MINOSA «presiona» al Gobierno, suspende explotación de mina en Copán y deja «sin empleo a unas 3 mil personas»

24166 views

***** Funcionarios de Inhgeomin, defienden la concesión a la empresa minera y hasta la exhumación de cadáveres para extraer el oro en la zona que reclaman las empresas mineras para continuar la explotación.

Tegucigalpa, Honduras.

Con una carta dirigida a los trabajadores, la empresa Minerales de Occidente S.A (MINOSA) y su socia Aura Minerals Inc, informaron del cierre «temporal» de operaciones en la mina de oro, ubicada en la comunidad de Azacualpa, La Unión, departamento de Copán, argumentando que en la zona de trabajo a «cielo abierto» ya no es rentable, que su desean continuar extrayendo el mineral (oro), es donde está ubicado el cementerio que los pobladores se oponen y por tal razón son considerados «usurpadores».

La notificación del cierre fue entregada el pasado viernes, donde el presidente del sindicato de trabajadores Fernando Trigueros, supuestamente alarmado, al margen de los daños ambientales que están dejando por la explotación minera, manifestó que el cierre está provocando pérdidas de inmediato, «al día de hoy, son ya pérdidas fatales, porque se pierden unos 3 mil empleos para los trabajadores».

 Trigueros ante la medida de las mineras de suspender sus labores de explotación mientras no les otorguen el permiso en los cerros donde esta el cementerio, lo calificó como una acción  «negligente» de parte de los funcionarios del gobierno y de las autoridades del Ministerio Público porque «nunca atendieron nuestras quejas y el llamado de resguardar nuestra fuente de empleo».

«Aquí queda a la deriva todo el municipio de La Unión, sobre todo pobladores de las comunidades
Azacualpa, San Andrés, San Miguel, El Cedro, La Ceibita, Las Toreras, La Tejera, La Arena, Palania y Santa Cruz», indicó al referirse a los trabajadores que se quedaron sin empleo «temporalmente».

Estimó que las personas afectadas sumarían unas 8 mil en total, sumando la residencia de los trabajadores que se benefician de los trabajos en la mina, que a pesar de todo los ha mantenido confrontados por la destrucción al medio ambiente y el derecho al trabajo.

La carta de notificación de cierre, firmada por el gerente general y representante de las mineras Monte Reed, manifiesta su agradecimiento a los trabajadores y al pueblo de La Unión, según el texto, «por haberles abierto las puertas y poder ayudado a los habitantes de varias comunidades.

Asimismo, se indica que el cierre es temporal, porque ya no es rentable seguir la explotación en la zona de tajo, ya que «no hay suficiente oro para cubrir los gastos de operación».

Empero, advierten que en la zona donde están «los bancos de oro» es en los cerros donde está ubicado el cementerio y donde los pobladores se oponen con el apoyo de organizaciones no gubernamentales, anti desarrollo y por intereses personales.

Dicen en la comunicación, que han ofrecido a los pobladores mover los cadáveres del cementerio a otro lado, para permitirles sacar el oro y mantener la fuente de trabajo.

Agregan entre lineas del documento, que si se les permite seguir la explotación de oro, en los cerros donde se encuentra el cementerio y que según han sido usurpados, reanudarán los contratos de trabajo a los empleados que a partir del viernes quedaron «suspendidos», porque en la nota no precisan el pago o cancelación definitiva de los trabajadores o el pago de sus derechos laborales.

Esta empresa, ha pagado entre  250 mil y 400 mil lempiras a familias para que les permitan exhumar los cadáveres de sus parientes en las zonas que ellos aspiran seguir explotando, pero existen disposiciones judiciales que no les permiten seguir haciéndolo específicamente en esa zona.

En tal sentido, se entiende que como medida de presión están suspendiendo operaciones «temporales» mientras el Gobierno a través de INHGEOMIN les ayuden a suspender las restricciones.

En días pasados, una mujer no identificada de la comunidad de Azacualpa, en La Unión, departamento de Copán, en la zona de explotación concesionada por el gobierno se “enfrentó” a un pesado tractor o bulldozer que intentaba ingresar al cerro de El Cementerio, para continuar con las actividades de explotación de la mina de oro a cielo abierto.

Extraoficialmente se supo que la disposición es una medida de presión para el gobierno, que esta siendo criticado por la falta de empleos y con este cierre, los tres mil empleados que fueron suspendidos, se encargaran de presionar a las autoridades de la Corte Suprema de Justicia y al Ministerio Público a que resuelvan a su favor y les permitan exhumar los cadáveres del cementerio y continuar la explotación rehabilitando el empleo. JA/Hondudiario

URL Corta: http://bit.ly/2PdhESD