Libro sobre Ciudad Blanca: una historia verdadera

3403 views
Coma

*** Respecto a las ciudades, Elkins dijo que “la descubierta en T3 es del tamaño de Copán, pero mucho más regada. La ciudad que nosotros exploramos tiene como dos kilómetros cuadrados, había pirámides, muchas plazas, sistemas de irrigación y montículos”.

Tegucigalpa, Honduras. 

El escritor y explorador estadounidense Douglas Preston, creador de 35 novelas, de las cuales 16 son consideradas bestsellers por el New York Times, presentó en Honduras el libro “The Lost of the Monkey God” (La Ciudad Perdida del dios Mono).

Douglas Preston
Douglas Preston, escritor y explorador de EE UU.

La obra literaria fue publicada en Estados Unidos el pasado 3 de enero y trata sobre el descubrimiento de dos ciudades perdidas en La Mosquitia, ubicada en el departamento de Gracias a Dios.

El descubrimiento de “The Lost of the Monkey God” fue convertido en documental por el productor cinematográfico Steve Elkins, quien quedó fascinado con La Mosquitia hondureña y sus leyendas mientras realizaba una filmación.

La inversión para explorar la selva hondureña ronda los dos millones de dólares y al informarse sobre el arribo de la tecnología aérea Lidar como herramienta para el descubrimiento  de ruinas arqueológicas, Elkins fundó la compañía ULT (Under The Lidar) en 2012 con algunos colegas para explorar la jungla de la Mosquitia utilizando Lidar mientras se producía un documental sobre el proceso y los resultados que llevaronal descubrimiento de dos “ciudades perdidas”.

IMG_7299
Steve Elkins, productor cinematográfico; James Nealon, embajador de EEUU en Honduras; Douglas Preston y Juan Carlos Fernández.

En 2016, UTL organizó una expedición científica de campo multidisciplinaria a uno de los sitios descubiertos por Lidar en 2012. Los resultados fueron destacados a nivel mundial, incluyendo un artículo en la edición de octubre de 2015 de National Geographic ( Lure of tha Lost City), un episodio de National Geographic Explorer (Legend of Monkey God) y numerosos artículos impresos y en televisión alrededor del mundo, incluyendo el libro de no ficción recientemente publicado “The Lost of the Monkey God”.

“Mi libro cuenta la historia verdadera, fue publicado en Estados Unidos el 3 de enero y fue bestsellers número uno en todo el país por una semana  y todavía está en la lista de los mejores vendidos”, subrayó Preston a Hondudiario.

Asimismo dijo: “es una historia muy positiva  de Honduras en el que destaca su patrimonio cultural  acerca de su arqueología y este descubrimiento tan extraordinario”.

IMG_7371

“Steve es el hombre que pasó los últimos 20 años  buscando esta ciudad legendaria, se le conoce por muchos nombres y leyendas, Ciudad Blanca, La Ciudad Perdida del  Dios Mono, y la Leyenda de los Tiempos de Hernán Cortés, cuando en 1526, mientras él estaba anclado en Trujillo (Colón), escribió a Carlos V, una carta donde decía que había una gran civilización que vivía en  el interior del este de Honduras, en las montañas, en la Mosquitia”, indicó.

De acuerdo al escritor, “muchas personas han buscado esta ciudad, especialmente en el siglo XX, arqueólogos  y Steve es el último que anduvo buscando esta ciudad y finalmente tuvo un éxito utilizando una alta tecnología que se llama Lidar cuya jefe de ingenieros en Juan Carlos Fernández, que trabaja para la Universidad de Houston en mapeo Lidar y por coincidencia es hondureño”.

DOCUMENTAL

Por su parte, Elkins recordó que “mi primer viaje a Honduras fue en 1994, había escuchado la leyenda de la Ciudad Perdida, al principio no tuvimos mucho éxito, sin embargo, en la primera expedición estábamos en la montaña de La Mosquitia, un indígena local nos estaba guiando  a ver si podíamos encontrar algo y llegamos a un gran montículo y en esta piedra había una pictografía de un hombre, alguien que estaba plantando maíz”.

IMG_7420

“Yo pensé: esto es muy extraño porque en las montañas donde nadie viene está una persona plantando maíz, yo estudia el paleo clima, el mundo siempre está cambiando, y desde ese momento me convencí de que existía una cultura, una civilización que había florecido  en la jungla y que estaba escondida”, afirmó.

Además señaló que “en el año 2010, leí sobre el desarrollo del Lidar por avión, es la única tecnología que te permite poder mapear el piso debajo de la selva tupida, yo contacté la organización que Juan Carlos Fernández trabaja”.

“Encontramos dos ciudades, realmente, para mí era como abrir la caja de pandora y que ahora le estamos diciendo al mundo lo que nosotros encontramos, sabemos dónde está , y de alguna manera tenemos que cuidarla, que los arqueólogos lleguen para que lo estudien y lo protejan”, manifestó.

IMG_7524

De igual forma, narró que “tuvimos más de 12 doctorados con nosotros , en diferentes disciplinas científicas, porque yo quería tener ventaja de la oportunidad  que nunca más podríamos tener la mayor cantidad de personas  para entender lo que estaba sucediendo en los bosques”.

“Descubrimos  que también el bosque es un lugar ecológicamente muy especial, que estaba bajo amenaza y queríamos llamar la atención de los oficiales del mundo que este es un lugar especial para el país y el mundo y que necesita ser protegido”, dijo.

HALLAZGOS

Respecto a las ciudades, Elkins dijo que “la descubierta en T3 es del tamaño de Copán, pero mucho más regada. La ciudad en Tiguan, que nosotros exploramos tiene como dos kilómetros cuadrados, había pirámides, muchas plazas, sistemas de irrigación y montículos”.

Asimismo, expresó que “el descubrimiento más importante se hizo el segundo día, estaba lloviendo, íbamos a la base de la pirámide y alguien gritó: miren hay unas piedras raras aquí, y lo primero que to vi fue la cabeza de un jaguar de piedra saliendo de la tierra con los dientes salidos, luego nos dimos cuenta que toda esa área estaba cubierta con las puntas de las esculturas, como las puntas del iceberg”.

IMG_7374

“Excelentes esculturas en piedra, fue un descubrimiento muy importante, la prueba de que era una civilización muy avanzada  y que las excavaciones tanto por arqueólogos estadounidenses y hondureños tuvo una gran historia para contarnos a nosotros acerca  de lo que le pasó a la ciudad”, agregó.

“La ciudad fue atacada por una serie de desastres que atacó a muchos y los sobrevivientes trajeron todos esos objetos que eran sagrados y los  dejaron como ofrendas en las bases de estas pirámides, estos objetos se mantuvieron ahí por más de 500 años hasta que nosotros  entramos a descubrirlos completamente intactos”, narró. Hondudiario.

 

 

 

 

 

 

 

 

URL Corta: http://bit.ly/2lhWjUR
Coma