Barco a la deriva, Trump se hunde

774 views

Por: J. Jaime Hernández

El miedo a un naufragio por culpa de Trump, obliga al líder mayoría republicana a abandonarlo a su suerte

paul-ryanEl líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, Paul Ryan, anunció hoy que no piensa defender más a Donald Trump, ni acompañarlo en el último tramo de una campaña convertida en lodazal de amenazas de cárcel y abusos sexuales.

“Hagan lo que sea mejor para cada quien en sus distritos”, dijo Ryan a los miembros y candidatos del partido republicano que han decidido desentenderse de la campaña presidencial para tratar de contener la sangría de apoyos y la posible pérdida de la mayoría en el Congreso.

La decisión de Ryan, a todos efectos un abandono de la candidatura de Donald Trump que muchos dan por perdida, ha caído como una bomba en la campaña del magnate que confiaba en haber conjurado la amenaza de nuevas deserciones de republicanos tras su actuación de ayer en el debate.

Nada más enterarse de esta “traición” de Ryan, Donald Trump disparó desde su cuenta de twitter:

“En lugar de estar peleando con el nominado del partido, Paul Ryan debería estar trabajando por balancear el presupuesto, crear empleos y combatir la inmigración ilegal”.

Así, entre reproches y acusaciones de traición, la campaña Trump buscaba el respaldo de ese grupo de legisladores identificados con la causa de Trump que luchan por la reelección en distritos que son bastión de la causa más extremista o conservadora y que han manifestado su rechazo a la decisión de Ryan de abandonar a su suerte al candidato a la presidencia.

El candidato republicano no encontraba, sin embargo, demasiadas muestras de apoyo entre otros congresistas republicanos que enfrentan serias dificultades en distritos urbanos más diversos y plurales, donde Trump se ha convertido en un pesado lastre.

Hoy, todos ellos respiran aliviados tras la decisión de Ryan de dejarles en libertad para desmarcarse de Trump y tratar de evitar una derrota segura en sus distritos.

Precisamente, un sondeo difundido hoy por la cadena NBC y The Wall Street Journal, tras el video difundido el pasado viernes por The Washington Post, donde Trump queda expuesto como un abusador sexual, una mayoría de ciudadanos (49%) se manifiestan a favor de que los demócratas recuperen el control del Congreso, contra el 42% que prefieren un poder legislativo en mano de los republicanos.

Lo que ha sido una muy mala noticia para Trump y su campaña, es una buena noticia para la candidata demócrata, Hillary Clinton que, sin embargo, lamentó el hecho de que Paul Ryan no se haya atrevido a retirar por completo el apoyo de su partido a un candidato que no sólo desatado una guerra civil al interior del partido republicano, sino que se ha empeñado en arrastrar a toda la nación a una de las más repulsivas campañas por la presidencia.

Precisamente, tras el debate de ayer, el más sucio y horrible en la historia moderna de EU, la mayoría de los analistas concedieron que, aunque Hillary Clinton ganó, Donald Trump consiguió mantenerse con vida.

La pregunta de hasta cuándo podría mantenerse con vida, y arrastrar en su agónica lucha a toda la nación y llevarse entre las patas al partido republicano, era respondida por Paul Ryan que hoy mismo tomó la decisión de salvar los muebles de la casa de un naufragio seguro por culpa de Donald Trump.

 

URL Corta: http://bit.ly/2dXfocD