Conadeh pide a la Policía Nacional y Militar respetar labor de periodistas

690 views
Coma

*** En los últimos días, decenas de periodistas y algunos medios de comunicación han sido objeto de amenazas, agresiones  y atentados, por parte de particulares y de miembros de los cuerpos de seguridad del Estado.

Tegucigalpa, Honduras.
El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos,(Conadeh), Roberto Herrera Cáceres

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH), en su cuarto informe sumario sobre la protesta social, en el marco de la crisis post electoral,  recordó a la Policía Nacional (PN), y la Policía Militar (PM), que su primera obligación constitucional es  proteger y respetar los derechos humanos de la población.

El ombudsman hondureño recomendó a los cuerpos de seguridad del Estado mayor respeto a la labor que realizan los periodista, medios de comunicación y la salvaguarda de los derechos humanos de terceras personas, así como de los manifestantes que participan en las marchas de protesta.

En los últimos días, decenas de periodistas y algunos medios de comunicación han sido objeto de amenazas, agresiones  y atentados, por parte de particulares y de miembros de los cuerpos de seguridad del Estado.

Las amenazas y agresiones contra miembros del gremio de periodistas y comunicadores sociales han sido más frecuentes en departamentos como Francisco Morazán, Cortés, Yoro, Atlántida, Colón, Copán, Choluteca, Valle, El Paraíso, Comayagua y La Paz.

En Honduras, la violencia contra periodistas y medios de comunicación continúa siendo una amenaza muy grave para el ejercicio de los derechos de expresión y de información, principalmente contra quienes cubren y denuncian problemas como: el narcotráfico, el crimen organizado, la corrupción, violaciones a los derechos humanos o critican a las autoridades gubernamentales

Esta lucha contra la impunidad y contra la perpetuación de las arbitrariedades no ha sido fácil ni para los periodistas ni para los medios ya que, en los últimos años, esta labor ha tratado de ser  silenciada y obstaculizada  con variadas acciones contra las libertades de expresión y de información que van desde querellas en los tribunales, agresiones e incluso  amenazas a muerte, por lo que algunos periodistas han tenido que salir del país para  salvaguardar su vida y la de su familia.

La violencia contra periodistas y medios de comunicación continúa siendo una amenaza muy grave para el ejercicio del derecho a la información, particularmente contra quienes cubren y denuncian problemas sociales, como el crimen organizado, el narcotráfico, violaciones a los derechos humanos y actos  corrupción.

El Estado hondureño debe brindar protección a los periodistas ocupados en la investigación de casos de corrupción, delincuencia organizada, tráfico de drogas y otros temas que pongan en riesgo su vida, su integridad física y la de su familia.

Exigimos que cese el hostigamiento contra  los comunicadores sociales ya sea por parte de agentes del Estado como de particulares

Ante la prolongación de actos de protesta social, el CONADEH coordina y ejecuta, con instancias y organismos nacionales e internacionales y con la colaboración de organismos no gubernamentales medidas de prevención encaminadas a proteger el derecho a la vida, a la integridad personal, el de reunión, a  la manifestación pacífica, así como la  libre expresión del pensamiento y libertad de prensa.

Roberto Herrera Cáceres, explicó que, con esa finalidad, personal del CONADEH, se ha reunido, en la mayoría de los departamentos del país, con autoridades y líderes de las manifestaciones, para facilitar la interlocución entre ellos, previo y durante las manifestaciones.

Además, para reafirmar la comprensión del ámbito propio del ejercicio de la autoridad determinado por la protección y respeto de la dignidad de las personas, y el goce efectivo de los derechos humanos que dimanan de esa dignidad.

Reveló que entre el 26 y 27 de enero, recién pasado, como producto de la labor realizada por el CONADEH, en la mayoría de los departamentos de Honduras, las manifestaciones se realizaron pacíficamente, con diálogo y respeto mutuo con las autoridades, y sin utilización de armas de fuego.

Sin embargo, cuestionó que aún no se logra que esas responsabilidades y compromisos se concreten principalmente, en ciertas ciudades de algunos departamentos como Tegucigalpa.

“Hemos constatado que aún persiste, por parte de algunas autoridades de los cuerpos de seguridad del Estado, el uso inmoderado de la fuerza, la falta de diálogo, el uso arbitrario de gases lacrimógenos y la estigmatización, con consecuencias negativas sobre la integridad, salud y libre ejercicio del derecho de cada persona a reunirse, expresarse y manifestarse pacíficamente y sin armas”.

El ente estatal también cuestiona, en su cuarto informe, que se han evidenciado casos de falta de respeto a los derechos humanos  por parte  de algunos manifestantes que participan en las marchas de protesta, en contra de personas que ostentan autoridad y de otras que no participan en las manifestaciones.

Señala que esa actitud de algunos manifestantes ocasiona daños a la integridad, a la seguridad, a la libre expresión, a la propiedad y a la libre circulación de las personas.

El ombudsman hondureño adelantó que todos  esos casos están siendo remitidos, a las instancias correspondientes, para su debida investigación y deducción de responsabilidades.

Reiteró su llamado a la Policía Nacional como a la Policía Militar a tener present6e que su primera obligación constitucional es respetar los derechos humanos de la población.

También exhortó a los manifestantes a ejercer libremente su derecho a la manifestación pacífica, con el respeto de los derechos humanos de los demás.

Según el titular del CONADEH, tanto las autoridades como los manifestantes deben continuar en el proceso de interlocución para dar efectividad plena a los derechos humanos de reunión, manifestación, libre expresión.

El Defensor del Pueblo instó a los liderazgos políticos a  cumplir su responsabilidad democrática de facilitar los espacios, posibilidades y procedimientos que evidencien su voluntad y compromiso democrático real con un diálogo.

Diálogo que debe contar, con un facilitador de las Naciones Unidas, para impulsar la democratización genuina del Estado, tratando fundamentalmente de propiciar compromisos vinculantes.

Compromisos que deben ir  orientados a reconocer, a la mayoría de la población, y hacer realidad oportunidades y posibilidades para salir de la pobreza, el desempleo y otras necesidades fundamentales de vida digna.

Además, a lograr seguridad humana para ello y su participación en el desarrollo sostenible inclusivo; a fomentar la justicia social en la legislación y administración del Estado y en las relaciones sociales y empresariales, y, con ello, la cohesión nacional; a impulsar la tranquilidad nacional y la paz; y a tratar reformas electorales que conduzcan a una forma de gobierno que sea instrumento idóneo para lograr realmente los anteriores objetivos.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos continuará actuando también en su papel de facilitador de la interlocución entre quienes legítimamente reivindican la libertad en el ejercicio responsable de su derecho de protesta social y la autoridad que debe proteger y promover esa libertad en el marco del orden público que resguarda los derechos humanos de los demás, la seguridad de todas y todos y las justas exigencias del bien común en democracia.

Consideraciones

El 12 de enero recién pasado, se presentó el tercer informe sumario que contiene actuaciones realizadas, por el CONADEH, en ocasión de la crisis post – electoral y, ante la anunciada continuidad de actos de protesta social, se formula más llamados a: el Ministerio Público en el sentido de efectuar diligentemente las investigaciones conducentes a identificar la verdad de lo ocurrido en las muertes, atentados contra la integridad personal y vulneraciones de otros derechos humanos, como producto de violencia post – electoral, y a formular los requerimiento correspondientes, para evitar su impunidad; a los miembros de la policía nacional y militar y a los manifestantes: a asegurar el respeto mutuo para hacer posible el ejercicio del derecho individual de reunión y manifestación pacífica, respetando también los derechos humanos de otras personas; a todo el liderazgo democrático, político, social y económico: a atender nuestra recomendación de dialogar fraternal y solidariamente, para poner fin definitivo a la inestabilidad política y conflictividad social que están impactando negativamente en la dignidad de las personas y agravando las ya injustas condiciones de vida de la mayoría de la población que vive en situación de pobreza en nuestra Nación.

A ese respecto, recomendamos que el diálogo versara sobre la democratización del Estado, discerniendo objetivos vinculantes y procedimientos flexibles de transformación de estructuras de subdesarrollo e injusticia social y, para ello, estructurando una forma de gobierno que sea instrumento adecuado para lograr dichos objetivos con la aplicación diligente y calificada de los procedimientos conducentes.

El CONADEH reitera sus afirmaciones y recomendaciones e informa que, ante la prolongación de actos de protesta social, ha coordinado y ejecuta, con instancias y organismos nacionales e internacionales y con la colaboración de organismos no gubernamentales: medidas de prevención y protección de los derechos humanos, entre ellos derecho a la vida, integridad personal, reunión, manifestación pacífica, libre expresión del pensamiento y libertad de prensa.hondudiario/AB

URL Corta: http://bit.ly/2ntMJSg
Coma