La historia de don Virgilio y su pasión por las  uvas

1954 views

***Vidor ha sido durante más de 40 años un consultor internacional en desarrollo local rural y sostenible, seguridad alimentaria y lucha contra la pobreza.

Tegucigalpa, Honduras

Virgilio Vidor Enzo, un italiano de 67 años quien vive hace muchos años en Costa Rica, proviene de una familia que siempre estuvo involucrada con las uvas, desde su bisabuelo.

Cuando era niño desarrolló un interés profundo hacia la naturaleza, las plantas y se fue identificando con esta fruta. Ha dedicado toda una vida para el desarrollo de la viticultura en Costa Rica.

Con 24 años, se trasladó hasta Costa Rica,  con su papá Fiorenzo (un pintor y campesino), su mamá Rina y su hermano Pepe. Ellos compraron una finca en Playa Panamá, en Guanacaste y empezaron a sembrar y a regar 10 variedades de uvas que trajeron desde Italia.

Ha sido consultor internacional sénior en desarrollo local sostenible y rural, seguridad alimentaria y lucha contra la pobreza, durante más de 40 años, siempre como líder del equipo.

En 1983 comenzó  a tratar proyectos importantes de desarrollo internacional. Se lanzó un concurso de la UE para ayudar a apoyar los programas de reforma agraria en Nicaragua; Siempre como líder de equipo, he participado en muchos otros proyectos en Costa Rica y Honduras.

De acuerdo con Vidor, el gobierno tico se interesó en su proyecto. “Salíamos en el periódico a cada rato, cada semana, era increíble”.

Empezaron un proyecto con el gobierno de Costa Rica -financiado por la Agencia Internacional para el Desarrollo de Estados Unidos-  y su finca se convirtió en un centro experimental de uvas donde Vidor era el director.

Vidor ha sido muy exitoso en la producción de nuevas uvas tropicales mediante cruces entre varias especies de uvas comerciales con las vides tropicales autóctonas.

Tiene alrededor de  unos 500 híbridos sembrados en Lomas de Ayarco Sur, en Curridabat, detalló que se deben dedicar cinco años para obtener la semilla y otros cinco años para determinar si el cultivo sirve.

Su plan es lograr que la uva tica sea lo más rica posible y resistente. Además, que la pueda cultivar cualquiera, no solo los científicos ni los millonarios, dice el investigador.

“Yo quiero usar la uva tica, que los ticos tengan su uva, que no tengan que adaptar otra uva de afuera de acá, la idea es defender lo nuestro”, recalcó. “Cuando yo me vaya (fallezca) quiero haber dejado algo a este país, que quiero mucho porque me ha hospedado, quiero dejar una herencia, una huella”.

Actualmente Virgilio Vidor, es Coordinador Técnico y Jefe de Misión en Nicaragua, para llevar a cabo un importante estudio financiado por la Inter-American Development Bank, en la seguridad alimentaria y la seguridad, análisis de riesgos, la sanidad vegetal, la salud animal y residuos tóxicos, incluyendo la revisión y preparación, sistemas, leyes y regulaciones relacionadas con lo anterior, para apoyar el fortalecimiento de la nueva Institución IPSA, también con un programa de capacitación.

Sin embargo, en esta etapa de su vida, Virgilio ha decidido dedicarse casi exclusivamente a su gran amor, ciencia y arte , que es Tropical Vine Research, estableciendo sus actividades en su casa en Costa Rica, donde tiene un gran jardín, ubicado a 1300 metros sobre el nivel del mar en Curridabat, Costa Rica.

Él tiene un jardín / laboratorio real llamado VITISVIDOR, visitado por muchos entusiastas y admiradores. La fama de Virgilio comenzó desde su juventud con los primeros experimentos románticos, colaboraciones, negociaciones e investigaciones sobre el vino.Hondudiario.

Información y fotos: cortesía Virgilio Vidor

URL Corta: http://bit.ly/2imn8YU

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...