La burda diplomacia de este gobierno

558 views

Brenda Sanchinelli Izeppi

Brenda Sanchinelli Izeppi

El presidente Jimmy Morales ha sumido al país en una profunda crisis interna al ignorar una orden explícita de la Corte de Constitucionalidad, pero también de índole externa al enfrentarse a las Naciones Unidas, obviando el hecho de que ellos nunca ordenan ni reciben órdenes de ningún gobierno, como lo establece el artículo 100 de su Carta de Fundación.

No se necesita ser experto en relaciones internacionales para entender el grave error que se ha cometido, basta tener un poco de sentido común para darse cuenta de que nuestro país está al borde de un abismo y podría aislarse del resto de las naciones, debido a la intolerancia y acciones arbitrarias de este gobierno.

“La plaza y todo el país de nuevo se manifestó, unidos y con un mismo propósito: la lucha contra la corrupción e impunidad”.

Cuando la canciller Sandra Jovel explicó la posición oficial del gobierno después de la resolución de la Corte de Constitucionalidad, se encendieron las alarmas del inicio de una profunda crisis institucional porque las acciones emprendidas no son únicamente un desafío a la decisión del máximo tribunal constitucional, sino también para las Naciones Unidas y sus estados miembros.

Fue tan repudiable el fondo de lo que dijo Jovel y la forma como lo hizo, que ex representantes diplomáticos enviaron una carta al secretario general de las Naciones Unidas para expresar su vergüenza por las acciones unilaterales del Gobierno que preside Morales.

En un lenguaje inadmisible, que dista mucho del que debería emplearse en la comunicación diplomática, la canciller se permitió emplazar al secretario general de la ONU para que designe a un sustituto o sustituta que tenga el beneplácito del Gobierno, además, utilizando un tono poco amistoso, desafiante y abusivo.

No cabe duda de que muchos de los funcionarios de este gobierno no conocen sus límites y ella, especialmente, traspasó no solo la raya de la diplomacia, sino de la sensatez. Este será sin duda no solo el fin de su carrera, sino que podría traerle consecuencias legales.

Es necesario que ella analice todo lo que firma y mida los alcances de sus actos, porque a las personas que están detrás de toda esta desestabilización no les importa utilizarla a ella o a cualquier otro funcionario de este gobierno para que dé la cara, pero cuando estén hundidos seguramente no los van a ayudar.

La estructura mafiosa que está manipulando este siniestro plan piensa que poniendo a personas como Jovel al frente puede lograr su objetivo, pero será complicado porque la ONU está firme en que siga Velásquez como titular de la Cicig. Y además, la Corte de Constitucionalidad ya aclaró su ambigüedad y obliga al Gobierno a permitir el regreso de Iván Velásquez.

Lo que no debe perderse de vista es que de no acatar este gobierno la orden de la CC, la organización Human Rights Watch ya ha alertado sobre una posible activación de la Carta Democrática de la OEA: “Si la Asamblea General llegara a constatar que se ha producido la ruptura del orden democrático en un Estado Miembro y que las gestiones diplomáticas han sido infructuosas, podrá tomar la decisión de suspenderlo de forma inmediata en el ejercicio de su derecho de participación en la OEA”.

Ojo, porque Morales intervendrá el 25 de septiembre ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York, y siguiendo su misma lógica de política exterior… ¿Para qué quiere ir allí, si Guatemala es soberano y no necesita de ningún otro país?

Esta crisis solo confirma la necesidad que tiene Guatemala de contar con una comisión internacional contra la impunidad, ya que nuestro sistema está cooptado por grupos paralelos que no dejarán funcionar las instituciones correctamente. Pero ahora quedó revelado y se identificó quiénes son y cómo actúan las mafias de poder en el país. prensalibre

URL Corta: http://bit.ly/2OXp1u2

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...