Embajador de España pide al Gobierno hondureño “respetar contratos y la seguridad jurídica”

429 views

**** El jefe de la misión diplomática del gobierno español, detalló una serie de programas y proyectos en lo político, de cooperación, en lo cultural y económico que su país realiza en beneficio de diferentes sectores hondureños.

Tegucigalpa, Honduras
,

El embajador de España en Honduras, Miguel Albero Suárezes, manifestó aquí, que para el sostenimiento de las inversiones de las empresas de su país “es imprescindible que Honduras tenga seguridad jurídica, que se respeten los contratos y se pague a aquéllas empresas los incentivos que esos contratos prevén”, porque de lo contrario se habrá malogrado las oportunidades de negocios.

Esta petición la hizo pública el diplomático en su discurso en los actos de celebración y la recepción en honor al Día Nacional de España, donde Albero Suárezes, salió en defensa de los intereses de las empresas de su país que tienen inversiones en Honduras, indicando también que este año dejara sus funciones como Embajador de España en Honduras.

Asimismo dijo que durante casi cuatro años ha tratado de ayudar a mejorar las relaciones entre nuestros dos países, “pues esa y no otra es la labor que se nos encomienda a los diplomáticos cuando nos destinan, y que tratamos de cumplir”, al resaltar sus principales participaciones como diplomático.

En el ámbito político, señaló las visitas del ahora Rey de España, que asistió a la toma de posesión del presidente en enero de 2014, todavía como Príncipe de Asturias, comparada también a la visita oficial del presidente Juan Orlando Hernández a su país en ese mismo año.

Agregó de una visita de gran calado político y de cooperación, “pues en ella se firmó el nuevo Marco de Asociación de País (MAP) por más de 150 millones de euros para los siguientes cuatro años. Y por seguir con las visitas de ida y vuelta, S.M. la Reina eligió Honduras como primer país que visitaba en calidad de embajadora de la cooperación española, hecho que sucedió en mayo de 2015”.

Asimismo resaltó, la visita del ministro de Asuntos Exteriores, García Margallo, que llegó al país en marzo de 2016, para la puesta en marcha del plan nuevo Núcleo España.

En el ámbito de la cooperación, agregó, que el nuevo MAP firmado durante la visita oficial del presidente a España, ha supuesto un ejercicio de concentración tanto sectorial como geográfica de la cooperación española, para lograr gestionar mejor el dinero de nuestros contribuyentes siendo más eficaces.

“Quiero destacar que ese MAP se firma cuando todavía España sufría una profunda crisis económica, hoy felizmente superada, y eso da cuenta del compromiso de España con Honduras, cuya cooperación no ha cesado desde que se consolidó para ayudar a reconstruir el país, tras el fatídico huracán Mitch. Esa cooperación me ha permitido conocer casi todos los rincones de Honduras, de Guajirico a Minas de oro, de Trujillo a Gracias, de San Nicolás a Santa Rosa, de Trojes a Catacamas, y podido comprobar tanto lo maravilloso que es este país como lo eficaz y visible que es la cooperación  española”.

“Una cooperación, implementada por la AECID, que ahora cuenta además con el reto de la cooperación delegada, con proyectos notables realizados con fondos de la Unión Europea, tanto en Euro-justicia como en Euro-labor”, señaló, a la vez resaltar el logro de todos los programas aprobados.

Indicó que la AECID ejecutó numerosos proyectos de saneamiento y potabilización de agua, descentralización, fortalecimiento institucional, derechos humanos, turismo, patrimonio, al punto que sería imposible enumerar todos los que se han implementado en estos años.

Albero Suárezes calificó como instrumento muy eficaz en la cooperación española, el Fondo de Conversión de Deuda, “que gestiona la Oficina comercial, el más importante que España tiene en el mundo, y con el que se han llevado a cabo proyectos de educación, de energías renovables, de medio ambiente, algunos en esos lugares remotos que he mencionado antes, un fondo que administra el BCIE y para el que la contraparte es el Ministerio de Finanzas”, cuyo objetivo final es mejorar la vida de los hondureños.

“En el ámbito económico, estos años han servido para poner en marcha el Núcleo España, dentro de la cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa, que agrupa a las empresas españolas instaladas en el país y aquéllas que tienen especial relación con España”, señaló.

A la vez estimó que en este tema “es un ámbito donde todavía hay margen de mejora, porque los intercambios comerciales no son lo intensos que quisiéramos, como no lo es todavía la presencia de empresas españolas en el país, que sí están en otros países de la región”.

” Y creo que los próximos años pueden ser años muy positivos en este aspecto, porque se dan contemporáneamente varias circunstancias. Por un lado, desde hace poco contamos con un vuelo directo de España a Honduras, de Air Europa, algo que ha costado tiempo pero que creo que dará un salto cualitativo en las relaciones comerciales. Si a ello añadimos el que hay una coyuntura macroeconómica estable en el país, la llegada de empresas españolas por el proyecto de Palmerola, y la nueva ley del turismo con los incentivos que comporta, creo que en los próximos años asistiremos a un incremento de esas relaciones, y estoy convencido que el Núcleo es una muy buena semilla para ayudar a los que vengan y para conformar así un grupo potente de empresas que ayuden al crecimiento del país”.

Para ello es imprescindible que Honduras tenga seguridad jurídica, que se respeten los contratos y se pague a aquéllas empresas los incentivos que esos contratos prevén, porque de lo contrario habremos malogrado una muy buena oportunidad para que en este ámbito podamos dar un paso de gigante. Quiero aprovechar para agradecer a las empresas su participación en el Núcleo y también a las que han ayudado para este evento”, exclamó el diplomático.

Asimismo, indicó a algunas empresas como CAMARONERA SANTA INÉS, ENERGÍA SOLAR CENTROAMERICANA, EDITORIAL SANTILLANA, TYPSA, VEGA DE TERA, FREIXENET/MARCAS MUNDIALES, NOVA HONDURAS,  ELECNOR,  ATLÁNTICA,  MAPFRE,  GRUPO COBRA e INDECASA.

“Y por terminar con los distintos aspectos de nuestra relación bilateral, en el ámbito cultural, en estos años el CCET se ha consolidado como un punto de referencia de la vida cultural de la capital, con un programa estable, con esa combinación perfecta de actividades españolas, otras latinoamericanas, y otras puramente hondureñas, dando cabida y espacio a los creadores locales.

Hemos llevado el arte a la calle con una exposición del Museo del Prado que fue producida aquí y luego itineró por la región, hemos llevado actividades culturales a otras ciudades del país, hemos llevado una exposición de primer nivel sobre Cervantes al MIN, y por llevar hasta hemos llevado una a los muros de la Casa Presidencial.

Pero sobre todo, yo destacaría esa actividad permanente de dar cabida a los creadores y a las industrias culturales hondureñas, y de adaptarse a los tiempos. Como concreción de toda esa política, este año celebramos los diez años del CCET, con un edificio nuevo frente al redondel de los artesanos, con una filosofía nueva de mirar hacia adelante, y con un gran número de actividades para celebrarlo y hacer balance de lo hecho hasta ahora. Como ejemplo y sin ir más lejos, la que tenemos el próximo día 14, la feria del redondel, con el Grupo las Migas, a la que están todos muy cordialmente invitados, expresó entre otras cosas el jefe de la misión diplomática de España en Honduras, en su discurso de celebración. hondudiario.

Discurso Integro

Palabras del Embajador de España en Honduras, Miguel Albero Suárez, durante la recepción en honor al Día Nacional de España

12 de octubre de 2017, Tegucigalpa, M.D.C., República de Honduras

 

 

Por cuarta vez comparezco ante ustedes con ocasión del doce de octubre, día de nuestra Fiesta Nacional. Por cuarta y desgraciadamente última vez, pues en pocos días cesaré en mis funciones como Embajador de España en Honduras para volver a mi país, para incorporarme como Director de Cultura de la Biblioteca Nacional de España. O por decirlo en verso contundente del poeta hondureño Juan Ramón Molina, en su poema Adiós a Honduras. Voy a partir: adiós. Desde luego, no se puede decir más claro. Me van a permitir por tanto, siendo este mi último doce de octubre, que haga un balance de lo realizado en estos cuatro intensos años, tan intensos que el tempus fugit se ha confirmado de verdad, o si prefieren el castellano al latín, tan intensos que se han pasado volando, como un suspiro.

 

A lo largo de estos casi cuatro años he tratado de ayudar a mejorar las relaciones entre nuestros dos países, pues esa y no otra es la labor que se nos encomienda a los diplomáticos cuando nos destinan, y que tratamos de cumplir. Y lo hice esta vez incumpliendo el dicho que reza que a Honduras se viene llorando y se va llorando, se viene llorando porque uno no quiere venir y se va uno llorando porque al final el país le gustó. Vine, vinimos, (porque esta ha sido una aventura familiar) con muchas ganas, y creo que eso es algo fundamental para poder hacer bien el trabajo encomendado, además de para disfrutar del destino.

 

En el ámbito político, estos cuatro años han supuesto sin duda una consolidación de las relaciones entre nuestros dos países. S.M. el Rey asistió a la toma de posesión del presidente en enero de 2014, todavía como Príncipe de Asturias, hecho que no se produjo en la anterior toma de posesión. Y para dar respuesta, el presidente Juan Orlando Hernández viajó a España en visita Oficial en octubre de 2014, algo que tampoco se había producido en el gobierno anterior. Una visita de gran calado político y de cooperación, pues en ella se firmó el nuevo Marco de Asociación de País (MAP) por más de 150 millones de euros para los siguientes cuatro años. Y por seguir con las visitas de ida y vuelta, S.M. la Reina eligió Honduras como primer país que visitaba en calidad de embajadora de la cooperación española, hecho que sucedió en mayo de 2015. Y ahí no queda la cosa, el Ministro de Asuntos Exteriores, García Margallo, viajó al país en marzo de 2016, visita que sirvió par a la puesta de largo del nuevo Núcleo España, cuando llevábamos muchos años sin recibir a un Ministro de Exteriores español. Y para concluir, desde luego se hizo presente el Secretario de Estado de Iberoamérica, que estuvo aquí en dos ocasiones, certificando que la relación bilateral pasa por sus mejores momentos.

 

En el ámbito de la cooperación, el nuevo MAP firmado durante la visita oficial del presidente a España, ha supuesto un ejercicio de concentración tanto sectorial como geográfica de la cooperación española, para lograr gestionar mejor el dinero de nuestros contribuyentes siendo más eficaces. Quiero destacar que ese MAP se firma cuando todavía España sufría una profunda crisis económica, hoy felizmente superada, y eso da cuenta del compromiso de España con Honduras, cuya cooperación no ha cesado desde que se consolidó para ayudar a reconstruir el país, tras el fatídico huracán Mitch. Esa cooperación me ha permitido conocer casi todos los rincones de Honduras, de Guajirico a Minas de oro, de Trujillo a Gracias, de San Nicolás a Santa Rosa, de Trojes a Catacamas, y podido comprobar tanto lo maravilloso que es este país como lo eficaz y visible que es la cooperación    española. Una cooperación, implementada por la AECID, que ahora cuenta además con el reto de la cooperación delegada, con proyectos notables realizados con fondos de la Unión Europea, tanto en Euro-justicia como en Euro-labor. Gracias por confiar en nosotros, nuestra experiencia y nuestros estupendos profesionales hacen que estemos seguros de llevar a buen puerto los programas aprobados.

 

Y es que la AECID ha llevado a cabo numerosos proyectos de saneamiento y potabilización de agua, descentralización, fortalecimiento institucional, derechos humanos, turismo, patrimonio, al punto que sería imposible enumerar todos los que se han implementado en estos años. Bueno, en verdad seria posible, pero se nos enfriaría la paella y nadie quiere eso.

 

Otro instrumento muy eficaz en nuestra cooperación ha sido el Fondo de Conversión de Deuda, que gestiona la Oficina comercial, el más importante que España tiene en el mundo, y con el que se han llevado a cabo proyectos de educación, de energías renovables, de medio ambiente, algunos en esos lugares remotos que he mencionado antes, un fondo que administra el BCIE y para el que la contraparte es el Ministerio de Finanzas. Quiero aprovechar para agradecer a todos ellos y con ellos a todas las contrapartes por su trabajo, entre todos al final tenemos un objetivo común, que es el de

mejorar la vida de los hondureños.

 

En el ámbito económico, estos años han servido para poner en marcha el Núcleo España, dentro de la cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa, que agrupa a las empresas españolas instaladas en el país y aquéllas que tienen especial relación con España. Creo que este es un ámbito donde todavía hay margen de mejora, porque los intercambios comerciales no son lo intensos que quisiéramos, como no lo es todavía la presencia de empresas españolas en el país, que sí están en otros países de la región. Y creo que los próximos años pueden ser años muy positivos en este aspecto, porque se dan contemporáneamente varias circunstancias. Por un lado, desde hace poco contamos con un vuelo directo de España a Honduras, de Air Europa, algo que ha costado tiempo pero que creo que dará un salto cualitativo en las relaciones comerciales. Si a ello añadimos el que hay una coyuntura macroeconómica estable en el país, la llegada de empresas españolas por el proyecto de Palmerola, y la nueva ley del turismo con los incentivos que comporta, creo que en los próximos años asistiremos a un incremento de esas relaciones, y estoy convencido que el Núcleo es una muy buena semilla para ayudar a los que vengan y para conformar así un grupo potente de empresas que ayuden al crecimiento del pais. Para ello es imprescindible que Honduras tenga seguridad jurídica, que se respeten los contratos y se pague a aquéllas empresas los incentivos que esos contratos prevén, porque de lo contrario habremos malogrado una muy buena oportunidad para que en este ámbito podamos dar un paso de gigante. Quiero aprovechar para agradecer a las empresas su participación en el Núcleo y también a las que han ayudado para este evento, y las cito:

CAMARONERA SANTA INÉS

ENERGÍA SOLAR CENTROAMERICANA

EDITORIAL SANTILLANA

TYPSA

VEGA DE TERA

FREIXENET/MARCAS MUNDIALES

NOVA HONDURAS

ELECNOR

ATLÁNTICA

MAPFRE

GRUPO COBRA

INDECASA

 

Y por terminar con los distintos aspectos de nuestra relación bilateral, en el ámbito cultural, en estos años el CCET se ha consolidado como un punto de referencia de la vida cultural de la capital, con un programa estable, con esa combinación perfecta de actividades españolas, otras latinoamericanas, y otras puramente hondureñas, dando cabida y espacio a los creadores locales. Hemos llevado el arte a la calle con una exposición del Museo del Prado que fue producida aquí y luego itineró por la región, hemos llevado actividades culturales a otras ciudades del país, hemos llevado una exposición de primer nivel sobre Cervantes al MIN, y por llevar hasta hemos llevado una a los muros de la Casa Presidencial. Pero sobre todo, yo destacaría esa actividad permanente de dar cabida a los creadores y a las industrias culturales hondureñas, y de adaptarse a los tiempos. Como concreción de toda esa política, este año celebramos los diez años del CCET, con un edificio nuevo frente al redondel de los artesanos, con una filosofía nueva de mirar hacia adelante, y con un gran número de actividades para celebrarlo y hacer balance de lo hecho hasta ahora. Como ejemplo y sin ir más lejos, la que tenemos el próximo día 14, la feria del redondel, con el Grupo las Migas, a la que están todos muy cordialmente invitados.

 

Y hasta aquí el recuento, la verdad es que como ven no ha habido motivo ni ocasión para el aburrimiento, tampoco para el desánimo. Y esta tarea ha sido posible gracias sobre todo al equipo humano de la Embajada, que es su mayor activo. El año pasado hice un símil futbolístico que no repetiré, por eso está bien que uno cambie de función, para no repetirse, pero no quiero por ello dejar de agradecer a cada uno su trabajo. Porque si en lo político y en lo consular se ha podido mejorar ha sido gracias a los diplomáticos que me han acompañado, Juan Merino y Juan Pablo García al principio, Cristina Gomáriz y Cynthia Breña después, y ahora los recién llegados que están aquí conmigo, Paloma Rodríguez y Fernando Brugos, estoy seguro que van a hacer un trabajo tan fantástico como sus predecesores: si en lo económico se ha dado un gran impulso, ha sido gracias a las agregadas comerciales, Reyes Sallent y sobre todo Ana Jiménez que ha compartido conmigo casi tres años. Y si hoy el centro cultural es lo que es se lo debemos a sus dos directores Álvaro Ortega y Joaquín Benito, quien también ha estado conmigo casi tres años y a todos los que trabajan con pasión y profesionalidad en el CCET. Y por último, si la cooperación ha podido llevar a cabo ese MAP tan ambicioso, se lo debemos a su coordinador Miguel González, que ha coincidido casi los cuatro años conmigo antes de marcharse a Guatemala, y a todo su equipo: quiero saludar la llegada del nuevo responsable de la OTC; Juan José Sanz Berro, y desearle lo mejor en su andadura catracha.

 

Y por supuesto todo esto ha sido posible gracias a todo el personal de la Embajada, al que quiero agradecer públicamente su trabajo, con los cancilleres Fernando Diez y Francisco Molina al frente. Este año se nos han incorporado dos nuevos guardias civiles, Esteban Gamero, y el sargento Sebastián Valle, jefe de seguridad de la embajada, a los que quiero dar la bienvenida y felicitarlos especialmente en el día de su patrona, así como un nuevo funcionario en la cancillería, Dionisio Porto.

 

Y no debo concluir sin agradecer a las personas que han trabajado conmigo de forma más próxima, que me han aguantado, y agradecerles su paciencia y su esfuerzo, a Zoila Torres, y a Mario Ardón.

 

Ya termino, y permítanme que lo haga con otros agradecimientos y un deseo.

 

El primer agradecimiento es para mis connacionales que viven en Honduras y me hacen estar orgulloso de representar a mi país, con un saludo muy especial para la nutrida representación de ACOES, que este año propuse para el premio Princesa de Asturias. El segundo es para los hondureños, por habernos acogido en este maravilloso país, a las autoridades y contrapartes que han hecho mi trabajo más fácil, desde luego a todo el personal de cancillería, y muy especialmente a la canciller, y al ministro coordinador. Y por supuesto también a los amigos, amigos de verdad, que no dejamos aquí, sino que seguirán con nosotros para el resto de nuestras vidas, viéndonos aquí y allá, pero amigos siempre. Siempre digo que es el paisanaje y no el paisaje lo que configura los destinos, y si este destino ha sido un destino muy especial en lo personal es por la gente que habita en este país, es por vosotros los hondureños.

 

El tercer y último agradecimiento es a mi familia, por haberme acompañado en esta aventura. Mi esposa Elena Herreros, dejó no sólo Madrid sino también su trabajo para acompañarme y se ha convertido en un activo fundamental en estos años, colaborando como voluntaria en Unicef, e insertándose en la sociedad hondureña como una más. Créanme cuando les digo que si algo he hecho de bueno para mejorar las relaciones entre España y Honduras en estos años, se lo debo a ella, y no es retórica. Y a mis hijos Claudia y Fernando, que han cumplido aquí parte de su bachillerato, de su adolescencia, y que se llevan también de aquí amigos para toda la vida. Por eso Honduras pierde un embajador de España, que va a ser fantásticamente sustituido, estoy seguro, y para el que os pido el mismo afecto y colaboración que yo he tenido, pero gana no uno, ni dos, ni tres, sino cuatro embajadores de Honduras, allá donde estemos.

 

Y como colofón, el deseo. El otro día, en una entrevista en la radio, me preguntaba Miguel Cálix, en una pregunta que hace a todos sus invitados, que cual sería mi sueño para Honduras. Ese sueño es simple; que Honduras alcance la potencialidad que tiene, nada más y nada menos, que llegue a ser el país que puede y debe ser. En ese proceso, en ese camino, se encontrará siempre con la ayuda de España, un país que, como ustedes bien saben, vive estos días tiempos complejos. Estoy seguro que los superaremos, estoy seguro que el sistema democrático que hemos construido en los últimos cuarenta años prevalecerá, que el Estado de Derecho se impondrá a la arbitrariedad y que seremos capaces de construir un futuro mejor, y ayudar de paso a Honduras a construir el suyo,

URL Corta: http://bit.ly/2zm6v7g

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...