Hondureños nuevamente se lucen con fervor y civismo hacia la patria

908 views

***Aunque en el estadio hubo un pequeño contratiempo en horas de la tarde, con algunos hechos que pusieron el desorden y desesperación en el recinto, los desfiles pudieron continuar luego. 

Tegucigalpa, Honduras

Bajo un cielo que se vistió con los colores azul y blanco de la bandera nacional, una verdadera fiesta cívica se dio este 15 de septiembre en todo el país con motivo del 197 aniversario de  la independencia de Honduras.

Desde horas tempranas, el Estadio Nacional lució sus mejores galas para acoger en su seno a 76 colegios públicos y privados, de segunda enseñanza capitalinos que con sus cadenciosos y armónicos movimientos hicieron los honores al país que los vio nacer.

En el estrado principal del coloso capitalino se ubicaron el presidente Juan Orlando Hernández y su esposa, Ana García de Hernández, el gabinete de gobierno, representantes del Congreso Nacional, la Corte Suprema de Justicia y del cuerpo diplomático.

Mientras tanto, las miles de personas, entre ellos niños, jóvenes y adultos, poco a poco llenaron las graderías del centro deportivo y tributaron los aplausos respectivos a los colegios que hacían su ingreso a la zona olímpica y mostraban lo mejor de su repertorio.

La organización del magno evento patriótico  estuvo bajo la dirección del Comité Cívico Interinstitucional de las Fiestas Patrias con muy buen suceso.

El programa oficial de las fiestas patria inició a eso  de las  6:00 de la mañana, frente a las instalaciones del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) con la lectura del acta de independencia de Centroamérica, por parte del alcalde Nasry “Tito”  Asfura.

En su mensaje el edil instó a todos los hondureños a mantenerse unidos no sólo en estas fechas, sino en el diario vivir por el bien de la nación.

“Hoy se cumplen 197 años de la independencia patria lo que significa  que los políticos deben dar ejemplo y servir a Honduras”, sugirió.

Sobre todo deben dar ejemplo a las nuevas generaciones para que tomen el ejemplo del buen vivir que se heredó de los antepasados, afirmó.

“Los políticos debemos entender que nos debemos al pueblo, no debemos cambiar las reglas una vez que lleguemos al poder por lo que debemos tener políticas claras”, planteó.

Solidaridad

Por su parte, el presidente Hernández hizo un llamado este 15 de septiembre a la solidaridad y a privilegiar a los que necesitan más para que puedan encontrar la oportunidad de desarrollarse en esta tierra como individuo, familia y como miembros de una sociedad.

“Celebramos el 197 de independencia y lo hacemos con fervor patrio porque estamos viviendo un momento especial en la historia del país”, señaló el gobernante.

Cada hondureño desea una vida digna con justicia social para aquellos que más lo necesitan, para nuestros hermanos en la adversidad, expresó el mandatario.

Luego de esos actos desarrollados frente al  BCIE, todo estaba listo para iniciar el desfile oficial que partió a la altura del negocio Plantas Tropicales del bulevar Suyapa hacia el Estadio.

Las bandas de guerra y marciales, pelotones y palillonas con sus vistosos  atuendos desplegaron los mejor de sí, lo que era reconocido con vítores y gritos de aceptación por parte de los miles de niños jóvenes y adultos que se agolparon a lo largo de la vía.

Los ritmos criollos como la punta dominaron en el repertorio de los muchachos, pero también se dejaban escuchar, como invitadas a la fiesta, otras tonadas como la bachata y merengue.

Y si eso sucedía en la capital, en el interior del país no deseaban quedarse a la zaga y también celebraron a lo grande el 197 cumpleaños de esta patria llamada Honduras.

Muchos incentivos prepararon las autoridades para los mejores colegios en los desfiles, otra razón más para que los muchachos pusieran alma, vida y corazón en las marchas.

Para resguardar el orden, unos 9 mil elementos de las Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA) y 2 mil 500 miembros de la Policía Nacional, entre otros se distribuyeron a lo largo y ancho del país para que todo transcurriera en paz y armonía.

Aunque en el estadio hubo un pequeño contratiempo en horas de la tarde, con algunos hechos que pusieron el desorden y desesperación en el recinto, los desfiles pudieron continuar luego.

En fin, la patria no se puede quejar. Sus hijos le demostraron respeto, amor y civismo cuando más lo necesita. Y mientras llega el bicentenario, ¡Feliz aniversario Honduras! GO/Hondudiario

URL Corta: http://bit.ly/2D3PXqC