Gustavo Ramos, de ayudante de albañilería “a la pantalla de televisión” 

1059 views

***Siempre me gustó servir, me ha tocado estar en lugares donde se da bastante y se recibe poco. Mi trabajo siempre fue para ayudar a los demás.

Por: Joel Perdomo.

Tegucigalpa, Honduras.

Gustavo Ramos (55), el hombre que desde los 15 años creció trabajando como albañil, pero su pasión por el periodismo lo sacó de las construcciones y ahora destaca en uno de los canales más vistos del país, Hable Como Habla (HCH); la empresa que le abrió las puertas para continuar con su vocación de servició por los demás.

En una conversación con Hondudiario dijo “desde mi adolescencia trabajó en la construcción, mi vida no fue del todo cómoda, tampoco miserable, pero me toco venirme a Tegucigalpa, para progresar, teníamos bastantes necesidades, y yo no era de los que se quedaba de brazos cruzados ante la adversidad”.

Contó que es bachillerato en Ciencia y Letras, que está a punto de graduarse de periodista, con orgullo cuenta que empezó a estudiar desde 1991, pero que su vida de juventud y labores no le permitieron dedicarse a tiempo completo para estudiar.

Habló de Eduardo Maldonado, Ariela Cáceres y Pablo Gerardo Matamoros, dijo que no le gustan los homosexuales pero los respeta, además confió que nunca a tenido nada que ver con ellos, que prefiere las mujeres y que a sus 55 años está soltero.

Se considera un hombre honrado, buen padre y trabajador, confirmo que detesta que le griten Fuera JOH, por que es de la Alianza de Oposición, pero la gente se confunde por la posición del Hable Como Hable (HCH), donde labora en el programa de denuncias, además en la sección entre la risa y el llanto.

En fin, recordó a su familia, las dolorosas muertes de una hermana y su hija. Al tiempo que considera que Honduras sigue hundida en una crisis, porque no hay trabajo, hay mucha pobreza y la delincuencia sigue aumentando, no hay avance.

No me crié con mi verdadera mamá

Yo soy de Tegucigalpa pero mi familia de Lepaterique, a veces me toca ir porque allá están enterradas mi madre, Vicenta Ramos y  mi hija.  Mi mamá murió en el 2009 yo la visitaba en semana santa y navidad. Mi verdadera madre se llamaba María Damiana, Vicenta era mi tía.

Ellas se llevaban muy bien, lo que pasa que ella me tomo bastante cariño y por eso mi mamá confió en ella y así es que me quedo con ella, por eso digo que es mi madre.

Era trabajadora doméstica, le tocó venirse a trabajar a Tegucigalpa por eso sus hijos se quedaron allá. Cada semana enviaba dinero para Lepaterique, mi abuelo era el encargado de llevarnos el dinero, pero era alcohólico y se lo bebía por eso nunca el pisto llego a su destino.

Por eso a mi mamá la señalaron de haber abandonado sus hijos, cuando ella se dio cuenta que los 40 lempiras nunca nos llegaron se frustró mucho, ya que sus esfuerzos se habían gastado en el vicio de mi abuelo.

El sueño americano me robó a mi hermana

En 1998 mi hermana, Xiomara Ramos,  se fue de mojada con dos mujeres más,  para Estados Unidos, una de ellas quedó viva y fue la que contó que en Guatemala las habían asaltado, la buscamos para que nos contara que fue lo que paso, pero tuvo miedo y por eso no supimos nada

Yo trate de recuperar el cuerpo, hice gestiones en la cancillería y a los derechos de la mujer, pero todos mis intentos fueron fallidos, entonces mi hermana quedó como desaparecida; dejó dos hijas Marlen y Sely, muy pequeñas entonces a mi mamá le tocó quedarse con ellas.

Vicenta fue una gran mujer,  respondió por mí, pero después yo respondí por ella, yo era la adoración de ella, me apoyo en mis estudios, incluso cuando estaba en la universidad me apoyaba, tuve la oportunidad de tener a una gran persona como madre, siempre quiso lo mejor para mí.

Un albañil desde los 15 años

Yo trabajé desde los 15 años , como ayudante de albañil, fueron 25 años en estas labores, hasta los 40, ahora tengo 55 y ya son 15 años de andar laborando con Eduardo Maldonado, a mí me tocaron 12 años de trabajo sin sueldo, más bien yo le pagaba a Eduardo para salir en televisión.

A veces no pagaba y para saldar la deuda tenía que hacerle reportero, así fue que me quede a trabajar con Eduardo, a mí desde muy pequeño me gustó la carrera de periodismo, cuando trabajaba como albañil cargaba un radio y escuchaba noticias todo el día es así que me voy quedando en esta profesión.

Trabajé como albañil en la Alcaldía Municipal, me hice presidente del Sindicato de la Municipalidad, eso me obligó a capacitarme en el Movimiento Popular, me despidieron -por sindicalista- en el gobierno de doña Nora de Melgar, luego me hice presidente del patronato de mi colonia, eso me confundió porque fue allí donde descuide mi estudios.

Yo siempre puse en práctica mis ideas

Perdí 17 años en los que pude culminar mis estudios, me hice directivo de la Confederación General del Trabajo y lo que quería era en organizar a los albañiles y oficios afines, logré organizar, era el creador de las consignas y las letanías, todas para protestar, era en el gobierno del presidente Ricardo Maduro.

Las letanías eran una noticia, era actual y de denuncia, recuerdo que antes en los teléfonos públicos se podía hablar con una moneda de 20 centavos, pero Maduro lo quitó y después era con un tostón que se llamaba, yo hice una por esa determinación “señor la crisis como se siente antes yo podía hablar con un 20 pero tengo que hablar con un tostón por culpa de este gobierno cabrón”.

En una marcha de los trabajadores, Eduardo trabajaba en radio Globo, las escuchó y le gustaron,  fue así que me fui quedando, después, me dicen que el programa saldrá por la TV, entonces le dije que no saldría, me consultaron si no seguiría en el programa, pues aclaré que me iba a disfrazar, me vestía como árabe de manera que nadie supiera quien era yo, porque solo acostumbraba a salir por la radio.

A Eduardo no le gusta que nadie brille más que él

Recuerdo que cuando Eduardo se lazó como candidato del Partido Liberal (PL), yo lo acompañaba a todos los rincones del país, la gente se entusiasmaba de conocerme porque solo estaban acostumbrados a escucharme por la radio. En esas visitas que hacia las personas me regalaban, queso, mantequilla, carne y hasta gallinas, llegó un momento en este personaje gustaba tanto, entonces Eduardo había perdido protagonismo y él tiene una cosa que estrella solo él

Si alguien le está quitando el protagonismo, pues le baja los gases, al extremo que creo que por él llegó a quitar las letanías, sin embargo él es una persona que apoya mucho las ideas diferentes que uno pueda presentar, después me apoyo con una nota que yo saque que le llamábamos, las curiosidades y ahora que tengo en HCH la sección entre la risa y el llanto, se trata de un personaje que llora en los reportajes.

Mi hija -Kimberlin-  me acompaña en mi trabajo

Ahora me acompaña mi hija para hacer los reportajes, de tantos que a veces ni lagrimas me salen, es allí donde ya me tiene listo un vaso con agua para echarme en los ojos, lo que si es cierto es que a veces lloro de verdad. A la gente le ha gustado esta nota, todos los días me llaman para decirme de zonas y temas donde puedo hacer un reportaje, hay quienes no les gustan y me dicen que ya estoy viejo como para andar haciendo el ridículo

Lo que pasa que es un personaje, a mí me gusta hacerlo, es una forma diferente de mostrar la realidad de algunas personas, sé que este tipo de periodismo no tiene mucho apoyo, como en otros países, si las personas ven un reportaje se crean su propia opinión, y en eso consiste el periodismo.

Yo ahora ya no trabajo de albañil, aprendí todas las facetas, pero ahora solo lo hago si es alguna necesidad de mi casa, pero ya para trabajarle a otra persona no. Ya estoy por graduarme de licenciado en periodismo, que es a lo que yo me dedico, será en marzo lo más seguro, trabajo ahora en mi tesis, me hacían falta dos clases de inglés, pero las quitaron del plan de estudios, entonces ya no tengo que sufrir con esas clases; me salve.

Perdí a una hija “su muerte fue triste”

Tengo cinco hijas, más mis dos sobrinas que viven conmigo, hace unos años se me murió una hija – Yolani Lizeth-, que padecía de Epilepsia, convulsionó; una muerte triste porque me tocó vivirla de una forma muy rara, estaba trabajando, haciendo una nota sobre las postas olvidadas, porque hay muchas que se inician pero que no se terminan, yo estaba investigando eso, no pude terminarla el día previsto.

Entonces me tocó continuar trabajando el tema un lunes, me llaman y me dicen que en la colonia Montes de Sinaí, había una mujer muerta, llame a Carlos Posada pero no me contestó, me devolvió la llamada para decirme que era mi hija, consulte con la policía y ya me dieron los datos, me sentí triste cuando se confirmó que era ella, nunca se había separado de mí, pero tenía un año de haberse ido de la casa porque salió embarazada y no quería que la regañara

Los vecinos se dieron cuenta que mi hija murió porque en ese entonces la niña de ella quedó debajo de ella cuando murió, entonces estaba llorando y con gritos desgarradores, un cuñado de ella al escuchar el llanto de la bebe, desplomó la puerta y vió que estaba sin vida, la niña quedo sin madre a los 7 meses, hoy ya tiene 4 años. Por cierto los doctores me dijeron que esa niña solo tenía 10 días más de vida y ella sigue viva aun.

No me fui a otro país para no abandonar mis hijas

La niña nació con los riñones secos, me dijeron, ella ya está en tratamiento, cuando la llevamos para que la revisen, los doctores ven su evolución en la salud, dicen que el medicamento está funcionando, pero en verdad nosotros no le damos ningún medicamento, el papá de la niña es un viejito, no entiendo que fue lo que mi hija vio en él, Esperancita es la alegría de mi casa, está creciendo saludable.

Yo he sido un hombre hogareño, hay quienes dicen que me critican, dicen que soy mujeriego, pero la verdad yo nunca quise separarme de mi esposa e hijas, yo tenía oportunidad de hirme a Estados Unidos, porque los amigos me decía que yo era muy bueno para trabajar, me quede en mi país trabajando por mis hijas, el haber entrado en el periodismo y en HCH me ha servido como persona.

Nunca quise separarme de ellas, yo las respeto como mis hijas que son, nunca abusé de ellas, es más las paso corrigiendo, quiero que sean buenas personas, otra cosa que yo les enseño a ellas, es que jamás les fomente el odio hacia su mamá, a pesar que las madres de ellas han sido un desastre, es más cuando es el  día de la madre,  yo les doy algo para que le ayuden a ella, yo lo hago porque quiero que sientan que tienen un padre que responde por ellas.

Si algún día tengo que depender de ellas, creo que será algo que yo me gane. Ahora la gente me conoce a todos lados donde voy, eso bueno y a veces malo, porque la gente los juzga y señala a uno, por ejemplo nunca he sido nacionalista, la gente me conoce más bien por la relación que he tenido con Manuel Zelaya y Xiomara Castro, pero la gente cree que vivo del sistema.

La posición de HCH no es la misma mía

Después del golpe de estado en el 2009 me di cuenta que los partidos políticos son vendidos, cuando se creó el Partido Libertad y Refundación, yo me hice Libre y ahora soy Alianza, pero a veces la posición HCH, a la gente no le ha gustado, pero deben saber que la posición del canal no es la misma mía, a mí que cae mal cuando alguien me dice vendido, he optado por retirarme y no opinar mucho.

Hay una gran cantidad de gente que está inconforme,  no les gusta lo que está pasando, a veces me siento mal porque hay gente muy hipócrita, los dirigentes y líderes políticos no nos están diciendo la verdad, no nos dicen lo que realmente está pasando. Creo que si el presidente Juan Orlando Hernández quiere continuar gobernando en paz, debe hacer las cosas bien,  lo que sí es claro que una inconformidad terrible

En Honduras hay mucha pobreza, no hay trabajo, es paja que se esté combatiendo la delincuencia, porque la extorsión continúa, los transportistas, los negocios siguen siendo extorsionados, las maras siempre siguen reclutando a los jóvenes. No debemos perder la fe, pero el Presidente debería cambiar esa situación porque las cosas pueden empeorar, la gente los pueblos no tienen que comer,  entonces no les queda otra alternativa que ver a quien jode o roba.

Cuando se emiten criterios a favor del Presidente, la gente reclama, a veces justos a veces no. De repente hemos recibido algunos beneficios eso no quiere decir que somos vendidos. Eduardo siempre ha estado bien con los gobiernos, no sé si en este le ha ido mucho mejor, entonces sus opiniones cuando dicen que es buen Presidente, eso es lo que molesta a la gente, pero la gente se olvida que este canal ha sido de mucha ayuda para un montón de cosas.

Eduardo me apoyó, Ariela es yuca y aprendo de Pablo Gerardo

Eduardo Maldonado me tiene mucho cariño, me aprecia, admira lo que hago, me ha apoyado bastante, él me ha mantenido allí; una de las personas de las que he aprendido bastante es de Pablo Gerardo Matamoros; y una de las personas que es bien rara, es bien yuca, se podría pensar que uno no la quiere, es Ariela Cáceres, pero ella tiene sus cosas buenas, es servicial, lo que pasa que es bien pelada y no anda por las orillas

Si a ella usted le pide 500 lempiras prestados, sin dudarlo le dice que no tiene, pero si se lo dice a Pablo Gerardo, él no le presta los 500, pero si unos 200; sé que todos tenemos diferentes formas de ser, pero claro, yo tengo buena relación con todos, uno debe aprender a aceptar a las personas como son, yo me llevo con el guardia como con el dueño del canal, pero si tengo una excelente relación con Pablo.

Eso sí, no soy de los que se le arrastran a los funcionarios, tengo contactos para vender pautas publicitarias, pero no me gustan ese tipo de compromisos,  así que cuando tengo que decir algo, lo digo con libertad, entonces por eso no tolero que me llamen vendido, porque no soy de esas personas, me gusta vivir con lo que gano de mi profesión, por eso camino con la frente en alto.

HCH es un canal de beneficio para todos

En HCH es el único canal donde la gente puede expresarse libremente, pero también hay que saber que así como hay gente en contra, también hay bastante personas a favor de nosotros, pero seguimos trabajando la transparencia con que trabajamos nos hace el canal del pueblo, a veces hay insultos y pues a uno no le queda de otra que aceptarlos porque nos debemos al pueblo.

Eduardo me enseñó que cuando a uno lo insultan pues uno debe comportarse con tolerancia, porque uno como periodista critica personas, funcionarios e instituciones, y no es que no lo molestan las ofensas, yo quisiera que siempre me adoraran, por el trabajo, pero si no hay quienes no nos lleven la contraria, no hay exigencia para mejorar. Nosotros somos gente de trabajo el mismo Eduardo, es testimonio de ello, él sale 8 horas diarias en la TV se las ingenia para no aburrir.

Sé que nunca es tarde, una de las cosas que siempre he pensado es que uno no es eterno, yo quisiera ser productor,  uno cumple ciclos en las empresas, sé que un día tendré que salir de HCH. Yo tuve oportunidad de lanzarme de diputado por la Alianza de Oposición,  le consulté a Eduardo y su opinión fue que Zelaya Rosales no es serio, que no me iban a cumplir entonces me abstuve, pero no descarto  ingresar en la política para servir.

Siempre he tenido esa labor filantrópica, a mí me ha tocado estar en instituciones donde uno no recibe, sino más bien da, es más ahora que trabajo en un medio de comunicación, mi labor sigue siendo, mi servicio a la población,  en mi programa de denuncias, también oriento a la gente de que es lo que debe de hacer para solucionar un problema.JP.Hondudiario.

 

URL Corta: http://bit.ly/2n1LucN

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...