La tele de Apple da el salto, por fin, a la resolución 4K

204 views

***La crítica es unánime: es el más caro (desde 199 euros), pero también es el mejor.

Tegucigalpa , Honduras

Ya sé que hay muchas maneras de verla; que podía haber visto Juego de Trono en pleno julio a través de Yomvi o también desde la app de HBO.

Pero no se puede ser infiel en las series.

Si las ves con alguien estás obligado a seguir el ritmo.

Así que esperamos hasta mediados de septiembre para ver la serie del tirón y en la pantalla grande.

El método elegido fue Movistar+. Pero, oh, sorpresa, sólo estaban disponibles los primeros episodios.

Tragedia. ¿Qué hacemos? Nos pasamos a HBO y vemos el resto de capítulos en la app para el AppleTV.

La experiencia no fue buena. Calidad de imagen mediocre, parecía que estábamos ante resoluciones de 720 puntos.

Y, además, con una baja tasa de refresco.

Qué lástima.

De todas formas, pensé, en unos días Apple cambia su Apple TV y la cosa cambiará, pensé. No en vano, se llama Apple TV 4K.

Instalé el Apple TV y me decía que el cable no era compatible. Ups.

El mensaje decía “Hay un problema con el cable HDMI”. Imposible. Resulta que, a pesar del precio, el Apple TV viene sin cable HDMI, y desde Apple nos proporcionaron uno de última generación de Belkin, que admite velocidades de transferencia muy altas, las necesarias para la resolución 4K.

Para refrescar memoria, la resolución 4K tiene cuatro veces más puntos que la Full HD, casi 8.300.000 píxeles frente a 2.073.600.

Tras hablar con Apple y dar mil vueltas al asunto, el resultado era tan sencillo como cambiar de enchufe.

El problema no era el cable ni el Apple TV, sino el usuario poco espabilado (léase yo mismo), que había conectado el equipo a un puerto que no era 4K.

Resuelto el problema de principiante y reconfigurado el Apple TV, lo primero que hice (eso sí tras actualizar las aplicaciones instaladas) fue revisitar Juego de Tronos.

Y eso fue otra cosa. Allí al fondo, donde antes apenas se intuía que podía haber una figura, ahora se veía claramente; los colores eran mucho más naturales y, por supuesto, la imagen discurría con fluidez… Así, sí.

No hay cambios externos en el Apple TV, tan sólo en el mando a distancia el botón de Menú se ha destacado con reborde blanco y un poco más alto que permite que se distinga a oscuras con más facilidad.

El responsable último de la mejora de calidad de imagen es el chip A10X Fusion, el mismo que lleva en su interior el iPad Pro.

También es responsable del buen rendimiento como consola de videojuegos (después de montarme el otro día en un simulador de un Ferrari en FerrariLand me he reenganchado a juegos de conducción) y del trabajo que hace Siri.

Introducir datos en un cajón de búsquedas con un mando a distancia es la cosa más incómoda y atrasada del mundo. Y Siri lo hace bien. Muy bien.

El cambio de resolución a 4K se está haciendo necesario en el convulso mercado del vídeo bajo demanda. Cada vez hay más contenido en esta resolución. De hecho, los descodificadores de Vodafone ya admiten esta resolución y Movistar anunció este verano que estaba trabajando en ello.

Algo lógico, por otra parte, ya que las series que está preparando el operador español -La Peste, Félix…- serán en 4K.

El Apple TV 4K está disponible en dos modelos. La diferencia es el almacenamiento: 32 Gigas, 199 euros; 64 Gigas, 219 euros. El Mundo/Hondudiario 

URL Corta: http://bit.ly/2xPD7Z7

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...