Con tecnología, reviven obras de arte desaparecidas

252 views

***Fueron robadas, se quemaron, fueron destruídas. Un grupo de artistas, con escáneres 3 D, las reconstruen.

 Tegucigalpa,Honduras

El concierto. La obra de Vermeer, robada en 1990.

Dalya Alberge

The Guardian

Utilizando tecnología de última generación y análisis forense, un grupo de artistas ha reconstruido una serie de obras maestras perdidas, entre ellas versiones de los Lirios acuáticos de Monet y los Girasoles de Van Gogh.

Las recreaciones son obra de Factum Arte, un grupo de artistas y técnicos entre cuyos proyectos se cuenta una reproducción exacta de la cámara mortuoria de Tutankamón. El concierto, una obra del siglo XVII de Vermeer que fue sustraída en 1990 en el mayor robo de arte de los tiempos modernos, también ha sido recreado, junto con un retrato de 1954 de Winston Churchill hecho por Graham Sutherland, que la esposa del líder, Clementine, destruyó porque le disgustaba.

No gustó. La obra que destruyó la mujer de Churchill.

No gustó. La obra que destruyó la mujer de Churchill.

Factum Arte usa escáneres 3D desarrollados para fines médicos para registrar la superficie de una pintura o un objeto hasta la pincelada o la grieta más diminuta. Detecta los detalles que a simple vista no se ven, registrando la superficie, no el color. “Al eliminar el color de la superficie, se pueden ver cosas de un modo completamente distinto”, dijo Adam Lowe, director y fundador de Factum Arte. Otras herramientas son escáneres 3D para registrar formas.

Una de las telas más pequeñas de los Lirios acuáticos de Monet estuvo colgada en el Museo de Arte Moderno de Nueva York hasta 1958, cuando fue víctima de un incendio catastrófico. Pese a los graves daños causados por el humo, el análisis forense extrajo detalles cruciales de su color y superficie, lo que permitió que se recreara el movimiento de la luz sobre el agua de la pintura.

“Es absolutamente impresionante”, dijo Lowe. “Creo que Monet pensaría que es su pintura”.

El cuadro perdido de los Girasoles de Van Gogh fue uno de los siete pintados en 1888 y fue adquirido por un coleccionista japonés. Quedó destruido por el bombardeo estadounidense de la ciudad de Ashiya en 1945.

La obra de Klimt sobre la medicina

La obra de Klimt sobre la medicina

La National Gallery autorizó al equipo de Lowe a escanear su pintura de los Girasoles, lo que permitió reconstruir las pinceladas del artista al pintar a velocidad. Lowe señaló: “Teníamos una fotografía color muy pobre y algún otro material de referencia, pero pudimos identificar la posición de las pinceladas y distorsionar cada pincelada de la pintura de la National Gallery para que coincidiera con la pintura perdida. Recurrimos al conocimiento sobre la paleta de Van Gogh y las pinturas que usaba en esa época para reconstruir el color. Van Gogh estaría muy satisfecho”.

A Lowe en particular lo entusiasma la reconstrucción del Vermeer, ya que el original algún día podría aparecer: “Espero que podamos ver cuán cerca estuvo nuestra ‘ejecución’”.

El concierto encabeza la lista de pinturas más buscadas del mundo. Valuada en 200 millones de dólares, fue una de 13 obras que fueron robadas del Museo Isabella Stewart Gardner de Boston. A partir de un par de fotografías de mala calidad, el equipo de Lowe pudo escanear un Vermeer del mismo período de la Colección Real.

El cuadro fue detestado por Churchill que dijo que lo mostraba como “poco inteligente”.

Los Churchill pensaron que habían visto el retrato de Sutherland por última vez. Encargado por el parlamento para cuando Churchill cumplió 80 años, fue detestado por el primer ministro, que dijo que lo mostraba como “poco inteligente”. Clementine hizo quemar la pintura, algo que Sutherland consideró un “acto de vandalismo”.

A la pregunta de qué pensarían los Churchill sobre la reconstrucción, Lowe respondió: “Estarían horrorizados porque ha vuelto de la tumba. Fue un grave error de su parte destruirlo. No tenían derecho a hacerlo. Fue pintado para colgar en el Parlamento. Es un retrato muy potente y tierno”.

Mirá también

La historia del diario perdido de Alfred Rosenberg, uno de los hombres que forjó el odio racial del nazismo

La réplica en parte fue posible gracias a una fotografía en alta resolución que nunca se había dado a conocer. Fue tomada por Larry Burrows, el gran fotógrafo de guerra. Lowe dijo: “Borrows seguía a Churchill y había tomado una buena fotografía de la pintura. Nunca se la había visto”.

Otras reconstrucciones son la gran Alegoría de la Medicina de Klimt, que fue robada por los nazis y llevada a un castillo austríaco donde, en 1945, una unidad de las SS en retirada destruyó el castillo con el Klimt en su interior.

“Es una historia muy dramática”, señaló Lowe. Utilizando una foto en blanco y negro y un detalle en color, su equipo rehízo la totalidad de la obra.

Las obras maestras recreadas serán parte de una serie, Mystery of the Lost Paintings (El misterio de las pinturas perdidas), que se dará en el canal Sky Arts a partir del 2 de mayo. Philip Edgar-Jones, director de Sky Arts, dijo que el proyecto no tenía precedentes: “Las historias de cómo se perdieron, se robaron o se destruyeron obras maestras tan colosales son tan impactantes como cualquier serie policial. El proceso de volverlas a la vida se mete bajo la piel del oficio de los artistas”. clarin

URL Corta: http://bit.ly/2pu2bP0

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...