Degradación intelectual y la prostitución de la conciencia

264 views

Javier Antonio Vivas S.

        

Tegucigalpa, Honduras.

En todo régimen (neo) totalitario es común encontrar huestes pensativas vendidas a quienes poco les importa la suerte de los pueblos, mientras ellos ven el cómo sus cuentas bancarias se van multiplicando como efecto de las mentiras y la manipulación del discurso, que por lo general, sólo justifica y defiende la bazofia de quienes han sometido y destruido a los pueblos.

Por ello, cuando hemos leído un artículo de Ignacio Ramonet¹, el cual según él, señala “las doce victorias” de Maduro en 2017, la verdad es que resulta obvio no sólo el nivel de ignominia en que ha caído este “intelectual”, a quien a pesar de ser el autor del libro La tiranía de la comunicación, poco importa que ese texto haya planteado la lucha contra el “pensamiento único” en cada una de sus construcciones semánticas y sintácticas, mientras ese “pensamiento” sea único para quedarse con el poder en Venezuela, destruyendo su economía y empobreciendo a la población en los más profundos niveles de miseria. Y eso que será para Ramonet ¿Otra “victoria” de Maduro?

En ese mismo artículo, Ramonet miente cuando habla que el Tribunal “Stalinista” de Justicia (TSJ) declaró en “desacato” a la Asamblea Nacional por razones de unas supuestas “pruebas” (grabaciones) que habrían permitido la elección de los tres diputados por Amazonas. Y es qué Ramonet, tan dado a estas pruebas en donde no puede comprobarse el rostro del supuesto culpable: ¿Por qué no hizo en su momento ningún señalamiento sobre la grabación que habría materializado uno de los más acérrimos defensores de Maduro, en la cual denunció cualquier cantidad de irregularidades y hechos de corrupción, en especial sobre el entorno político más cercano al presidente de la República?

Y por si fuera poco, al parecer el periodista francés, tampoco escuchó de ese “defensor” de Maduro, quien en su rol de “conductor” de un programa llamado “La hojilla”, planteó que la ilegal e ilegítima “constituyente” debería “caerle a coñazo y meter presos a opositores”². ¿O es que para este “comunicador” extranjero, la salsa que es buena para el pavo, no es buena para la pava? ¿Qué dice Ramonet sobre lo que implica defender “derechos humanos”? ¡Ah ya! Debe ser que existen derechos humanos “buenos” y derechos humanos “malos” como parte de lo que denomina “tiranía” en los procesos de comunicación.

Además, el ciudadano europeo que nos “importa” el madurismo para intentar darnos lecciones de “moralidad” al señalar que la “paz” se logra como efecto de que cesaron las “guarimbas”, habría que preguntar: ¿Qué dirá Ramonet de las recientes protestas efectuadas por los venezolanos en los últimos días de 2017, en los barrios y pueblos más pobres del país ante las promesas incumplidas en la entrega de perniles y bolsas de comida, o sea, por hambre? ¿Son otros guarimberos? ¿Cómo llamará semejante “periodista” el hecho que un guardia nacional asesine a una muchacha embarazada de apenas 18 años? ¡Nada! Para este individuo esos son acciones de triunfos para Maduro y su gobierno.

Otro hecho que no podemos pasar por alto, es que, el ahora vocero de la historia madurista, confirma que tal gobierno “socialista”, pagó más de 74 mil millones de dólares al capital del mundo. Verbigracia, ¿qué vaina es esa de que un gobierno que se hace llamar del pueblo, prefiere pagarle a los más ricos del mundo, y dejar a un país sin alimentos, ni medicinas, sumidos en la más completa indefensión económica y social? ¿Qué diría Ramonet si la inflación en Francia llegara al 10%? O es que para este “intelectual” el hecho que tengamos que soportar como país una inflación anual de cuatro dígitos es una “victoria” para Maduro.

Más aún, Ramonet desconociendo nuestra realidad social, se atreve a indicar que el llamado plan “chamba juvenil” es otro triunfo de Maduro, cuando un importante número de jóvenes profesionales, egresados de nuestras más importantes universidades están emigrando del país, siendo hasta la hija de Chávez, la principal referente que estudia en Francia. Entonces, ¿De qué “triunfo” social habla este entregado al pago de los euros o dólares generados por nuestra alicaída industria petrolera?

¿Por qué si tenemos una educación de tanta “calidad” y un país con tan altos salarios y nivel de vida, cuáles son las razones que impulsan la emigración juvenil y que la hija del líder fallecido de la revolución bolivariana se vaya de Venezuela, precisamente a estudiar en la nación gala? Pero el periodista francés piensa que somos pendejos, y le llama a esa manera de gobernar, otro triunfo de Maduro.

Ignacio Ramonet ha terminado en la letrina de la historia, y con más pesar para lo que una vez fue su pensamiento, mintiendo sobre la patria de Bolívar. Ramonet ha quedado entre la degradación intelectual y la prostitución de la conciencia, a favor de quienes convirtieron a Venezuela en la vergüenza de América Latina, y el aniquilamiento de lo que pudo ser una alternativa ante el capitalismo. ¡Qué triste final! A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

 

URL Corta: http://bit.ly/2AvsWWN

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...