Espejo cercano, La “oligarquía orteguista”

1101 views
Por. Radio Progreso

“Cuando las barbas de tu vecino veas cortar…”

ORTEGAEn el país el tema político que está a discusión es el de la “reelección”: tiene sus seguidores, detractores, opositores y admiradores.  Todos los partidos están inmersos en el debate de una manera u otra, hasta los que somos espectadores más o menos lejanos,  giramos en torno al tema.  Obviamente el más interesado es el “partido nacional” pues es quien tiene mayoritariamente en su mano las cartas de juego político nacional y presenta su oferta como con caracteres democráticos, con un fuerte apoyo social y electoral y tratando de “ganar voluntades” a como dé lugar.

Nuestra crítica y rechazo a la reelección electoral la vamos a hacer indirecta, viendo lo que ha pasado y está pasando en nuestro país vecino de Nicaragua cuyo presidente, Daniel Ortega en esta última semana ha terminado con la oposición parlamentaria y ha propuesto a su esposa, Rosario Murillo, como “compañera de fórmula presidencial” para las próximas elecciones del mes de noviembre.

¿Cuáles son los pasos y el camino seguido por el presidente Ortega hasta el momento actual de “consolidar una nueva dinastía familiar” en Nicaragua?.  Algunos de los hechos más importantes han sido los siguientes:

Primeramente, consiguió en noviembre del 2007 una reforma constitucional reduciendo el número de votos para poder ser presidente.

En segundo lugar, se hizo con el control total del Tribunal Electoral y, de esta manera, convirtió en fraudulentas todas las sucesivas elecciones.

En tercer lugar, en el año 2011 por medio de su mayoría parlamentaria reformó la Constitución que prohibía la reelección del mandatario en funciones.

En cuarto lugar, hace una reforma del Estado logrando la sumisión de la Policía Nacional y la lealtad del Ejército; con un  control absoluto de los poderes judicial, electoral y todas las instituciones del país.

En quinto lugar, la semana pasada despojó a la oposición de sus escaños parlamentarios imponiendo un “régimen de partido único”.  Ha liquidado a la Asamblea Nacional sacando a los diputados opositores.

En sexto lugar, ha situado a todos sus hijos en cargos políticos al frente de las empresas que han enriquecido a sus familias bajo el cobijo de la cooperación petrolera de Venezuela.  Controlan las inversiones internacionales, los negocios locales, la distribución del petróleo, las empresas de comunicación.  Uno de ellos fue quien vendió a China la idea del Canal Interoceánico.

En séptimo lugar, los componentes de la “oligarquía orteguista” son leales convertidos en empresarios millonarios.

En octavo lugar, al elegir como “compañera de fórmula presidencial” a Rosario Murillo se asegura la “dinastía familiar”.  En resumen conclusivo no deja de ser irónico: el “Frente Sandinista y miles de nicaragüenses lucharon por desterrar la “dinastía familiar de los Somoza” y, en estos momentos, es quién está instaurando la “dinastía familiar orteguista”.

Somos muy conscientes de que nuestro país y nuestra historia política son diferentes a la de nuestro “hermano país vecino” y que cada quien tiene su propia andadura.  Sin embargo, se nos presenta a modo de espejo donde poder reflejarnos y lo que puede encontrarse al final del camino si no somos cautos, discernimos bien nuestras opciones políticas de mediano y largo alcance y, sobre todo, si permitimos que los que manejan el poder decidan por nosotros, a espaldas de nosotros y en contra de nosotros.

 

URL Corta: http://bit.ly/2bsTIGJ