El poder del dinero

738 views

Mario E. Fumero

  CMario Fumerouando San Pablo hablo de que el amor al dinero era raíz de todos los males (1 Tim 6:10), no se podía imaginar hasta donde llegaría su poder, en una época en que todo se mueve por medio de este símbolo $$$ que arrastra al hombre a pasiones y guerras, con el fin de tener poder. El dinero compra, calla, mata, destruye, corrompe y silencia a los que quieran denunciar la injusticia, maldad o el engaño.

 El mundo se mueve por el poder del dinero, tanto tienes, tanto vales. Con él se compra la justicia para que haya injusticia. Se compran conciencias para que silencie el engaño. Y lo que es peor, por dinero se mata a inocentes, y se construyen barreras que impiden a la gente ver, oír y comprender la verdad. Todos sabemos que los poderosos manipulan la información a su favor. Los medios de comunicación difícilmente pueden subsistir si no reciben dinero de los patrocinadores, que a su vez, condicionan la ayuda a que no se denuncie nada que atente contra sus interese. Los políticos ponen anuncios con la condición de que no se les critique cuando actúan mal, silenciando así la libre expresión. Las transnacionales del alcohol y tabaco, así como ciertos poderosos que viven del engaño, influyen, pagando el silencio de los medios, para que no atenten contra sus intereses dañinos a la salud. Todo se venden, por ello existe el soborno, las prebendas, el chantaje y  la corrupción.  Pero lo más terrible, no es que se manipule la información a favor del que tiene dinero, sino que este espíritu de silenciar, destruir y controlar la libre expresión invade también a las iglesias evangélicas.

  Durante años he grabados programas radiales y televisivos, usando emisoras seculares y cristianas. En los medios seculares aparecían los problemas cuando atacaba el tabaco y la cerveza, porque estas empresas amenazaban a la emisora de quitarle los anuncios, si yo seguía hablando los daños que tales productos hacen. Incluso, cuando escribí en el diario La Tribuna un artículo contra una promoción de la cerveza, que era contraria a la realidad de la misma, pues aparecían jóvenes bebiendo cervezas con un rotulo que decía: “Tú tienes el control”[1], la reacción de esa empresa, que también promueve  la Coca Cola, fue  cancelar una ayuda que la Coca Cola nos daba. Algunos me ofrecen ayuda al programa en el cual trabajo, pero a veces ponen condiciones corruptas, y no me presto a ello, por eso estamos muchas veces en crisis para sostenerlo, porque quien tiene el dinero, tiene el poder.

Pero lo más terrible es cuando en los círculos evangélicos también te sientes silenciado por aquellos pastores, que teniendo el poder económico, proclaman mentiras, y comprar los medios para silenciar a los que proclaman una verdad que afecta sus intereses. En la televisión evangélica se me cancelo un programa porque denuncie la explotación de la fe en aquellos que ofrecen “vendas mágicas” (Ez 13:18,20). En algunas emisoras se me censuraron  programas que enfocaban temas contras las ondas falsas que se promovían, tales como la guerra espiritual, la teología de la prosperidad, y la explotación de la fe, con ofertas baratas. Tuve que dejar de producir el programa “Conflictos Humanos”, porque tristemente las megas iglesias y los apóstoles modernos podían comprar estos medios para silenciar la oposición y no dejar que la verdad bíblica prevaleciera, para seguir ello promoviendo sus falsas revelaciones, que conducen a la explotación de la fe y la apostasía.

 Otras emisoras, que tienen un perfil más neutral, y no apoyan estas corrientes, tienen miedo dejar que se denuncie las mentiras desde sus ámbitos, porque los pastores más corruptos, son los que más dinero manejan, y los que más ayuda dan a estas emisoras, para así comprometerlas con su punto de vista.

   Desde que comencé a escribir libros y artículos contra las mentiras de los farsantes modernos, muchas iglesias, que le hacen el juego a estas corrientes, actuaron con desquite, y cancelaron las ayudas que daban el Proyecto Victoria. El quitar la ayuda es la forma de presionarte para que guardes silencio. Recuerdo que durante el gobierno de Mel escribí un artículo contra las ideas del presidente de Venezuela, el Sr. Chávez, el cual dijo que Bolívar fue víctima de una conspiración de la CIA, la cual lo enveneno. Este artículo molesto al entonces presidente Manuel Zelaya, el cual me suspendió la ayuda para el Proyecto Victoria. Desde entonces no tenemos apoyo del gobierno. De igual forma, desde que comencé a atacar las mentiras del diablo, muchos pastores e iglesia me dieron la espalda, incluso, no soy invitado a esas organizaciones pastorales para poder expresar el otro punto de vista contrario al que promueve los de la onda de la red apostólica.

  Sabemos por la Biblia que la iglesia apostata no es una iglesia definida, juega a la diplomacia, presenta un mensaje diluido, con ofertas baratas, y le encanta el poder y la riqueza, como lo describe Apocalipsis 3:16-17 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo”. Sus ministros viven para el “vientre” (Rom 16:18), y usan palabras fingidas y endulzadas para engañar las almas ingenuas (Rom 2:3), ofrecen bendiciones a cambio de dinero, y se lucran descaradamente de los creyentes necesitados y desesperado. Esto lo podemos ver claramente en el éxito de las iglesias que atraen a la gente con espectáculos o milagros que muchas veces son falsos, pero usan bien los medios para hacer proselitismo. En fin, el amor al dinero, dice San Pablo, es la raíz de todos los males, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores”.

URL Corta: http://bit.ly/2PsJkAj

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...