Clinton, a horas de volver a hacer Historia

612 views

***Clinton cierró la campaña donde los Padres Fundadores adoptaron la Declaración de Independencia.

 

Tegucigalpa, Honduras.

Estados Unidos se encuentra a un día de volver a hacer historia. Lo dijo en la fría noche de Filadelfia la primera mujer negra en ejercer de primera dama sobre la que en horas puede ser la primera presidenta de Estados Unidos.

Eso fue antes de que el primer presidente negro presentara a Hillary Clinton, ante más de 40.000 personas según los organizadores, en la ciudad en la que se fundó Estados Unidos.

1478544118_792238_1478596425_album_normal

Se mirase donde se mirase, no se veía un milímetro de espacio, miles de personas congregadas, cerrando filas junto a Clinton y contra Trump allí donde los Padres Fundadores adoptaron la Declaración de Independencia y la Constitución del país.

Con Independence Hall como escenografía, Hillary Clinton pidió a la ciudad de Filadelfia que volviera a hacer historia. Cuántas veces a lo largo de la noche se repetiría esa grandilocuente palabra. Cuántas se volverá a repetir este martes 8 de noviembre pase lo que pase, tanto si una mujer logra la Casa Blanca como si el hombre peor preparado de la historia para ocupar el Despacho Oval -entre otros muchos descalificativos- se hace con el poder.

1478544118_792238_1478596779_album_normal

Hillary Clinton mostró músculo político al reunir en el mismo escenario a su marido, el expresidente Bill Clinton, al presidente Barack Obama y a la primera dama, Michelle Obama. Fue la gran despedida de la campaña demócrata -aunque Hillary acabara la maratoniana jornada con un mitin casi a medianoche en Carolina del Norte-, lo que da la medida de la importancia del Estado.

Si Clinton dijo que los mejores días estaban por venir, Obama recordó que elegir a Hillary era perpetuar su legado. “Convertimos el ‘sí se puede’ en ‘sí, lo hicimos’”. Se quería combatir con optimismo el miedo a la posibilidad de despertarse en la América de Trump. Obama rechazó esa perspectiva: “Apuesto a que los americanos mañana dirán no al miedo y sí a la esperanza”.

Michelle Obama declaró no aceptar medias tintas. La primera dama dijo que no era momento de quedarse en casa y no acudir a votar. Como tampoco lo era ejercer un voto de castigo. “Si mañana acudimos a votar, Hillary será presidenta”, finalizó, para a continuación presentar a su marido, el presidente de EEUU, como el amor de su vida.

Si Clinton calificaba a Trump de bomba de relojería, Obama se mofaba del candidato republicano al explicar que si su equipo de campaña no confiaba en él para tuitear -sus asesores le han cerrado la cuenta- cómo iba a ser posible que el país pudiera confiarle los códigos de las armas nucleares. “La elección en estos comicios está clara, hay que elegir entre división o unidad”, declaró Clinton.

Teloneros de excepción de dos presidentes y dos primeras damas fueron Jon Bon Jovi y Bruce Springsteen. Ambos aportaron su frase para la posteridad. Bon Jovi animó a los presentes -como si hiciera falta- a hacer fotos porque tenían un asiento de primera fila en la Historia. Springsteen se dotó de una seriedad acorde con el peligro que representa un candidato misógino, racista e intelectualmente mediocre al decir que estaba allí para poder decir un día que había estado del lado correcto de la Historia. Esa Historia con mayúsculas que está a punto de suceder. Quedan horas. Hondudiario.

URL Corta: http://bit.ly/2fXwQBU