“Cipotes” es una realidad, próximamente en las pantallas grandes del país

2090 views

***“Yo creo que con una acertada Ley de Cine esto será más fácil para el cineasta, para hacer sus producciones y crear más cultura a través del arte cinematográfico”, aseguró Lara

Tegucigalpa, Honduras.

 “Cipotes”, una de las producciones filmográficas más esperadas del año, no ha sido una aventura, gracias al apoyo gubernamental y privado recibido desde que comenzó este proyecto, que lleva al cine un libro del grande de la literatura hondureña, Ramón Amaya Amador.

Su director y guionista, Boris Lara, reconoce que el respaldo del presidente de la República, Juan Orlando Hernández, quien está apoyando y creando los espacios y oportunidades para que el cine hondureño pueda realizar sus proyectos, así como del Consejo Nacional de Inversiones (CNI), a través de la estrategia de país, Marca Honduras, han permitido un rodaje, producción y posproducción satisfactorios.

“Yo creo que con una acertada Ley de Cine esto será más fácil para el cineasta, para hacer sus producciones y crear más cultura a través del arte cinematográfico”, aseguró Lara, quien se mostró complacido por concluir “Cipotes la película”, después de dos años de preparación y ocho meses de producción.

“Debo reconocer que hoy en día la empresa privada está aprovechando las producciones nacionales para dar a conocer sus marcas; es algo bastante motivador porque ya lo estamos viendo en Honduras. Están creyendo en el hondureño, que no solo tiene las ganas, sino la capacidad para crear cultura; es una gran oportunidad para crecer, para ellos y para nosotros”, detalló.

Por su parte, Carlos Amaya, hijo del periodista y escritor Ramón Amaya Amador, dijo que “la producción filmográfica del séptimo arte en nuestro país está recibiendo mucho apoyo del Gobierno y de la Marca Honduras, así como de otras empresas”.

Amaya expresó su esperanza de que las otras artes y la literatura reciban este impulso que hoy está recibiendo el cine, pues considera que en los últimos ha tenido grandes dificultades.

Sin embargo, destacó que “debo reconocer que el esfuerzo que se hace por apoyar las producciones nacionales de cine y que trascienda nuestras fronteras, también es una forma de volcarse a la producción literaria”.

Cipotes, la novela

La novela del escritor hondureño lleva vendidos más de 60,000 ejemplares desde su primera impresión en 1959; se ha reimpreso más de 30 veces, es un libro de vigencia actual, ya que cuenta la realidad que vivían y continúan viviendo, a través del tiempo, los niños de bajos recursos en el país.

“El gran mérito de las novelas de Ramón Amaya Amador es que se han identificado con el pueblo hondureño, el hombre, la mujer, el joven humilde común y corriente de nuestro país; desde que salieron las primera novelas prácticamente la situación del hondureño no ha cambiado mucho”, señaló el hijo del escritor.

Para sus descendientes, es de mucho orgullo que sus libros no solo los reconoce el pueblo, sino que sirven de lectura en las escuelas y ahora son un atractivo del cine; los artistas y los guionistas ven en sus novelas material importante para hacer películas, por su alto contenido social basado en la vida real del hondureño.

Cipotes, la película

De acuerdo a Boris Lara, llevar esta novela al cine no ha sido nada complicado porque, pese a que es un libro escrito en 1959, sigue vigente en la realidad del país, porque los problemas sociales de este tiempo continúan muy parecidos a los de aquella época.

“Entonces, al adaptar la novela a los tiempos modernos nos vimos con la facilidad de que no cambiado mucho la problemática de la niñez”, indicó.

La novela original de Amaya Amador refleja la vida de dos niños, Forofo y Catica, quienes sufren las vicisitudes de una sociedad bastante injusta, donde tienen que luchar para sobrevivir en las calles; provienen de un estrato bastante bajo, donde les toca trabajar desde pequeños.

“Lo importante en la historia es que vemos cómo, contra todas las dificultades, la esperanza de los niños nunca se pierde, y ellos dentro de su precariedad de vida siempre ven de manera positiva y tienen ganas de superarse”, señaló Lara al enfatizar en que ellos hacen lo posible por seguir luchando contra todo lo que está mal, para salir adelante.

Desde sus inicios, la Marca Honduras está llevando un mensaje positivo al mundo, a través de su pilar Orgullo Nacional, apoyando todos los proyectos, actividades y hondureños que destacan personalmente o por sus creaciones y producciones, poniendo en alto el nombre del país. También promociona el turismo y las riquezas culturales.

En cines

Después de ocho meses de producción “Cipotes la película”, está lista para exhibirse este 27 de julio en las salas de cines en todo el país.

Previo a este lanzamiento oficial se han previsto dos presentación especiales para Marca Honduras y otros patrocinadores, así como para los medios de comunicación, como parte de la promoción de la obra.

URL Corta: http://bit.ly/2tBRZJh