¿Qué tipo de arcilla necesitas para limpiar tu piel?

1365 views

***La belleza, en muchas ocasiones, se asocia con el gasto de dinero, pero no es necesario dejarse mucho para conseguir una piel suave y bonita.

Tegucigalpa, Honduras.

Hay tres tipos de arcilla pero no todas actuan igual. Te ayudamos a elegir la que necesitas según el resultado que deseas.

mascarilla-verde

Arcilla blanca

Es la recomendada para las pieles más sensibles. Esta arcilla es genial para limpiar y desinfectar, además tiene muchas más funciones. Es la arcilla más suave de las tres pero, a pesar de ello, es genial para exfoliar y nutrir la piel. Aunque cabe mencionar que sus efectos pueden mejorar con aceite de jojoba, lavanda, aloe vera o miel.

Arcilla roja

Es la arcilla recomendada para pieles con acné. Al igual que la arcilla blanca, limpia y suaviza tu piel, pero hay que tener en cuenta que esta es más agresiva y puede causar irritaciones a las pieles sensibles. Se usa para muchas más zonas aparte de la cara, también fortalece el cabello. Es muy usada para problemas musculares porque proporciona calor en la parte en la que se aplica y esto estimula el ritmo sanguíneo y hace que llegue más oxígeno al músculo. También puede utilizarse para desgarros musculares siempre y cuando se complete con algún otro producto, por ejemplo, aceites vegetales. Es aconsejable repetir la operación dos veces al día.

Arcilla verde

Esta es la más exfoliante de las tres. Pero estamos en lo mismo, no es muy recomendable que se aplique en las pieles sensibles. Esta también goza de varias funciones, pero es aconsejable que si se emplea en el rostro se mezcle con unas gotitas de aceite de argán. Se utiliza también para reducir las estrías y las varices, en este caso la mezclaremos con aceite de árbol de té. Los pasos a seguir para la reducción de estrías y varices son los siguientes: primero nos damos un remojón con agua fría y nos secamos con suaves golpecitos con una toalla limpia. Segundo, aplicamos la arcilla y la dejamos actuar durante 15 minutos mínimo. Tercero, aclaramos la zona dejándola libre de arcilla y secamos la piel a golpecitos. Es aconsejable repetir este proceso dos veces por semana.

Modo de preparación.

Se pone la arcilla en un recipiente y se va mezclando poquito a poco con agua templada, hasta que quede una masa uniforme. Es importante que quede libre de grumitos y de cualquier impureza en la masa que pueda rozarnos la piel.
Para el proceso de limpieza de la piel, lo recomendable es que se aplique una vez por semana. Cosmopolitan / Hondudiario.

URL Corta: http://bit.ly/2fTXMmj