La siesta que cambiará tu vida: cómo descansar a tope en tan solo 15 minutos

906 views
Coma

***Muchas personas en el extranjero, especialmente nuestros amigos los periodistas de ‘The Independent’, creen que la siesta sigue siendo una de las costumbres inherentes al modo de vida español.

 

Tegucigalpa, Honduras.

la-siesta-que-cambiara-tu-vida-como-descansar-a-tope-en-tan-solo-15-minutosTodos nosotros, no obstante, y salvo un porcentaje muy pequeño de la población (jubilados o bebés), sabemos que la era dorada de tres horas de siesta al día (como aseguraba el periódico inglés) se han acabado, y que hay que empezar a adaptar nuestras costumbres.

Una buena alternativa es introducir en nuestro horario la conocida como “power nap” o siesta de poder –los americanos siempre tienen los mejores nombres–, desde que fue acuñada por el psicólogo y experto del sueño de la Universidad de Cornell James Maas, que luego ha explotado el negocio con una larga serie de libros como ‘Sleep to Win!’, ‘Sleep for Success’ o ‘Power Sleep’. Y ello, a pesar de que el truco es tan sencillo que se cuenta en un par de palabras: se trata, simple y llanamente, de echarse una cabezadita de cuarto de hora, ni un minuto más ni uno menos.

Con una cabezada de quince minutos lograremos darle un empujón a nuestro rendimiento invirtiendo muy poco tiempo.

¿Por qué quince minutos, y no catorce o dieciséis? Porque es la relación de tiempo y descanso más rentable, según descubrió el experto, especialmente si hemos dormido mal la noche anterior y necesitamos espabilarnos. El objetivo de cortar este sueño al cuarto de hora es evitar que nos internemos en el ciclo largo y profundo que suele llevar unos 90 minutos. Con un adormecimiento de quince minutos lograremos darle un empujón a nuestro rendimiento invirtiendo muy poco tiempo.

tired-and-exhausted-young-woman-sleeping-on-printer-in-the-officeMaas no ha sido el único en recordar la importancia que este breve descanso puede tener en nuestro rendimiento. También lo hace otra gurú del bienestar, Caroline Buchanan, en su libreo ‘The 15 Minutes Rule’. Al fin y al cabo, le viene que ni pintado: si, como explica, lo mejor es dividir las 24 horas del día en bloques de cuarto de hora, la ‘power nap’ encaja perfectamente con nuestros horarios. Como explica el experto en sueño Jim Horne en un artículo sobre el libro, los 15 minutos son suficientes para sentirse fresco pero no duran tanto como para sentirse grogui cuando uno se levanta.

Es la sensación que todos hemos experimentado después de una siesta de hora y media un domingo cualquiera: ¿por qué me levanto más cansado aún que cuando me acosté? Por la conocida como inercia del sueño, que se produce cuando nos despertamos de manera repentina, sin que haya concluido el ciclo del sueño de manera completa. Tanto a primera hora de la mañana como después de una siesta muy larga, nos sentimos menos alerta y nuestro cerebro funciona más lentamente. Aunque por lo general suelen pasar entre 15 minutos y media hora antes de que se pase el efecto, en otras ocasiones podemos arrastrar la sensación de cansancio durante toda la jornada.hondudiario.

URL Corta: http://bit.ly/2hsvVHm
Coma