Ropa Inteligente

153 views

***La alianza entre Google y Levi’s para comercializar una chaqueta inteligente puede incentivar a otras marcas de ropa y complementos a adoptar tecnología en sus prendas, pero todavía se encuentra en una fase muy incipiente

Tegucigalpa,Honduras

Esta prenda incorpora unas conectividades que llegan hasta el teléfono móvil.

Con ella puesta el usuario puede realizar algunas funciones (limitadas, eso sí) como controlar el volumen del reproductor de música, establecer llamadas telefónicas o recibir impulsos desde la aplicación Google Maps.

Algo útil por ejemplo cuando caminas y necesitas orientarte.

Una operación más rápida que requerir la extracción del terminal del bolsillo y hacerlo de manera manual.

El proyecto tiene en claro lo que pretende hacer: diseñar prendas tecnológicas o inteligentes.

El secreto de esta «cazadora» se encuentra en sus 15 hilos conductores que van entretejidos en la tela y que confieren sensibilidad al tacto.

Esta primera chaqueta vaquera de estilo «vintage» está, por ahora, disponible únicamente en algunos puntos de venta en EE.UU. Su precio, algo descabellado, la verdad: 350 dólares.

Una cifra que la convierte, de facto, en moda exclusiva y diferencial.

Como los teléfonos móviles inteligentes en sus inicios.

No deja de ser un experimento curioso que, más allá de de su intencionalidad, ambas marcas ya han logrado lo que pretendían, un reclamo publicitario.

Acerca de la «ropa inteligente» se han visto numerosos proyectos, mejor o peor desarrollados. La «startup» española First1Vision creó una camiseta pensada para el deporte.

Tuvo bastante repercusión. Otro español, Xavier Verdaguer, pensó en su caso una sudadera pensada para leer «tuits». Sí, como lo leen. Con algunas prácticas funciones, la cosa quedó ahí.

Hasta Nike más recientemente ha logrado integrar en unas camisetas un chip NFC para obtener información útil para generar estadísticas de los jugadores de la NBA.

Intel, el gran proveedor de componentes informáticos, no dejó indiferente a nadie con su Butterfly Dress, un vestido con sensores de proximidad y fibras ópticas para crear asombrosas representaciones si se estimula con impulsos eléctricos externos.

El resultado era, cuanto menos, curioso, pero muy probablemente jamás lo lleve una persona en la calle.

Otro ejemplo se encuentra en los proyectos iniciados en el Instituto Tecnológico Textil (AITEX), que entre otras cosas ha desarrollado un nuevo tejido para ropa de bebé para evitar las radiaciones ultravioleta.

Se caracteriza por sus propiedades anti microbianas y por su elevado nivel de protección frente a la radiación ultravioleta.  ABC/Hondudiario

URL Corta: http://bit.ly/2zdkKeA

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...