Trabajando juntos por un mundo más seguro

417 views

 

En apoyo a la participación de Taiwán como Observador en la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL)

 

Tai Tsan-Po

Comisionado del Buró de Investigación Criminal

Agencia Nacional de Policía

Ministerio del Interior

 

Ante el crecimiento desenfrenado de la criminalidad transnacional en la era de la globalización, los miembros de las fuerzas de seguridad de todo el mundo necesitan estar unidos y en contacto. Además, para llevar a cabo el propósito inicial de la INTERPOL, garantizar y promover la ayuda y cooperación más amplia posible entre todos los organismos policiales, Taiwán no debe ser excluido. Esperamos poder combatir el crimen junto con todas las autoridades policiales, llenar la laguna del orden global y cooperar para avanzar hacia un mundo más seguro.

La gestión de la seguridad en Taiwán es conocida por todos: Taiwán no puede ser excluida del combate contra el crimen transnacional.

La República de China (Taiwán) es la 22ª mayor economía y el 17º mayor país exportador del mundo. El país está situado en un punto privilegiado que enlaza el noroeste y el sudeste asiático, y según un informe publicado en la página web de Forbes, en 2016 fue clasificado como mejor lugar para vivir para los expatriados. De acuerdo con el Índice de Paz Global 2018, publicado por el Instituto para la Economía y la Paz, con sede en Australia, el grado de seguridad de Taiwán se sitúa en el 34º lugar de entre 163 países. Sin embargo, ante la creciente amenaza del ciberdelito y del terrorismo, para mantener el orden público se necesita la cooperación internacional de las autoridades policiales a fin de combatir el crimen transnacional y el terrorismo.

La falta de participación crea lagunas en la transmisión internacional de información, haciendo que los criminales puedan aprovecharse

Debido a factores políticos Taiwán perdió hace 34 años su membresía en la INTERPOL, por lo que no está integrado en el sistema mundial de comunicación policial I-24/7, ni tiene acceso a la base de datos sobre documentos de viaje robados y perdidos (SLTD), que permiten a los miembros compartir información criminal relevante de forma simultánea. Esto afecta gravemente a la capacidad de Taiwán al realizar controles de seguridad fronteriza, combatir la delincuencia transnacional como el terrorismo y la trata de personas. Taiwán ha sido excluido durante mucho tiempo de la INTERPOL, por lo que no goza de un intercambio simultáneo e igualitario de información relevante con otros países, tampoco puede asistir a las reuniones, actividades y capacitaciones pertinentes, pudiéndose convertir en una gran vulnerabilidad de las redes globales de seguridad y antiterrorismo.

La seguridad global no permite la injerencia política

En 2016 Taiwán solicitó por primera vez participar en calidad de Miembro Observador en la 85ª Asamblea General de la INTERPOL. En 2017 se solicitó que la Interpol enviara un equipo de apoyo para grandes acontecimientos (IMEST) a Taiwán a fin de garantizar la seguridad de la Universiada Taipei 2017. Ambas solicitudes fueron rechazadas por la INTERPOL citando su decisión de 1984 de incorporar a China, además de proponer que se dirigiera la solicitud a las autoridades de Beijing. Las resoluciones y disposiciones posteriores de la INTERPOL no deberían prevalecer sobre las normas de su Estatuto relativas a promover la cooperación policial y prohibir la intervención política.

Taiwán está dispuesto a intercambiar y a compartir experiencia con la INTERPOL sobre el combate del crimen transfronterizo

A lo largo de los años Taiwán no ha escatimado esfuerzos en el combate contra el crimen transnacional y con la cooperación de las fuerzas de seguridad de otros países ha resuelto con éxito muchos casos de crímenes transnacionales incluyendo en 2018 una campaña a gran escala contra los delitos económicos internacionales junto con la policía de Tailandia, gracias a la cual se recuperaron 120 millones de Bats. Asimismo, este mismo año, con la cooperación de las fuerzas policiales de Filipinas, se incautó con éxito a un parlamentario filipino que huyó a Taiwán por tráfico de drogas.

En octubre de 2017 un sistema financiero de Taiwán fue pirateado y, con la ayuda de la información recibida de un país miembro de la INTERPOL, se lograron recuperar más de 60 millones de dólares estadounidenses. Estos fructíferos resultados han sido reconocidos y valorados internacionalmente. Sosteniendo los valores e ideales comunes de lucha contra el crimen, estamos deseando trabajar juntos por crear un mundo más seguro. La participación de Taiwán en la INTERPOL permitirá que se construya una red de seguridad global sin fisuras.

Taiwán, un buen vecino para un mundo más seguro

La misión y la responsabilidad común de los cuerpos policiales de todo el mundo es combatir el crimen. Considerando que ningún país es capaz de afrontar solo las tres áreas prioritarias del Marco Estratégico 2017-2020 de la INTERPOL, que son el combate del terrorismo, del ciberdelito y del crimen organizado y emergente, Taiwán, como parte de las fuerzas policiales globales, no es excepción. Además de poseer la obligación y la responsabilidad, Taiwán tiene la voluntad y capacidad de luchar hombro con hombro con las fuerzas policiales de todo el mundo.

La necesidad de mantener la seguridad global y la justicia social debe estar por encima de barreras como el territorio, la raza o la política. Por ello solicitamos su apoyo para que Taiwán pueda participar como Miembro Observador en la Asamblea General de la INTERPOL y asistir a las reuniones, mecanismos, y actividades formativas de dicha organización. Asimismo, solicitamos que en todos los eventos internacionales, alcen la voz por Taiwán, respaldando su participación pragmática y significativa en la INTERPOL.

URL Corta: http://bit.ly/2PErNrQ

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...