Pobladores de campamento Guapinol aseguran que viven bajo un “terrorismo de Estado”

1257 views

*** De estas acciones la Plataforma Agraria Regional del Aguán responsabiliza  a la Corporación Municipal Tocoa que dirige Adán Fúnez, porque se ha negado a realizar un cabildo abierto que ha sido solicitado por la población, al jefe Departamental de la Policía Héctor Turcios quien ha estado a cargo de las operaciones de represión.

Tegucigalpa, Honduras.

Unos  1000 efectivos de la policía y miembros del ejército desalojaron el pasado sábado  de manera violenta a la población que se mantenía en defesa del agua ante la  amenaza de la Empresa Minera Inversiones Pinares, luego de permanecer por 88 días en el  Campamento de la resistencia en Guapinol, ubicado en la comunidad de la Ceibita en Tocoa, Colón.

Minutos antes de ejecutar el desalojo unos mil miembros de la policía y el ejército  se prepararon con fusiles, escudos, toletes, resorteras, bombas lacrimógenas y tecnología para enfrentar un pueblo indefenso y vulnerable que lucha por la defensa al agua y  los bienes naturales. Este acto solo refleja el afán de este Gobierno para imponer los proyectos extractivitas a través de una  estructura que provoca terror y miedo en la población, lo que constituye una clara violación a los derechos humanos.

El pasado domingo a las 11:00 de la mañana de forma pacífica los pobladores de las comunidades intentaron retornar al campamento, pero fueron sorprendidos por hombres civiles fuertemente armados financiados por la Minera Inversiones Pinares que iniciaron una persecución en contra de líderes sociales, en presencia del miembro del ejército y la policía dejando como resultados varias personas heridas entre ellas  Alex Bonilla quien murió en el hospital San Isidro cuando intervenido quirúrgicamente.

El grupo de 20 civiles  armados han contribuido a realizar el terror y miedo realizando actos vandálicos como la quema de la vivienda de la señora Irma Serrano quien  se ha pronunciado en contra de la minera Inversiones Pinares en la comunidad de la Ceibita, asimismo la quema de un bus de transporte Mirna, estos actos han sido realizados a la vista de las autoridades con el fin de criminalizar y responsabilizar a los pobladores de las comunidades que mantienen una lucha pacífica por las defensa del agua y contra los proyectos extractivitas.

Con la reapertura de este proyecto minero Inversiones Pinares que está bajo la conducción de  Lenir Pérez y Ana Facusse (hija de Miguel Facusse),  el Parque Carlos Escaleras, conocido previamente como Parque Nacional Montaña de Botaderos, donde nacen los ríos, Mame, Monga, Cuaca, San Pedro, Guapinol, Tocoa, Taujica, Bonito, Rio Chiquito; fuentes hídricas que alimentan a 14 comunidades del sector de la ciudad de Tocoa y de Abisinia serán destruidas dejando sin el vital líquido a miles de familias.

Las acusaciones por parte del ministro de la Presidencia Eball Díaz de señalar públicamente que “fuerzas ideológicas financiadas desde el extranjero serían responsables de boicotear la inversión en Honduras”, en referencia al campamento de resistencia en Guapinol; así como la creación de una fuerza de tarea destinada a” solucionar conflictos en el sector minero”, son amenazas dirigidas contra el campamento de resistencia en Guapinol y a los protectores de los bienes comunes en general.

De estas acciones la Plataforma Agraria Regional del Aguán responsabiliza  a la Corporación Municipal Tocoa que dirige Adán Fúnez, porque se ha negado a realizar un cabildo abierto que ha sido solicitado por la población, al jefe Departamental de la Policía Héctor Turcios quien ha estado a cargo de las operaciones de represión ya que es de su conocimiento la forma en que operan estos grupos armados, asimismo a Secretaría de Energía, Recursos Naturales, Ambiente y Minas (MiAmbiente+) y el Ministerio Público (MP) quien ha criminalizado a 18 líderes sociales a través de un juez de jurisdicción nacional. TT/Hondudiario.

URL Corta: http://bit.ly/2Ps3NYQ