Parque Arqueológico Cuevas de Talgua, una belleza cerca de la capital

453 views

***Las Cuevas de Talgua también conocidas como “La Cueva de las Calaveras Brillantes”, llamada así por la forma en que la luz se refleja de los depósitos de caliza.

Tegucigalpa, Honduras.

El Parque Arqueológico Cuevas de Talgua está ubicado en el municipio de Catacamas, departamento de Olancho, Honduras.

Las cuevas son un atractivo para los turistas que buscan una experiencia arqueológica al poder presenciar restos óseos hallados en las cuevas, visitado por turistas extranjeros y nacionales el Parque Arqueológico Cuevas de Talgua es un ente de los principios más amplios del periodo Pre-clásico medio abarcando los siglos que van de 1200-400 a. C.

Tratandose de una época de profundos cambios tecnológicos, las Cuevas de Talgua obsequian valiosas pistas que remontan la existencia de habitantes que pudieron haber formado un vínculo entre la Mesoamérica precolombina y las partes más al sur de y el este de América Central.

Este lugar conocido también como “La Cueva de las Calaveras Brillantes”, llamada así por la forma en que la luz se refleja de los depósitos de un mineral formado por carbonato cálcico, a veces usado como sinónimo de “caliza” que se han descubierto en los restos óseos, ruinas y objetos colocados en su tiempo en ese lugar.

Consideradas como monumento cultural, tiene una extensión de 244.53 ha y regala una aventura única recorriendo senderos que acompañan al rio más importante de la zona, Los estudios científicos consideran que las Cuevas de Talgua fueron moldeadas hace aproximadamente un millón de años por las corrientes subterráneas del Río Pinabetal que al abandonar las profundidades de la colina se funde con el rio Talgua.

Estas formaciones geológicas forman parte de la Sierra montañosa de Agalta, las rocas que conforman el terreno son calizas, mármoles, esquistos, arcillas y presentándose también montañas escarpadas, colinas, alomadas y precipicios, formando conjuntamente un atractivo de belleza paisajista fascinante.

Al ser descubiertas inconscientemente originó así una cadena de adquisiciones e incógnitas que hasta el día de hoy siguen sin encontrar respuestas. En el interior de la cripta la imaginación del turista es la base por la cual podrá disfrutar una de las evidencias más antiguas de la existencia de los indígenas en el territorio hondureño.

El fenómeno que se produce en las osamentas encontradas que han sido preservadas por una capa de calcio resplandeciente, depositada por casi un milenio por el agua que aún se filtra por las paredes de piedra caliza de la cueva se da por los cristales de calcita brillan en la luz. Las impactantes formaciones llamadas estalactita y estalagmita formadas por la pérdida de agua ácida que disuelve la roca caliza.

Entre los hallazgos estudiados se produjeron conocimientos como la estatura promedio de los indígenas que habitaron en el sitio o cultura pre existente.

Uno de los científicos atraídos a nivel internacional por el estudio y descubrimiento de las Cuevas de Talgua, fue Jim Brady quien encontró unas elaboraciones de increíble valor histórico las cuales eran vasijas de mármol que produjeron una interrogante sobre la cual no se ha encontrado una respuesta, y es ¿Cómo las personas que habitaron ese lugar hace 1500 años antes que los Mayas, fueron capaces de elaborar las obras de exuberante arte tomando como materia un bloque de piedra producido a partir de rudimentarias herramientas?.EV/Hondudiario.

URL Corta: http://bit.ly/2DDCJQ5

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...