Álex el niño que convierte el patio de su casa en un verdadero taller de artesanía

754 views

***Nadie le enseñó cómo hacerlo, las únicas instrucciones con las que trabaja, son las que salen de su imaginación, lo que si es cierto, es que lo hace como si fuera un experto con vasta experiencia, al verlo trabajar, denota tranquilidad y confianza, que además indica que el trabajo saldrá bien.

Por: Joel Perdomo

Tegucigalpa, Honduras.
Álex es uno de los niños apadrinados por Unbound (Foto Sendy Pineda)

Álex de Jesús Coto Sagastume, un niño que con apenas 12 años de edad, demuestra su talento y creatividad en un oficio que para muchos podría pasar por desapercibido. Sin duda que la temporada navideña es su mejor aliada, para plasmar con barro “a sus más significativos representantes de la natividad de Jesucristo”.

Cualquier persona que lo observa, podría decir o pensar que es un niño jugando lodo y que no estaría mal corregirlo, pero quien decide observarlo con atención, no se tardará mucho tiempo en descubrir que está trabajando y haciendo lo que más le gusta, “hacer figuras con  barro”.

Creatividad sin límites

Es un niño con ideas, creativo, entusiasta  y emprendedor, que no le pone límites a su imaginación. En medio de su inocencia e infancia, se ha logrado crear una oportunidad que podría convertirlo en un artista de la artesanía en el país, pero sus metas van más allá de lo que se podría imaginar, “ya que sus estudios son su prioridad”.

No tiene la logística que quizá se requiere para crear, pero bastan sus manos, su creatividad y su inspiración, para darle forma a los protagonistas del nacimiento del Niño Jesús. Que ya hace,  más de 2 mil años que nació, pero para este brillante niño, “Jesús nace cada año”.

Le encanta la navidad por dos acontecimientos que lo hacen feliz: la elaboración del nacimiento de Jesús y las reuniones que hace la familia en la época navideña, con motivo de la venida del niño Dios a la tierra. Álex dijo que se siente realizado “cuando ve sus obras en algún lugar de su querida Santa Bárbara”.

Habita en la Colonia Dilcia Paz de Reyes, vive con su madre –Santos Sagastume- y sus dos hermanas (Karen, Kelvin y Fátima), el patio de su casa se convierte en un taller para elaborar imágenes de San José, la Virgen María, el Niño Dios y todos los testigos del natalicio navideño.

Los precios de sus obras no son nada inalcanzables para quienes rememoran el nacimiento del representante de Dios en la tierra (Jesús), es así que desde 10, 15, 20 y 50 lempiras se pueden adquirir sus obras, todo depende del tamaño de las mismas.

Álex recibe una visita del personal de Unbound, una institución que destaca su arte y talento

Artesanía para toda la vida

Nadie le enseñó cómo hacerlo, las únicas instrucciones con las que trabaja, son las que le indican “su imaginación”, lo que si es cierto, es que lo hace como si fuera un experto con vasta experiencia, al verlo trabajar, denota tranquilidad y confianza, que además indica que el trabajo saldrá bien.

Crear figuras es su pasatiempo favorito, a él le gustaría seguir creando toda su vida, “hasta que me muera”, confirmó. Además sueña con un lugar apto para la artesanía, como también convertirse en un arquitecto. Actualmente estudia en la Escuela Francisco Morazán.

En un promedio de tres horas hace al menos 12 figuras, las más difíciles de crear son los rostros y los más fáciles los animales. Según Álex, el éxito de su trabajo depende del tiempo y dedicación, es una actividad en la que requiere paciencia y sobre todo hacerlo con amor.

Desde muy pequeño mostró su interés por este tipo de artesanía, a inicios no era algo que su madre aceptaba, incluso tuvo que pasar por varios llamados de atención. Ya que en varias ocasiones se fue de su casa para hacer sus figuras de barro a escondidas de su progenitora.

Pero la perseverancia de Álex, logró que doña Santos, cambiara su forma de ver las cosas, ahora ella es quien más lo apoya, se convirtió en su aliada, “al ver las creaciones que su hijo realizaba y realiza” con sus propias manos. La concentración en su trabajo es elemental no solo para plasmar, sino para darles color.

Unbound

Álex, es uno de los tantos niños que “hace ya ocho años, goza del apoyo y colaboración de Unbound”  una organización internacional sin fines de lucro fundada por laicos católicos y fundamentada en el llamado del Evangelio de dar prioridad a las necesidades de los marginados y vulnerables.

Unbound trabaja a lado de personas de diversas tradiciones de fe en 19 países. Busca la unión de personas para desafiar la pobreza en maneras nuevas e innovadoras. Ofrece oportunidades y anima a niños y familias viviendo en los márgenes de la sociedad. Crea medios prácticos y confiables para ayudar a otros y nutrir las conexiones humanas que a todos nos alienta.JP/Hondudiario.

URL Corta: http://bit.ly/2B02YeM

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...