cuáles son tus intenciones” Fin de la cita. Cito sic “Pero la obra del general Sun Tzu no es únicamente un libro de práctica militar, sino un tratado que enseña la estrategia suprema de aplicar con sabiduría el conocimiento de la naturaleza humana en los momentos de confrontación.

El arte de la guerra, no es, por tanto, un libro sobre la guerra; es una obra para comprender las raíces de un conflicto y buscar una solución. “la mejor victoria es vencer sin combatir”, nos dice Sun Tzu, “y ésa es la distinción entre el hombre prudente y el ignorante”. Fin de la cita.
 

URL Corta: http://bit.ly/2fAhBR2

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...