Venezuela y la campaña del hambre

299 views

***El salario mínimo mensual de dos millones 550 mil bolívares no sirve ni siquiera para comprar un kilo de carne, que esta semana ya cuesta más de tres millones en Venezuela.

Honduras, Tegucigalpa

La campaña presidencial más pintoresca de la historia venezolana se acerca a su final sin pena ni gloria, convertida en el gran espejo de un país a la deriva y con hambre.

El oficialismo venezolano reparte bonos y panes como si fueran limosnas, el evangélico Javier Bertucci cocina sopas en calderos gigantes transformado en un nuevo Ejército de Salvación y los activistas del opositor disidente Henri Falcón distribuyen billetes falsos de 100 dólares para promocionar su idea de dolarizar el país.

“Esta vaina es terrorífica, una locura. He estado ocho horas en la cola. Y si estoy aquí no puedo trabajar para comprar los alimentos de mi familia. Yo soy cristiana y este apocalipsis ya está escrito en la Biblia”, protestó Carmen Mendoza, de 43 años, tras pasarse un día entre la muchedumbre congregada a las puertas del Abastos Bicentenario en la céntrica Plaza de Venezuela.

Esta cadena de supermercados, expropiada por Hugo Chávez a la franco-colombiana Éxito, ha comenzado de nuevo a vender comida regulada, algo que no sucedía desde la implantación en 2016 de las bolsas CLAP, adaptación bolivariana de la cartilla cubana de racionamiento.

La hiperinflación, que pulveriza los salarios en un solo día, obliga a la gente a estos maratones desesperados para sobrevivir en el país donde el salario mínimo mensual de dos millones 550 mil bolívares no sirve ni siquiera para comprar un kilo de carne, que esta semana ya cuesta más de tres millones.EM/SB/Hondudiario

URL Corta: http://bit.ly/2GnqYdW

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...