Huelga a la hondureña

725 views

En todos los países del mundo, cuando se va a reclamar un derecho, la constitución establece la forma de hacerlo, o sea, crea el panorama para acudir a la huelga dentro de ciertos límites legales. Estos límites determinan que el derecho de unos, no debe anular el derecho de los demás.

Las huelgas y protestas son una forma de demandar la atención de las autoridades y gobiernos para que, en ciertas situaciones, haga justicia frente al abusos o arbitrariedades, generada por motivos diversos. Estas huelgas o protestas pueden originarse por explotación, discriminación, abuso de autoridad o justicia social. Por medio de ellas, el protestante reclama un derecho que considera correcto. Siempre ha existido en la historia de la humanidad las protestas para reclamar derechos. ¿Pero cuantas formas o tipo de huelgas o protesta existen?

Veamos algunas de ellas. Está la huelga de hambre y oración, estilo Mahas Gandhi, el cual luchó contra el imperio británico que colonizaba la India, enfrentándose a todo el poderío ingles con ayuno y meditación.  Mientras progresaba la guerra, Gandhi intensificó su reclamo de independencia, bosquejando un llamamiento para que los británicos abandonasen la India. La rebelión de Gandhi y la más definitiva, la del Partido del Congreso, tuvieron como objetivo el asegurar la salida británica de la India rechazando la violencia, la cual era originada por algunos grupos radicales. El resultado final fue el triunfo de Gandhi, aunque el 30 de enero de 1948, cuando Gandhi se dirigía a una reunión para rezar, fue asesinado en la ciudad de Birla Bhavan (Birla House) en Nueva Delhi, a los 78 años de edad por Nathuram Godse, un radical hinduista que aparentemente estaba relacionado con grupos ultraderechistas de la India, como era el partido hinduista Hahasabha, quienes le acusaban de debilitar al nuevo gobierno con su insistencia en que le fuera pagado a Pakistán el dinero prometido.

En Estados Unidos, Martin Luther King uso el mismo método para reclamar el derecho de los negros a ser tratados sin discriminación en el Estado de Georgia.

Otra de las huelgas y protestas llamativa es la que ejecutan los japoneses. Está consiste en producir más, para colapsar al empresario, pero no perjudicar al país. Cuando se produce más que la demanda, los precios bajan, y el empresario tiene que vender más baratos, perdiendo utilidades.

Otra forma de huelga existente en los sistemas democráticos con madurez, consiste en las huelgas de “brazos caídos” disminuyendo la productividad, lo cual afecta al productor, pero también el país. Por otro lado, tenemos las manifestaciones pacíficas, ejecutadas en lugares estratégicos, sin perjudicar la libre circulación. Estas huelgas de manifestaciones públicas terminan en un punto determinado con discursos al final, y son típicas de los países de europeos.

Por último, tenemos las huelgas al estilo hondureño, que se caracteriza por bloquear las calles, tomarse los puentes e interrumpir la circulación de personas y vehículos, además de apedrear a la policía y pintar las paredes. Estos huelguistas quieren que todos le apoyen a la fuerza, y obligan a los demás a sufrir los estragos de sus reclamos, o sea, extienden la huelga a los que nada tienen que ver con ese reclamó, que, aunque sea justo, usa fórmulas de presión que atentan contra los derechos de los demás.

Ningún derecho individual o colectivo puede imponérsele a los demás, y los reclamos, por más justo que sean, deben seguir las normas establecidas, tanto en la constitución, como en las leyes jurídicas del país. Si yo quiero hacer una huelga de hambre al estilo hondureño, debo obligar a todos a que la hagan conmigo también, ahora bien, si voluntariamente se me quieren unir, bienvenidos sean, pero nunca debemos usar el chantaje, la imposición o coacción. Cuando las huelgas o reclamos afectan a los demás, o destruyen la economía del país, estamos ante un fenómeno de anarquización que afectara a los más vulnerables dentro de la sociedad. Es por ello que debemos buscar canales de solución que nos lleven al fin supremo de la justicia, sin conducir a la nación al caos y destrucción.

mariofumero@hotmail.com

http://www.contralaapostasia.com

URL Corta: http://bit.ly/2Kmgldu

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...