Liliana Alvarado una exitosa peruana enamorada por Honduras

2755 views

***Liliana Alvarado, consideró a Honduras un país luchador, caluroso, y “lo mejor de todo”, de gente amable.

Tegucigalpa, Honduras

La directora de la escuela de posgrado en la Universidad Tecnológica del Perú (UTP) y catedrática internacional en una academia de educación superior de Honduras, Liliana Alvarado, compartió con Hondudiario.com, algunas de las experiencias que ha desempeñado en su trayecto de vida, de las cuales; varias de enorme gratitud tanto personal como profesional, las ha disfrutado desde suelo hondureño.

Alvarado, una mujer “orgullosamente” peruana, llegó a Honduras por primera vez hace aproximadamente diez años, con el objetivo de compartir sus conocimientos a estudiantes hondureños por medio de una catedra, -que en sus palabras- la dejaron “enamorada” del país. Pero, sobre todo; de “su gente” y de sus alumnos, que eran “chicos súper pujantes, luchadores y con muchas ganas de aprender”.

Es así que la también conferencista internacional, considerada unas de las ocho mujeres en Latinoamérica más influyentes en el Neuromarketing, comenzó a formar estudiantes de la capital hondureña, Tegucigalpa y de la ciudad industrial de San Pedro Sula, para que a través de las enseñanzas recibidas, llevaran al país con sus quehaceres profesionales, a mejores estadios de desarrollo.

“Siempre les digo a mis alumnos, que cada uno es responsable de su propio aprendizaje, puede venir la persona con los mayores conocimientos, pero si el otro no quiere aprender, no lo va a lograr, pero a mí me motivaba; que todos mis alumnos tenían muchas ganas de aprender y eso es lo que me ha traído una y otra vez a Honduras”, amplió.

Liliana Alvarado, titulada en su natal Perú como ingeniero civil, de su profesión en pregrado, exteriorizó que en gran parte, fue influenciada por su madre para cursar esa carrera, y aunque salió avante de ese reto estudiantil, no se convertiría en su pasión profesional.

“En mi época, cuando uno iba a estudiar a la universidad, los padres nos decían que estudiar, entonces terminé la ingeniería y me di cuenta que no era lo que me gustaba, pero tuve la oportunidad de que alguien me comentara acerca de las maestrías y estudié una en administración y eso me cambió la forma de ver el mundo y de interactuar con otras personas”, apuntó.

Alvarado al verse envuelta en esa nueva faceta de su vida, como comunicadora y más extrovertida de lo que podría ser desde el campo de la ingeniería, se dio cuenta que ese era el camino que deseaba seguir, mismo que hoy en día, la catapultó al éxito.

Luego de finalizar algunos de sus logros académicos, inició su carrera laboral, siendo parte de una empresa de cosméticos que según Alvarado, trabajaban con el fin supremo de hacer sentir mejor a las mujeres, “porque no es que nos van a hacer más bellas, es que nos van a hacer sentir mejor, porque lo que hace un producto cosmético, es sentirse más segura de sí misma”.

Sin embargo, después de 17 años laborando en el entorno empresarial, fue invitada a dictar un curso de Marketing básico, destinado a jóvenes que iniciaban sus estudios universitarios, y dejó saber que su “compromiso fue tan grande, que dije que en mis manos estaba la responsabilidad de que esos chicos, amaran el marketing para que pudieran dar lo mejor de sí mismos, así que lo tomé con mucha seriedad y traté de volcar toda mi experiencia a ellos”.

Fue así que Liliana Alvarado, pronto se convertiría en la directora de una Facultad, en ese recinto estudiantil y dos años más tarde, pasaría a ser la directora académica de un área en la escuela de posgrado.

“Entre a la escuela de posgrado y me invitaron a estudiar un doctorado, y la primera pregunta que uno se hace, es si quiere estudiar un doctorado a esta edad, pero si miras el entorno, hoy en día una persona de 60 años es esencial, entonces comencé a estudiar”, agregó.

Una vez iniciado su doctorado, se enfocó en la temática que le apasionaría para su tesis, y en comunicación con uno de sus maestros, discutieron estudiar las causas que hacen a un consumidor el decidir comprar un producto, y ahí enfocó la cúspide de su carrera profesional.

“Mi foco siempre ha sido al consumidor, pero luego viré a las personas, entonces comencé de alguna manera a estudiar cómo es que funciona el cerebro de las personas, como es que deciden, me puse a investigar un poco del tema y eso me fue llevando hacia la neurociencia aplicada al marketing, de ver como nuestros cerebros reaccionan ante los estímulos del marketing”, dijo Alvarado.

Habiendo culminado su doctorado en Administración y Dirección de Empresas de la Universidad Politécnica de Cataluña, y por esa curiosidad de entender y estudiar la sociedad entre una marca y sus consumidores, escribe su libro titulado “Brainketing”, que lleva a comprender a los lectores, lo sencillo que puede ser el marketing, pero lo embrollado que es conquistar el cerebro de las personas.

Pero Liliana Alvarado, no vive sus mejores momentos en un aula de clases, ni el haberse convertido en una exitosa experta del Neuromarketing ha sido su mejor logro, para ella, ser esposa, madre y abuela de tres hijos y la misma cantidad de nietos, es sin duda alguna, su mayor victoria.

Sus hijos, uno varón llamado Renzo y arquitecto de profesión, y las dos mujeres, Sandra que decidió formarse como administradora y “marquetera” al igual que su madre, y Melissa, que culminó sus estudios como administradora y comunicadora, todos, junto a sus nietos y esposo, son parte de la ajetreada, pero exquisita vida, de la doctora, Liliana Alvarado.SB/Hondudiario

URL Corta: http://bit.ly/2tMgwcO

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...