El bacanal de los neoliberales

1035 views
Coma
Por: Radio Progreso

neobelarismoMás de veinticinco años atrás, los políticos y economistas neoliberales nos dijeron que había que sacrificarnos, poniendo toda la confianza en los inversionistas privados, en la inversión extranjera, y reduciendo los gastos del Estado hasta que la copa rebalsara.

La copa rebalsó. El modelo neoliberal no solo ha logrado desigualdades insultantes, sino que las ganancias y riquezas de los más ricos están asociadas al uso del Estado como negocio. Es decir, la corrupción es un factor decisivo vinculado con el éxito y la honorabilidad de la élite neoliberal. Y no paran. No buscan utilidades proporcionales a sus inversiones, sino ganancias insultantes.

El poder de los neoliberales ha logrado el control de todo el sistema de justicia y todo el control del Estado. Usan los bienes de toda la sociedad convencidos que son sus propietarios. ¿Sabe Usted cuando ganarán con los peajes? Cuentan que solo en el corredor turístico, los neoliberales invertirán unos cien millones de dólares en treinta años, y ganarán unos setecientos millones de dólares. Por eso se explica que harán lo que tengan que hacer para que nadie les quite estas jugosas ganancias.

Esta élite neoliberal tiene tanta riqueza que entre sus miembros se cuentan a algunos de los más ricos de Centroamérica, y esa acumulación y concentración de riquezas es lo que provoca que decenas de miles de jóvenes estén en el desempleo y se vean obligados a emigrar y a enrolarse en pandillas y en la delincuencia. Ellos dan unos pocos centenares de empleo temporal, pero nunca garantizarán una política de empleo digno y permanente para la juventud, porque lo que les interesa solo son las ganancias ilimitadas.

Mientras la gente está padeciendo las consecuencias de la copa que nunca se llenó, los neoliberales piden préstamos a los organismos internacionales para tener más programas de asistencia con el propósito de tener a mucha gente pobre a su favor, y para tener más ejércitos que protejan sus intereses ante tanta gente que protesta y demanda nuevas reglas del juego en las relaciones económicas y políticas. Y cuentan con socios menores internos, como el presidente, diputados, alcaldes, empresarios locales.

Los neoliberales son tan expertos en hacer tan bien el mal que mucha gente empobrecida y miserable acaba apoyando a cambio de unas ayuditas disfrazadas de programas para una vida mejor. Y hasta pueden ir a votar para que el actual presidente se reelija y verán a los que luchan contra los ricos como malos hondureños.

Esta es la patria que se ha erigido a la altura y al antojo de los neoliberales. Y así será, a no ser que los diversos sectores de la sociedad se erijan en ciudadanía activa para definir su propia propuesta y su propio proceso de transformación.

Y esto comienza con un botón de muestra: impedir que funcionen los peajes porque representan el impuesto de guerra de los neoliberales a toda la sociedad hondureña.

URL Corta: http://bit.ly/2cOy1Pv
Coma