INP trasladó 5 mil 459 reclusos a cárceles de máxima seguridad este 2017

1016 views

***En la actualidad, cada centro penal cuenta con los Consejos Técnicos Interdisciplinarios (CTIs), integrados por abogados, trabajadores sociales, médicos, psicólogos y las autoridades del centro penal, entre otros profesionales que son los encargados de conocer y resolver cada situación que se presenta referente a los privados de libertad.

Tegucigalpa, Honduras.

La transformación del Sistema Penitenciario avanza y no se detiene. Desde el mes de febrero se han realizado 5 mil 459 traslados de personas privadas de libertad, se suspendió a directores de centros penales y se procedió judicialmente contra custodios que cometieron acciones al margen de la ley al cooperar con los reclusos.

En la presente administración de la directora del Instituto Nacional Penitenciario (INP), Rosa Gudiel, se ejecutaron las operaciones “Arpía”, en las cuales se trasladó a cárceles de máxima seguridad a los líderes de maras y pandillas, miembros del crimen organizado y narcotráfico, considerados de alta peligrosidad.

Desde el mes de febrero a la fecha se han trasladado a unos 5,459 personas privadas de libertad, de las cuales más de 2,500 permanecen en las cárceles de máxima seguridad “El Pozo I y II”, en Ilama (Santa Bárbara) y Morocelí (El Paraíso), respectivamente. Al centro penitenciario de El Porvenir (Francisco Morazán) se trasladó a 1,490 internos y el resto a otras penitenciarias.

También se mejoraron las condiciones de vida de los internos quienes ahora cuentan con atención médica las 24 horas del día, reciben una alimentación balanceada y ya no duermen en el suelo como sucedía en el pasado, acciones que han sido supervisadas y aprobadas por organizaciones de derechos humanos.

Los cambios

En la actualidad, cada centro penal cuenta con los Consejos Técnicos Interdisciplinarios (CTIs), integrados por abogados, trabajadores sociales, médicos, psicólogos y las autoridades del centro penal, entre otros profesionales que son los encargados de conocer y resolver cada situación que se presenta referente a los privados de libertad.

A diferencia del pasado, todos los centros penales cuentan con personal de enfermería y médicos; en el caso de la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS) se contrató a un médico pediatra para atender a los niños, hijos de las privadas, y también a un ginecólogo y un médico general.

Respecto a la alimentación, la misma es diseñada por un especialista en nutrición, quien también se encarga de supervisar la dieta para los internos que padecen de alguna enfermedad o que han sido objetos de alguna intervención quirúrgica.

Sobre las condiciones en que se vive dentro de las cárceles, cada interno cuenta con su propia cama, luego de que las autoridades sacaron de los establecimientos penitenciarios todos los negocios que por años funcionaron en ellas y acondicionaron los locales para usarlos como dormitorios, mejorando la situación de hacinamiento.

En el caso de los agentes penitenciarios, se les ha dotado de uniformes nuevos; también se les mejoraron los dormitorios y cuentan con alimentación. A los centros penales se les asignaron vehículos para el traslado de las personas privadas de libertad, se acondicionaron espacios y se les asignó más personal de seguridad para mantener el orden y control.

En las últimas horas también se les mejoró el monto del seguro de vida a los agentes penitenciarios, que antes era de 60,000 lempiras y a partir de 2018 será de 200,000.

Asimismo se realizan gestiones para mejorar su salario, entre otras prebendas en reconocimiento a la labor que realizan en los presidios.

Remociones y suspensiones

German McNiel, subdirector del Instituto Nacional Penitenciario (INP), declaró que para eficientar y adecentar el sistema penitenciario del mes de febrero a la fecha se ha realizado “la mayor suspensión de directores” y se procedió legalmente contra aquellos custodios que han infringido la ley, siendo cancelados de sus puestos de trabajo.

Reveló que en este tiempo se cambió a todos los directores de los centros penales a nivel nacional; para dinamizar el sistema se hizo intercambio de custodios y a las labores de seguridad y control al interior de las cárceles se sumaron los 592 nuevos agentes, quienes ya cumplen asignaciones en las cárceles de máxima seguridad.

El funcionario mencionó que los esfuerzos para mejorar el sistema penitenciario, así como las condiciones de vida de las personas privadas de libertad y del personal encargado de la custodia, continúan por parte de las autoridades penitenciarias, quienes cuentan con el apoyo del presidente Juan Orlando Hernández, impulsor de la transformación del sistema penitenciario.jphondudiario

URL Corta: http://bit.ly/2zQSLjH