“Checho”: De caricaturista a portador de “salvación”

1356 views

***Alfredo fue el primer caricaturista de Hondudiario, donde laboró por 10 años logrando el premio al mejor en el 2009.

Por: Gabriel Ortiz

 

Tegucigalpa, Honduras

Por mucho tiempo se ha manejado la idea de que las personas nacen con talentos y dones ya establecidos, que llevan a que se desarrollen en la juventud o adultez, y que incluso, en muchas ocasiones se viva de ellos.

Alfredo López Escoto, más conocido como “Checho”, actualmente tiene 59 años, es un claro ejemplo de lo anterior, ya que desde niño, supo cuál era su vocación y que lo llevó a desarrollarse en muchos ámbitos laborales.

Su infancia fue como la de cualquier niño “normal”, con una familia de clase obrera e integrada, bonita, con bastante amor y con ciertas dificultades como cualquier otra, pero con bastantes deseos de superarse.

Así es como en un futuro, Alfredo, conocido por muchos como “Checho” se convierte en caricaturista desde los seis años, cuando comenzó a mostrar los primeros de que le gustaba la caricatura y desde ahí lo reforzó,  siendo a los 11 años, cuando arrancó como el caricaturista oficial del diario “El Día” en aquel tiempo.

Pero no solo eso, también el primer caricaturista de HONDUDIARIO hace 15 años, trabajando en este medio, durante 10 años, labor que dejaría con el tiempo debido a un cambio radical. 

Llegó a la parte más alta al alcanzar la medalla de oro del mejor caricaturista de Honduras ejerciendo precisamente en este medio de comunicación en el año 2009.

Asimismo, también laboró en otros sitios como El Cronista, El Día, El Impacto, La Noticia y eventualmente, en El Heraldo.

Al alejarse de lo “informativa”, López Escoto decidió continuar unos años más en caricatura directamente al público, incursionando en hoteles, restaurantes, en el aeropuerto, haciendo trabajos  para turistas.

“Soy el único y el primero, ojalá que no el ultimo, que desarrolló la caricatura con tijera, la silueta y es por eso que gané la medalla de oro”, expresó Alfredo.

Pero hay algo que comenzó a cambiar su vida allá por el año 1999, que lo llevaría a tomar un decisión radical más adelante, un llamado divino; a servir a Dios como pastor.

Comenzó con esta labor hace 20 años, y según él, es algo que ya estaba predestinado, ya que, “los “llamados ahí están, siempre han estado, lo que pasa que nosotros nos hacemos los indiferentes”, comentó.

“Mi llamado es para servir al Señor en todas las áreas, en la social, predicación, en consejería para jóvenes y básicamente, en el momento que la sociedad lo necesitaba, Dios actúa de esa manera que cuando Él necesita ciertas personas en ciertos lugares, situaciones y tiempo, lo que hace es mover sus piezas y así me llamó en el 99 para involucrarme en estudios de Teología para poder enseñar a otros y sacarlos del error”, expresó Checho en la visita y entrevista especial a hondudiario, que este mes de septiembre cumplió 15 años desde su fundación.

Ahora Checho, pastor y teólogo, es evidente que en la población hondureña, de todos los estratos sociales no existe la educación bíblica correcta, sino, una educación religiosa, y la palabra religión, no es más que un montón de cosas y metodologías alrededor de Dios y los hombres para tratar de cumplir ciertas ortodoxias que al final terminan en “nada”.

Ante esto, añadió que “el cristianismo es una relación puntual, extensa, correcta, integral entre Dios y los hombres y es una situación totalmente diferente que involucra la lectura bíblica, el estudio, la meditación, estudiar la teología y todo lo que esto encierra”.

Fue precisamente, ese “error” que existe en la sociedad, que lo lleva a retirarse de la caricatura, para dedicarse totalmente a su labor como pastor, ya que según sus creencias, si la gente le pusiera más atención a los estudios bíblicos, no habría tantas iglesias, ni tanta confusión.

Asimismo, López tiene la convicción de que, ser pastor es seguir siendo una persona como cualquier otra, y no es un sentimiento, ni un estado de ánimo, sino una responsabilidad, un llamado, es un trabajo.

Aún con las múltiples y reiteradas críticas por parte de la sociedad hondureña hacia los pastores, Alfredo sigue con la dedicación a su ministerio, porque de diez pastores que están en la palestra publica y que quizá hace las cosas “mal”, y que por ello los critican a todos, siempre hay quienes marcan la diferencia.

Alfredo López o Checho, es la cabeza del Ministerio BEREA “Verdad y Conocimiento”, sus reuniones son los domingos de 10:00 de la mañana a 12:00 del mediodía en el Hotel Edén ubicado en la calle principal de la colonia Palmira.

Usted puede visitar su congregación y ser parte del “rebaño” pastoreado por López, quien también, próximamente transmitirá palabras de vida a través de la plataforma de Hondudiario donde tendrá una sección especial.

En ese sentido, mando un último mensaje a la sociedad hondureña, a que procedan al arrepentimiento, “a tomar más en serio las cosas de Dios, porque por eso, por no entregar su vida al Señor hace muchos años, Honduras es uno de los países más conflictivos de América Latina, porque no han doblado sus rodillas al Señor”.

“Si queremos que se levante el perfil del país en trabajo, educación, medicina, vivienda, en seguridad, tenemos que entregar nuestras vidas a Dios, de lo contrario seguiremos de derrota en derrota y ahí no tienen nada que ver los políticos, religiosos, centrales obreras ni educadores, sino cada individuo que tiene que entender que fuera del señor no es nada”, finalizó. hondudiario

URL Corta: http://bit.ly/2D4Cmzj

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...