Violencia provoca desplazamientos forzados

519 views

***Se estima que entre el 2010 y el 2014 , cerca de  mil estudiantes  de primaria, secundaria  y superior, perdieron la vida en circunstancias violentas. Durante esos cinco años,  unos 500 estudiantes de secundaria  y casi un centenar de niños y niñas de primaria perdieron la vida en circunstancias violentas.

Tegucigalpa, Honduras.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), Roberto Herrera Cáceres, condenó los   hechos violentos  contra estudiantes, maestros de educación y la impunidad, por lo que   alertó sobre desplazamientos forzados de familias.

Ante la ola de hechos violentos que ponen en riesgo la vida y la integridad de las personas, el ombudsman hondureño exhortó a las autoridades hondureñas a investigar estos casos  y poner a la orden de los tribunales a los responsables para que sean castigados con todo el peso de la ley, tal como lo requiere la vigencia efectiva del Estado de Derecho en Honduras.

Lamentó que, en las actuales circunstancias, se esté perdiendo el espacio público en escuelas y colegios del país.

“Sentimos que ese espacio público lo estamos perdiendo en perjuicio de la protección debida al derecho a la educación, al desarrollo, y de otros derechos humanos”, declaró.

Agregó que, debido a esa violencia impune, se está provocando el desplazamiento forzado de familias y personas que tienen que salir de sus lugares de residencia a otras zonas del país para proteger  los niños y niñas quienes son llevados de una escuela a otra, con riesgos de perder sus procesos educativos.

El titular del Conadeh,  advirtió que esos espacios públicos parecieran ser buscados como terrenos de expansión de la violencia y de la delincuencia, por lo que deben ser salvaguardados por las autoridades, tanto nacional como municipal, en conjunto con las familias  y educadores de cada comunidad.

Destacó,  la importancia de actuar de inmediato siguiendo políticas integrales que garanticen seguridad a las familias,  para hacer realidad el derecho de la niñez a una educación de calidad.

El Gobierno tiene que preservar en su caso, recuperar esos espacios educativos teniendo presente que  la educación es un bien público  esencial y es fundamental para la plena realización de la personalidad humana, para la tolerancia y convivencia armónica dentro de la sociedad, y para el desarrollo sostenible municipal y nacional, indicó.

El ombudsman hondureño recomendó al Estado enfocar la solución de éste tipo de problemas esenciales, desde la óptica de la seguridad democrática que es inseparable de la dignidad humana.

En ese sentido, se estima que entre el 2010 y el 2014, cerca de 1,000 estudiantes  de primaria, secundaria  y superior, perdieron la vida en circunstancias violentas.

Durante esos cinco años, unos 500 estudiantes de secundaria fueron ultimados violentamente, es decir, un promedio 100 por año.

En el 2016, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos atendió 757 denuncias de los cuales 370 constituyen situación de riesgo y 387 casos de desplazamiento.

Del total de casos registrados, se estima que unas 88, es decir, el 11.7 por ciento de las denuncias atendidas por el Conadeh fueron hechas por maestros (47) y estudiantes (41), que de acuerdo a su queja estarían condición de riesgo o desplazamiento. TT/Hondudiario.

 

URL Corta: http://bit.ly/2HzcTwj

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...