94 mil hectáreas de bosque más en La Mosquitia bajo manejo forestal comunitario

1895 views

***“Para el país La Mosquitia es muy importante. Su riqueza natural y cultural es única en el mundo. Por eso el ICF está apoyando a través de Programa CliFor el afán de los concejos territoriales de cuidar sus recursos forestales y aprovecharlos de una manera sostenible”, comenta Selvin Pacheco, Sub-Director del ICF. Con 

Tegucigalpa, Honduras.

En un ambiente festivo y alegre se realizó recientemente la firma del convenio de manejo forestal comunitario entre representantes del Instituto de Conservación Forestal (ICF) y el Consejo Territorial de la Federación Indígena Nativo de Mocorón y Segovia (FINZMOS), que abarca 14 concejos comunales y cinco asociaciones de productores agroforestales en la región de La Mosquitia.

Las más de 94,000 hectáreas que se integran ahora a la forestería comunitaria forman parte del ambicioso plan del Programa Adaptación al Cambio Climático en el Sector Forestal (CLIFOR), financiado por la Unión Europea (UE) y el Gobierno Alemán (BMZ) y ejecutado por el ICF y la Cooperación Alemana (GIZ), de integrar 550,000 hectáreas del territorio nacional bajo manejo forestal, amparado por el Sistema Social Forestal del país.

“Para el país La Mosquitia es muy importante. Su riqueza natural y cultural es única en el mundo. Por eso el ICF está apoyando a través de Programa CliFor el afán de los concejos territoriales de cuidar sus recursos forestales y aprovecharlos de una manera sostenible”, comenta Selvin Pacheco, Sub-Director del ICF. Con la reciente firma del convenio de manejo forestal en territorios intercomunitarios, se benefician 838 familias.

Con este instrumento FINZMOS quiere promover el desarrollo sostenible de las comunidades mediante la participación comprometida de sus habitantes en un proceso de organización y autogestión, basada en el manejo racional de sus recursos naturales y culturales. Además se fortalece a las organizaciones tradicionales y el ejercicio de los derechos.

En este sentido, junto con el ICF, a través del Programa CliFor, se está creando oportunidades de trabajo en el área rural y contribuyendo a la generación de un mejor bienestar colectivo. Además se está proporcionando la participación ciudadana y el manejo sostenible de los recursos naturales con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la población rural mediante su incorporación a la producción forestal sostenible.

“Hay que resaltar que fue un convenio entre nuestra federación, 14 concejos comunitarios, cinco asociaciones de productores agroforestales y el ICF, todos presentes en este día para la firma del documento. Nuestro gran reto es ahora, cuidar nuestros bosques y buscar un aprovechamiento racional de los mismos, que siempre hemos hecho desde nuestro ancestros. Sin embargo, afrontamos a una situación, donde personas ajenas y en forma ilegal están destruyendo los bosques en nuestras comunidades. Por lo tanto la firma del convenio nos da un  respaldo legal y técnico para conservar nuestro patrimonio natural”, expresa Santiago Manzanares, Presidente del FIZMOS.

El personal del ICF, a través del Programa CliFor, ha comenzado desde junio 2014 con el desarrollo de procesos en los temas del manejo forestal, de la  adaptación al cambio climático y el mejoramiento productivo agropecuario en La Mosquitia. “Seguimos apoyando grupos, asociaciones y federaciones como FINZMOS en su propósito de proteger sus recursos naturales y desarrollar actividades sostenibles que contribuyen al mejoramiento de la calidad de vida. De esta manera el ICF, a través de CliFor, está haciendo grandes esfuerzos para aumentar la productividad del bosque y en la búsqueda de canales de comercialización de los productos forestales que les permita generar ingresos a través de la venta de productos maderables y no maderables”, relata Marlene Arias, Jefa Regional del ICF en Puerto Lempira.

En el pasado La Mosquitia, ubicada en el Departamento de Gracias a Dios, ha sido la región más afectada por incendios forestales en toda Honduras. También la deforestación es siempre un tema precario en dicha región. Con la reciente delegación de más de 94,000 hectáreas de bosque a las comunidades indígenas, se espera disminuir estos flagelos. Es una clara señal en contra de la destrucción de los recursos forestales y una fuerte manifestación por parte de la población indígena hacia un futuro más próspero con ecosistemas intactos y desarrollo comunitario sostenible.Hondudiario.

URL Corta: http://bit.ly/2fxk39s