Desierto de Judea terreno en el que se encuentran antiguas paredes del Reino de Herodes

493 views

***Herodes el Grande, así era llamado el que fue rey de Judea, destacado político y estratega en su época. Dejó un legado de grandes construcciones.

Por: Tania Turcios.

Tegucigalpa, Honduras.

Paredes construidas con piedras, arena con un color pálido y una impresionante vista tiene Masada, allí se encuentra el Palacio de Herodes el Grande, ubicado en el desierto de Judea en Jerusalén.

Las  temperaturas son muy altas pero se logran soportar y  Hondudiario.com estuvo allí en esa enorme montaña donde fue  el último bastión judío.

Para subir a la cumbre de esta montaña aislada  se puede hacer abordando un Teleférico que puede llegar a transportar al menos 80 personas, elevado a más de 400 metros de altura, sin embargo para aquellos valientes puede subir por el “Camino de la Serpiente”.

En la cima del desierto de Judea se ubica  Masada, una fortaleza que contiene restos de los palacios del Rey Herodes el Grande, sitio que fue construido en el estilo romano clásico de la época de Judea.

En esta fortaleza se puede recorrer a pie, a lomos de un burro o de un camello, en todo terreno o en bicicleta, donde se puede practicar rapel o sentir la hospitalidad beduina. También hay monasterios excavados en la roca, oasis,  manantiales que brotan junto a empinados acantilados.

Historia del  Rey Herodes cuando luchó contra sus enemigos

La meseta tiene una longitud de 600 metros y un ancho de 300 metros. El rey Herodes, que reinó entre los años 40-4 Antes de Cristo (A.C), eligió a Masada como refugio contra sus enemigos. Después de la trágica muerte de los

defensores, la fortaleza cayó en manos de los romanos, quienes continuaron viviendo en el lugar hasta el siglo 5-6 Después de Cristo (D.C).

Sin embargo, en ese sitio unos 960 hombres, mujeres y niños se suicidaron para no rendirse a los soldados de la X Legión Extranjera Romana. Este fue el último capítulo de una rebelión que había empezado con la destrucción de Jerusalén.

Hondudiario.com visitó la tierra donde vivió el Rey Herodes

Es impresionante  que al pasar los años aún se conserva parte del monumento que rodean al desierto, lugar donde se refugian muchas aves que disfrutan de la tranquilidad, además de  un buen baño en una pequeña poza de agua.

Al caminar por sus pasillos pareciera que se está cruzando por un laberinto, sus caminos son estrechos, sus puertas de tamaño mediano, cualquiera tiene que agacharse para poder cruzarlas. Lo primero que hacen las personas que visitan ese lugar es tomar fotografías para comparar con la construcción de la actualidad algo que para muchos es impresionante.

Para poder conocer la fortaleza del Rey Herodes Grande se necesitan al menos 3 horas, si es por la mañana mucho mejor así se percatará de no sentir los rayos de sol que al medio día son fuertes, además debe de llevar su bote con agua para evitar una deshidratación en medio del  desierto.

El Mar Muerto un atractivo para los que visitan Jerusalén

Al norte del desierto de Judea se encuentra el Mar Muerto que contiene  un porcentaje de sal que no tiene comparación con ninguna concentración de agua a nivel mundial, también se caracteriza por no tener vida marítima y flotar sin necesidad de saber nadar.

Mar Muerto ubicado al Norte del Desierto de Judea.

En las orillas del Mar Muerto, se puede hacer una exfoliación con su barro negro, se aplica en el cuerpo para limpieza de la piel, pero también ayuda a la circulación sanguínea y  la función respiratoria.

Por lo general hay un clima perfecto para recostarse en las orillas del mar, pero si lo visita a las 4:00 de la tarde disfrutará de un atardecer en familia o amigos, quienes querrán tomarse una foto flotando y bañados de barro.

Arrecife Tourt, Special Tour y el Instituto Hondureño de Turismo (IHT), también continuaron con la realización de este segundo recorrido por Tierra Santa.  TT/Hondudiario. 

 

 

URL Corta: http://bit.ly/2GyPA7U

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...