La Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer necesita de todos para continuar salvando vidas

1073 views

***La Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer es una institución apolítica, benéfica y sin fines lucrativos, que surgió por iniciativa de un grupo de damas de la sociedad civil, con la intención de servir de apoyo a los niños con cáncer.

Tegucigalpa, Honduras.

La sociedad hondureña, sin duda alguna; se ha caracterizado históricamente por tener un corazón noble y lleno de amor, a la hora de extender una mano amiga a los hermanos catrachos, uno de esos ejemplos claros de bondad humanitaria; es la Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer, organización que nace con la iniciativa de lograr la cura y brindar calidad de vida a todos los infantes del país que día a día luchan por su vida contra el cáncer.

El poeta alemán Bertolt Brecht, en sus enseñas dio a conocer que hay personas que luchan un día y son buenos, sin embargo, hay otros que luchan por un año y son aún mejores, pero hay quienes luchan toda la vida, y esos son imprescindibles, es así que en el Mes Internacional del Cáncer Infantil, Hondudiario honra la valiosa labor de la Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer y la inagotable lucha de los angelitos hondureños que padecen esa enfermedad.

La Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer es una institución apolítica, benéfica y sin fines lucrativos, que surgió por iniciativa de un grupo de damas de la sociedad civil, con la intención de servir de apoyo a los niños con cáncer.

Fundada en el año de 1982, es una de las fundaciones que ha logrado estabilizarse con credibilidad a nivel nacional e internacional, debido a los buenos resultados de sus administraciones en favor de los niños con cáncer, que llegan tanto al Hospital Materno Infantil de Tegucigalpa, como al servicio de Hemato Oncología Pediátrica del Hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula y a la sala de atención instalada en el Hospital Regional Atlántida de La Ceiba.

En sus inicios, la Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer, desarrollaba conciertos benéficos, para sostenerse económicamente y contar con fondos para remodelar las instalaciones en las que se brinda servicio a los niños en busca de curar su enfermedad.

Es así que en el año 2002, la Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer, creó una sala de hospitalización, que cuenta con 22 camas hospitalarias, debido a que las instalaciones anteriores, no cumplían con los estándares internacionales necesarios de atención y algunos pacientes fallecían a causa de infecciones a raíz de ese problema.

La sala de Hospitalización en el Hospital Escuela Universitario, se encuentra subdividida en 11 de camas, en cuartos aislados o mejor conocida como el área blanca, y las restantes, en una habitación en común divididas con paneles de vidrio, para que los pacientes cuenten con espacios delimitados que mejoran la atención en el control de las infecciones.

Graciela Flores, represéntate y psicóloga de la Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer, detalló en entrevista exclusiva con Hondudiario.com que A medida fue surgiendo el apoyo de la población, se destinó más presupuesto para mejorar y ampliar el área de la consulta externa”, que también era limitada para la correcta atención de las niñas y niños con cáncer.

“Orgullosamente la fundación es netamente catracha, no tenemos apoyo internacional, excepto en asesoría médica y de enfermería, los recursos económicos vienen directamente de la respuesta del pueblo hondureño, que cada día con el Plan Padrino, nos donan un lempira diario y eso ha permitido que todos los niños con cáncer que llegan por atención médica no se vayan a sus casas sin recibir su tratamiento” apuntó Flores.

Destacó que al comienzo de la Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer, solo se encontraban establecidos en el servicio de Hemato Oncológica del Hospital Escuela Universitario, situación que generaba un porcentaje de abandono al tratamiento por parte de los pacientes, debido a que varios llegaban por atención médica desde comunidades del interior del país, y los padres en ocasiones desistían, al conocer que era un tratamiento por largo tiempo.

“Es así que hubo la necesidad que uno de los colaboradores de la Fundación, en específico la doctora Martínez, se trasladara para aperturar la consulta ambulatoria en la zona norte de Honduras” comentó Graciela Flores y agregó que “Esa fue la primera Clínica de Quimioterapia Ambulatoria, que hoy en día ofrece un servicio completo como el que se brinda en el Hospital Escuela Universitario, y cuenta con salas complemente remodeladas”.

Además, se instaló por parte de la Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer, la Unidad de Oncología Pediátrica en el Hospital Regional Atlántida de La Ceiba, así como en las Clínicas de Quimioterapia Ambulatoria ubicadas en los hospitales, Roberto Suazo Córdova en La Paz, Regional del Sur en Choluteca, Gabriela Alvarado en Danlí y San Francisco en Juticalpa departamento de Olancho. y “Con eso se disminuyó en gran medida el abandono al tratamiento” pormenorizó Flores.

Las estadísticas reflejan que en Honduras cada día se diagnostica un infante con cáncer, y es por esa razón que desde la Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer, se promueven campañas educativas para la detección a tiempo de esa enfermedad, por su alto porcentaje de curación, en ese sentido; La Fundación pretende que se invierta en pacientes con un diagnóstico temprano, que van a conllevar a revertir la enfermedad, sin embargo, los pacientes con diagnóstico tardío, también reciben la misma calidad en su tratamiento.

Con el objetivo de promover la detección temprana del cáncer infantil la Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer ha lanzado la campaña “12 Síntomas” para que los padres de familia puedan supervisar a sus hijos y acudir en busca de atención médica si presentan dos o más de esas señales anímicas y corporales.

Entre los síntomas que pueden ser avisos de un posible cáncer infantil se encuentra las fiebres de origen desconocido, aparición de moretes sin relación a golpes, ganglios inflamados en cuello, axila y entrepierna, dolor en articulaciones y huesos, estomago crecido, mancha blanca en el ojo, dolor de cabeza acompañado de mareos y vómitos, debilidad, fatiga y falta de apetito.

Por otra parte, cuando existe el caso que los pacientes no reciben un diagnóstico médico alentador, la Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer, cuenta con un programa de cuidados paliativos, donde inicialmente se explica a los padres de familia que la respuesta a la enfermedad de su hija o hijo no fue favorable, y posteriormente el objetivo del programa, es ofrecer calidad de vida digna al paciente, por el tiempo que lo requiera.

La Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer, para captar fondos, solicita visitas a las empresas para poder llegar y hablar con los empleados comentándoles del Plan Padrino, que consiste en la donación de un lempira diario, con el que se puede salvar la vida de una niña o niño con cáncer.

En el Plan Padrino, las personas se comprometen a donar un lempira diario mediante deducción bancaria de 30 lempiras mensuales por medio de tarjeta de crédito y débito o por el pago en bancos de un talonario físico anual de 12 aportaciones, de la misma cantidad monetaria que la electrónica.

Asimismo, la Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer, cuenta con un centro de atención de llamadas, en el que cualquier persona que desee apoyar a la noble causa en beneficio de los niños y niñas con cáncer, llamando al teléfono 2235-8774 podrá convertirse parte del Plan Padrino que salva vidas.

“Alrededor de cinco mil 500 niños y niñas actualmente padecen de cáncer infantil, y todo paciente que llega es un reto para la Fundación, y son atendidos con el único requisito que comprenda las edades de cero a 18 años” manifestó la psicóloga de la Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer, Graciela Flores.

La mayoría de los niños que hoy en día padecen la enfermedad de cáncer infantil son de familias de bajos recurso económicos, lo que imposibilita poder optar a recibir tratamiento en otro establecimiento médico privado nacional o fuera del país, sin embargo; la Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer, otorga a todos sus pacientes, protocolos de atención médica de primer mundo regidos con normas internacionales.

La Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer, debido a la respuesta positiva de la sociedad, tiene instalado en diferentes centros de comercio como bancos y supermercados, alcancías en las que las personas pueden depositar una contribución en favor del tratamiento de las niñas y niños con cáncer.

Además, se realizará una mega colecta a nivel nacional, donde el sábado 17 de febrero a partir de las 8 de la mañana estarán personas colaboradores, con botellones de la Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer, recolectando donativos para la compra de los medicamentos oncológicos de los pacientes.

De igual forma para el próximo sábado 17 de marzo, se realizará en San Pedro Sula, un concierto en el que participará el colombiano Carlos Vives a beneficio de los niños.

La Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer, también mantiene “kioskos” en cada uno de los lugares en los que tiene presencia médica, para que la población se puede abocar y recibir información para apadrinar y apoyar la salud de una niña o niño que padece la enfermedad.

“Recomendamos a los padres de familia siempre observar a los niños, y a la población en general, siempre solicitamos que se identifiquen con la Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer, que nos sigan en nuestra página de Facebook e instagram con el nombre de la fundación o en nuestra página web

www.salvamivida.org, también pueden llamar a las oficinas al teléfono 2235-8774 para información adicional que requieran para salvar una o varias vidas” concluyó Graciela Flores.SB/Hondudiario

URL Corta: http://bit.ly/2EWP3cs

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...