“100 años de corrupción y vergüenza”, ¡Justicia ya!

1145 views

José Víctor Agüero.                                                          

La corrupción en Honduras no es nada nuevo. Es un flagelo que ha permeado las más altas estructuras del Estado, con resultados catastróficos. Un país inmerso en la extrema pobreza, un sistema de justicia ineficiente, una clase política insensible a las necesidades de las mayorías y servidores públicos que amparados en la impunidad han robado a manos llenas.

Esta es la penosa realidad hondureña que no hace más que retratar a una sociedad decadente, hombres y mujeres que, coludidos con el poder han defraudado el fisco, enriqueciéndose de forma ilícita, ante la inoperancia de los operadores de justicia para castigar a los corruptos.

Mientras no exista una genuina voluntad política de los tomadores de decisión, para adoptar medidas que contribuyan a transparentar la administración pública, el país difícilmente saldrá de la pobreza en que vive más del 65 por ciento de su población.

Desde inicios de julio el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), mantiene vigente la campaña “100 años de corrupción y vergüenza” ¡Justicia Ya!, por distintos medios de comunicación. La campaña tiene como objetivo generar conciencia en la población sobre los efectos devastadores de la corrupción, igualmente incentivar a los ciudadanos para hacer uso de la denuncia una herramienta efectiva en los esfuerzos anticorrupción.

Ojalá que este tipo de campañas puedan tocar las fibras más íntimas de los servidores públicos, llámese el presidente de la República, diputados, magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), directores, gerentes, alcaldes, ministros y viceministros y operadores de justicia, que devengan un sueldo pagado por el Estado, para que actúen siempre en el marco de la ley.

Esa perversa mentalidad que tienen malos servidores públicos de aprovechar los cuatro años de gobierno, para robar descaradamente debe ser frenada a toda costa, seguir cediendo espacio a los corruptos, es privar de una mejor calidad de vida a la inmensa mayoría de la población, que ve con frustración como los recursos del Estado, son derrochados en placeres, viajes, compra de mansiones y todo tipo de excentricidades que se deriva del dinero mal habido.

La campaña del CNA invita a que los ciudadanos no sigan siendo indiferentes ante el flagelo de la corrupción, sino al contrario que asuman un papel protagónico y beligerante, denunciando a los corruptos mediante los diferentes mecanismos que dispone esta entidad de sociedad civil.

Los mensajes de campaña son claros y precisos “100 años de corrupción e impunidad han afectado el futuro de muchos por la ambición de unos pocos, muchas familias que parecen honorables tienen un pasado impune, cientos de obras públicas son verdaderos monumentos a la desvergüenza, se siguen firmando contratos sucios, los corruptos nos tienen agonizando como nación, las huellas de la corrupción son fáciles de seguir, pero la justicia solo ha estado ahí para limpiar pasados. Denuncie al 9450-62-15 o en la página web www.cna.hn

El segundo mensaje señala ¡Basta, todo tiene su límite! “100 años de corrupción e impunidad son demasiados, usted, la ciudadanía y las personas honestas que trabajan en el gobierno debemos involucrarnos para que la justicia avance, acabemos con 100 años de corrupción e impunidad, justicia ya. Denuncie en el Consejo Nacional Anticorrupción al 9450-62-15 o en la página web www.cna.hn.

¡Justicia ya! es el clamor de todo un pueblo que, fastidiado por el cáncer de la corrupción, no debe seguir tolerando más el accionar irresponsable de los corruptos, estos deben ser encarcelados por las fechorías cometidas, mientras se desempeñaron como funcionarios públicos.

El CNA entre el 2014 y mediados de 2017, ha presentado a las instancias persecutoras del delito un total de 64 líneas de investigación, de las cuales solo diez han sido judicializadas, sus principales autoridades han exigido mayor celeridad al Ministerio Público (MP), para dictar sentencias condenatorias contra los corruptos.

Un siglo de corrupción ha llenado de vergüenza al país, nos han exhibido como una de las naciones más corruptas del mundo, es tiempo de sentar un precedente y que por fin podamos ver tras la cárcel a altos funcionarios públicos, que enloquecidos por el poder dieron rienda suelta a sus más bajos instintos a costa del dolor y el hambre de los más pobres. ¡Justicia ya!

 

URL Corta: http://bit.ly/2wilLDW