“Pandora”, la del cuento bueno que resultó falso y de grandes males

3162 views

***** La MACCIH informó de una investigación sobre la corrupción en la Secretaría de Agricultura y Ganadería, que denominaron “Pandora” apostando al mítico nombre de una mujer de la mitología griega castigada por haber revelado los secretos del fuego.

Tegucigalpa, Honduras

“Pandora fue la primera mujer en ser creada”, por orden del Zeus, el padre de los dioses, según la mitología griega, que según la historia, nace la leyenda de los secretos de la “Caja de Pandora”.

En tal sentido, cuando la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) por razones desconocidas decide poner el nombre de “Pandora” al proceso de investigación a un acto de corrupción en la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), sin duda se liga perceptivamente a esta mítica historia de la “Caja de Pandora”.

Es decir, que al referirse a “La caja de Pandora, según Wikipedia, “La caja de Pandora es un mítico recipiente de la mitología griega, tomado de la historia de Pandora, la primera mujer, creada por Hefesto por orden de Zeus.

Además se liga a los hechos o historias, cuando “para referirnos a algo que, teniendo aparentemente un aspecto muy tentador y beneficioso, puede ser perjudicial y causar grandes males”.

En otros casos, se utiliza la frase “abrir la caja de Pandora” cuando queremos decir que alguno de los actos que realizamos en la vida nos van a traer nuevos males o nuevas desgracias.

Pero, la historia de Pandora y su famosa caja se enmarca dentro del mito de Prometeo, que robó el fuego a los dioses para entregárselo a los hombres, según nos cuenta la mitología griega, que también se dice que nace de una venganza de Zeus como parte de un castigo a Prometeo por haber revelado a la humanidad el secreto del fuego.

La historia de Pandora dice que: Por orden de Zeus padre de los dioses, Hefesto dios del fuego, famoso por sus habilidades, formó la estatua de una hermosa doncella, que la propia Atenea, aún celosa, echó sobre la imagen una vestidura blanca y reluciente, que coronó de frescas flores y le ciñó el talle con un cinturón de oro, adornada maravillosamente con policromas figuras de animales y que Hermes, el mensajero de los dioses, le otorgó el habla a la bella imagen, y a esto más Afrodita le daría todo su encanto amoroso.

De este modo Zeus, bajo la apariencia de un bien, había creado un engañoso mal, al que llamó Pandora, es decir, la omnidotada; pues cada uno de los Inmortales había entregado a la doncella algún nefasto obsequio para los hombres.

“Condujo entonces a la virgen a la tierra, donde los mortales vagaban mezclados con los dioses, y unos y otros se pasmaron ante la figura incomparable. Pero ella se dirigió hacia Epimeteo, el ingenuo hermano de Prometeo, llevándole una caja regalo de Zeus. En vano aquél había advertido a su hermano que nunca aceptase un obsequio venido del olimpico Zeus, para no ocasionar con ello un daño a los hombres; debía de rechazarlo inmediatamente.

Epimeteo, olvidándose de aquellas palabras, acogió gozoso a la hermosa doncella y no se dio cuenta del mal hasta que ya lo tuvo. Pues hasta entonces las familias de los hombres, aconsejadas por su hermano, habían vivido libres del mal, no sujetos a un trabajo gravoso, y exentos de la torturante enfermedad. Pero la mujer llevaba en las manos su regalo, una gran caja provista de una tapadera.

Apenas llegada junto a Epimeteo abrió la tapa y en seguida volaron del recipiente innumerables males que se desparramaron por la Tierra con la velocidad del rayo.

Oculto en el fondo de la caja había un único bien: la esperanza; pero, siguiendo el consejo del Padre de los dioses, Pandora dejó caer la cubierta antes de que aquella pudiera echar a volar, encerrándola para siempre en el arca.

Entretanto la desgracia llenaba, bajo todas las formas, tierra, mar y aire. Las enfermedades se deslizaban día y noche por entre los humanos, solapadas y silenciosas pues Zeus no les había dado la voz. Un tropel de fiebres sitiaba la tierra, y la muerte, antes remisa en sorprender a los hombres, precipitó su paso.

La vejez, la enfermedad, la fatiga, la locura, el vicio, la pasión, la plaga, la tristeza, la pobreza, el crimen; todos los males del mundo se habían extendido por la tierra y sólo la esperanza quedó oculta en el fondo del arca (caja).

Entonces “Pandora” o “La Caja de Pandora” que abrió la MACCIH en el caso de la investigación realizada en la administración de la SAG en el año del 2013 y otras fechas, podrían tener alguna similitud a la mítica leyenda.

Ahora imaginando esta leyenda y esta realidad, que se emula a la acción de la MACCIH, podríamos decir, que la SAG sería la mujer bella (Pandora). Los funcionarios del gobierno podrían ser el personaje de Epimeteo, considerando que ambos, tenían compromisos “inviolables”, los empleados del gobierno respetar la ley y el  juramento de trabajo, Epimeteo no tenía que casarse.

Los funcionarios del Gobierno bajo un proceso administrativo para hacer el bien, al margen de la ley adornaron los regalos y matizaron en las promesas en la campaña, no debieron manejar el dinero incorrectamente aunque mediáticamente todo parecía bueno, aún incumpliendo el  juramento que no debieron violentar, bajo ninguna circunstancia.

Por su lado, Epimeteo no tenía porque casarse con la mujer Pandora, que primero siendo estatua, después tomó vida y con su belleza lo cautivo, pero aún sabiendo que no podía aceptarla se casó y esta a quien le habían dado una tinaja ovalada (Caja) como regalo, no debía abrirla bajo ninguna circunstancia.

Aquí los funcionarios del Gobierno, tentados por la avaricia y sin escrúpulos cometieron lo ilegal, tomaron el dinero de manera incorrecta y la MACCIH, destapó el escándalo de corrupción, mientras Pandora abrió por si sola la tapa de la caja y escaparon de su interior todos los males del mundo.

Hoy en día, «abrir una caja de Pandora» significa una acción en apariencia pequeña o inofensiva, pero que puede atraer consecuencias catastróficas. La Maccih abrió e hizo públicamente un acto de corrupción en la SAG y sus consecuencias podrían ser catastróficas para los funcionarios mencionados.

“Pandora es la leyenda mítica es como «mal bello» y popularmente se dice, “Sos como una caja de pandora”, al referirse a una persona que tiene un comportamiento social amigable y servicial, luego deja al descubierto otras acciones negativas y malas. Wikipedia-Marino Ortariz/ Hondudiario

 

URL Corta: http://bit.ly/2LQFzSx

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...